Toxicidad de la ivermectina canina

By | 22 octubre, 2018

La ivermectina es un medicamento muy utilizado en medicina veterinaria. Esta droga antiparasitaria se usa en varias especies para controlar parásitos internos y externos.

Toxicidad de la ivermectina canina

Toxicidad de la ivermectina canina

En los perros, se incorpora en productos para prevenir la enfermedad del gusano del corazón y se usa de forma no autorizada para tratar la sarna sarcóptica y demodéctica. Está disponible en forma tópica, inyectable y oral.

Como cualquier medicamento, una sobredosis de ivermectina puede causar efectos secundarios graves. Los síntomas de sobredosis incluyen letargo y debilidad, temblores y pupilas dilatadas. No existe un antídoto específico, por lo que el tratamiento de un perro afectado incluye líquidos intravenosos y el manejo de los síntomas hasta que se recuperan.

Cualquier perro puede verse afectado por la toxicidad de ivermectina si se les administra demasiado medicamento. Sin embargo, algunos perros tienen una mutación genética que los pone en mayor riesgo. El gen es conocido como el gen resistente a múltiples fármacos (MDR1) y se encuentra en varias razas, incluidas las razas de pastoreo como el Pastor australiano y los Collies y el Whippet de pelo largo. Los perros de raza mixta también pueden verse afectados. Según la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad del Estado de Washington, el 50% de los pastores australianos tienen un gen MDR1 defectuoso.

Leer ahora>  Resistencia a los antibióticos en mascotas

Este gen está involucrado en la producción de una proteína que juega un papel importante en el control del metabolismo de ciertos medicamentos. Los perros con la mutación MDR1 tienen una capacidad reducida para controlar la absorción y distribución de los medicamentos en todo el cuerpo (especialmente en el cerebro), y también son menos capaces de excretarlos. Esto los pone en riesgo de toxicidad a dosis mucho más bajas que los perros normales.

No existe ningún riesgo asociado con la administración de productos para la prevención del gusano del corazón a un perro con el gen defectuoso. Todos los productos disponibles se han probado y se han encontrado seguros. Los problemas ocurren si se les administra ivermectina para tratar la sarna. También hay una serie de otros medicamentos que pueden afectar a estos perros sensibles, incluidos los medicamentos para aliviar el dolor, antibióticos, tranquilizantes y medicamentos de quimioterapia.

Los criadores de perros realizan pruebas de ADN a sus perros para ver si llevan el gen MDR1 defectuoso antes de aparearse. Es un modo de herencia bastante sencillo. Un perro recibe una copia del gen relevante de su padre y otra de su madre. Si tienen dos genes normales, no son sensibles a la ivermectina ni a los otros medicamentos. Sin embargo, si tienen dos genes defectuosos, o incluso un gen normal y uno defectuoso, están en riesgo de toxicidad. Tiene sentido criar solo perros que no tienen el gen defectuoso, pero esto plantea sus propios problemas. En algunas razas, simplemente no hay suficientes perros con dos genes normales para criar. Los perros portadores con un gen defectuoso y uno normal pueden necesitar ser incluidos en un programa de cría solo para prevenir la endogamia. Un criador responsable estará al tanto del estado genético de sus perros, y al elegir cuidadosamente a los padres de los perros, pueden reducir la frecuencia del gen defectuoso en las generaciones futuras.

Leer ahora>  Los gatos y los piretroides no se mezclan

Esta prueba de ADN también está disponible para padres de mascotas de perros. Es simple y barato. Se envía una muestra de sangre o un hisopo bucal del perro al Laboratorio de Patología Clínica Veterinaria. Los resultados están disponibles dentro de una semana o dos. Si comparte su vida con un perro de pastoreo u otra raza en riesgo, piense en analizarlos para el gen MDR1. Los resultados le ayudarán a protegerlos de las toxicidades evitables de los medicamentos.

Comments are closed.