Digestión y colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal. Estas enfermedades se caracterizan por la inflamación en el colon y en el interior del intestino delgado. Además de la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa es el tipo más frecuente de enfermedad inflamatoria intestinal.

Digestión y colitis ulcerosa

Digestión y colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa se caracteriza por la formación de úlceras o llagas abiertas, en la superficie del colon. Esta es una condición muy problemática de un inicio gradual. Comparte algunas similitudes con la enfermedad de Crohn y con la enfermedad del intestino irritable, pero es generalmente más grave, por los períodos de síntomas exacerbados y los períodos sin síntomas.

Signos y síntomas de la colitis ulcerosa

Los signos y síntomas de la colitis ulcerosa dependen de la gravedad de la enfermedad. En la mayoría de los casos, los pacientes sufren de diarrea, que a menudo se mezcla con sangre y moco. Este síntoma tiende a ir y venir, y por lo general persiste durante un par de semanas. En muchos casos, los pacientes perderán algo de peso o incluso sentirán dolor abdominal o cólicos con movimientos intestinales. En casos raros, esta condición puede incluir síntomas en otros sitios del cuerpo, tales como rodillas dolorosas, artríticas, por ejemplo.

ME GUSTA LO QUE VEO

Colitis ulcerativa y digestión

En la colitis ulcerosa, sólo el revestimiento del recto y el colon se ven afectados por úlceras. Esta es la parte del sistema digestivo donde se extraen el agua y las sales de alimentos sólidos y donde se almacena el material de desecho. Esta es la última parte del sistema digestivo que continúa hasta el ano. Por lo tanto, los pacientes afectados con colitis ulcerosa tendrán una digestión normal, pero su condición implica sangrado rectal y diarrea, ya que la inflamación se limita al recto.

Si una enfermedad es leve, los pacientes tendrán menos de cuatro heces al día y pueden no presentar signos sistémicos o de toxicidad en la sangre. Sólo puede haber algún dolor abdominal leve o cólicos.

En pacientes moderadamente afectados, habrá apenas signos mínimos de toxicidad, y generalmente tendrán más de cuatro heces por día. Sin embargo, este grupo de pacientes pueden ser anémicos y pueden quejarse de dolor abdominal y fiebre de bajo grado.

La enfermedad grave se asocia con más de seis heces sanguinolentas al día. La etapa más grave es una enfermedad fulminante que se caracteriza por más de diez movimientos intestinales diarios, sensibilidad abdominal y distensión. Si no se trata, esta etapa de la enfermedad puede incluso ser fatal.

Deja un comentario