Cáncer de cuello uterino: Tratamiento, Síntomas y causas

El Cáncer de cuello conocido también como cáncer cervical uterino durante muchos años, es la causa principal de muerte por cáncer entre las mujeres. Sin embargo, en los últimos 40 años la incidencia de cáncer de cuello uterino y las muertes resultantes han disminuido.

Cáncer de cuello uterino o cáncer cervical

Cáncer de cuello uterino: Tratamiento, Síntomas y causas

El descenso se puede atribuir directamente a las mujeres que reciben la prueba de Papanicolaou regulares, que pueden detectar la displasia (células anormales) antes de la condición se convierta en cáncer.
Según los datos estadísticos publicados, más de 42.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino y 5.000 mujeres morirán de la enfermedad anualmente.

¿Cuál es el cuello uterino?

El cuello uterino se encuentra en la parte inferior del útero, ya veces se llama cuello uterino. El cuello uterino es responsable de conectar el cuerpo del útero a la cavidad vaginal. Durante la menstruación el cuello del útero se abre y permite el desprendimiento del tejido endometrial.

La función principal del cuello del útero con fines de reproducción, durante el parto el cuello uterino se dilatará hasta un tamaño de 10 pulgadas y permitir que el bebé pase por el canal de parto y nacer.

¿Qué es el cáncer cervical?

El cáncer cervical es un crecimiento maligno de células en el cuello uterino o cervical. En una etapa de pre-cáncer de la enfermedad se conoce como “la displasia cervical.” La condición se clasifica en leve, moderada o grave. A pesar de que la displasia por sí mismo no da lugar a problemas de salud, se considera como una condición pre-cancerosa que puede cambiar rápidamente con el cáncer de cuello uterino in situ o invasivo (crecer más allá de la capa de células en las que se inició) el cáncer de cuello uterino.

¿Qué causa el cáncer cervical?

Los cánceres cervicales comienzan con un cambio anormal en los tejidos del cuello uterino. El desarrollo de los cambios anormales del cuello uterino se ha relacionado con ciertos factores de riesgo, incluyendo el virus del papiloma humano (VPH), la participación en la actividad sexual a una edad temprana, múltiples parejas sexuales, un sistema inmunológico comprometido, los anticonceptivos orales y fumar cigarrillos.
El VPH es un grupo de más de 100 virus diferentes, este tipo de virus no son realmente cáncer, pero causan crecimientos llamados papilomas. El virus se transmite de persona a persona durante las relaciones sexuales incluyendo; vaginal, anal y sexo oral.
Ciertas cepas del virus del papiloma humano, en particular, las cepas que causan verrugas genitales y la piel y otras condiciones anormales de la piel, han sido directamente vinculados a los cambios cervicales que podrían conducir al desarrollo de cáncer de cuello uterino.

Signos y síntomas del Cáncer de cuello uterino

Las formas tempranas de cáncer de cuello uterino por lo general no producen síntomas o señales de advertencia. Sin embargo, a medida que progresa el cáncer, puede ocurrir lo siguiente:

  • Sangrado vaginal en particular después de las relaciones sexuales, entre los ciclos menstruales o después de la menopausia.
  • El agua,-sangrienta teñida flujo vaginal que puede ser pesado y posiblemente tener un olor desagradable.
  • Dolor en la región pélvica o dolor durante las relaciones sexuales.

¿Cómo se diagnostica el cáncer cervical?

Las pruebas de Papanicolaou y exámenes médicos son todos parte de la atención médica de rutina a una mujer sufre en una examinación ginecológica anual, si el cáncer de cuello uterino precoz capturado tiene una mejor oportunidad de ser tratado con éxito. Durante una prueba de Papanicolaou, el médico tomará las células se sacudió el cuello del útero y enviar la muestra a un laboratorio para su análisis. Una prueba de Papanicolaou puede detectar fácilmente las células anormales localizadas en el cuello del útero, si se encuentran células anormales y dejan sin tratamiento, el cáncer cervical se puede desarrollar.

El médico también puede utilizar una prueba de ADN del VPH para determinar si es o no una mujer se infecta con cualquiera de los 13 tipos de VPH que están relacionados con el cáncer de cuello uterino. La prueba se realiza de la misma manera como el Papanicolau, las células se recogen del cérvix y enviados para ser evaluados en un laboratorio. La prueba difiere de la de Papanicolaou, ya que puede detectar cepas de VPH de alto riesgo en el ADN celular, antes de los cambios cervicales están viendo.

Si una mujer ha experimentado cualquiera de los signos y síntomas asociados con el cáncer cervical, el médico puede querer llevar a cabo más pruebas para hacer un diagnóstico afirmativo. Estas pruebas incluyen:

  • examen de cuello uterino: un examen llamado colposcopia se realiza utilizando un microscopio especial llamado colposcopio, que se utiliza para examinar el cuello uterino. Si el médico encuentra una zona inusual, una pequeña muestra de las células y el tejido puede tomarse de una biopsia.
  • La muestra de células del cuello uterino: durante una biopsia, un médico puede extraer una muestra de las células anormales con herramientas especiales. Un tipo de biopsia se llama una biopsia en sacabocados, el médico utilizará un instrumento circular afilado para retirar una pequeña porción en forma de círculo del cuello uterino. Otros biopsias se pueden hacer dependiendo de la ubicación y el tamaño de la zona sospechosa.
  • La eliminación de una parte en forma de cono del cuello uterino: una biopsia de cono (conización) consiste en tomar una muestra en forma de cono del cuello del útero, lo que permite a un médico para obtener niveles más profundos de células cervicales para las pruebas en un laboratorio. Un bisturí, bucle de alambre eléctrico o de láser se pueden usar para cortar el tejido para el muestreo.

Si las muestras de determinar una mujer tiene cáncer de cuello de útero, necesitará más pruebas por hacer para determinar si el cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo, el proceso se denomina estadificación. El estadio del cáncer cervical será el factor clave en la forma en que la enfermedad se trata y cuál será el posible resultado.

¿Qué se puede hacer para prevenir el cáncer de cuello uterino?

Debido a las formas más comunes de cáncer de cuello de útero se desarrollan de cambios cervicales precancerosas, hay maneras de prevenir la enfermedad. La mejor manera de evitar la enfermedad es prevenir las lesiones precancerosas, la siguiente mejor método de prevención es localizar y tratar la enfermedad antes de que progrese. A continuación se muestra una lista de las cosas que una mujer puede hacer para reducir drásticamente las posibilidades de desarrollar cáncer de cuello uterino:

  • Evite la exposición HPV: la mayoría de las formas de pre-cáncer se pueden prevenir evitando la exposición al VPH. Ciertos patrones de comportamiento sexual aumentan los factores de riesgo, tales como; tener relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas, tener relaciones sexuales a una edad temprana, la relación sexual con un hombre no circuncidado y tener relaciones sexuales con alguien que ha tenido muchas parejas.
  • No tenga relaciones sexuales a una edad temprana: esperar hasta que una mujer tenga más edad ayudará a evitar la exposición al VPH. Limite el número de parejas sexuales y nunca tener relaciones sexuales sin protección. El VPH puede permaneció latente durante muchos años y no producen síntomas., Es posible que alguien puede tener el virus y transmitirlo sin siquiera darse cuenta.
  • El uso de condones: los condones proporcionan un mínimo de protección contra el VPH. Un estudio de investigación realizado encontró que cuando las mujeres usan preservativos durante las relaciones sexuales, el riesgo de VPH se puede bajar en un 70% .. Sin embargo, el condón no protege al 100% debido a una infección por HPV puede estar presente en otras partes del cuerpo .
  • No fume: No fumar es otro factor muy importante que puede reducir en gran medida el riesgo de displasia cervical y cáncer cervical.
  • Vacúnese: Las vacunas se han desarrollado para proteger contra las cepas de virus de HPV más responsables de causar cáncer de cuello uterino. La vacuna se administra en una serie de 3 inyecciones durante un período de tiempo de 6 meses. Para ser eficaz, la vacuna debe administrarse antes de una mujer de tener relaciones sexuales.

¿Cómo se trata el cáncer de cuello uterino?

Hay diferentes tipos de tratamientos disponibles para el cáncer de cuello de útero femenino. Algunos tipos de tratamientos son tradicionales y otras formas se están probando en ensayos clínicos. Un ensayo clínico se hace para ayudar a mejorar las opciones de tratamiento actuales y para obtener información sobre nuevos tratamientos. Para el cáncer de cuello de útero, hay tres opciones de tratamiento estándar disponible:

  • Cirugía: un procedimiento que consiste en la extracción del cáncer durante una operación quirúrgica, existen diferentes tipos de procedimientos quirúrgicos que se pueden hacer para el tratamiento del cáncer: ofCervical conización (extracción de biopsia en forma de cono para la biopsia), histerectomía total (extirpación del útero y el cuello uterino a través de una incisión abdominal), salpingo-ooforectomía bilateral (extirpación de ambos ovarios y ambas trompas de Falopio), histerectomía radical (extirpación quirúrgica del útero, cuello del útero, los ovarios, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos cercanos), la exenteración pélvica (extirpación quirúrgica de colon inferior, el recto, la vejiga, el cuello uterino, la vagina, los ovarios y los ganglios linfáticos cercanos), la criocirugía (células anormales se congelan y destruyen), la cirugía con láser (procedimiento quirúrgico utilizando un rayo láser para eliminar el tejido), procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa (uso de un corriente eléctrica que pasa a través de un bucle fina para eliminar las células anormales o tejido canceroso).
  • Radioterapia: la forma de tratamiento del cáncer que utiliza rayos de alta energía y otras formas de radiación para matar las células cancerosas o para evitar que las células crezcan. Dos formas de radiación incluyen, radiación externa (realizada en el exterior del cuerpo) y la radiación interna (utilizado dentro del cuerpo). La forma de radiación seleccionada para el tratamiento dependerá del tipo y el estadio del cáncer que está siendo tratado.
  • Quimioterapia: el uso de tratamiento de cáncer de fármacos administrados a través de una inyección o por vía oral. La quimioterapia o bien mata a las células cancerosas o impide que las células se dividan, la forma de quimioterapia elegida dependerá de la etapa y el tipo de cáncer que padece.

Las nuevas formas de tratamiento para el cáncer de cuello de útero se están explorando durante los ensayos clínicos. Para algunas mujeres, participar en un estudio de cáncer cervical podría ser la mejor opción de tratamiento disponible. Para los pacientes que participan en un ensayo clínico, el tratamiento estándar podría ser administrado o la persona podría estar entre los primeros en recibir un nuevo tipo de tratamiento.

El pronóstico del cáncer de cuello uterino

Por más de 30 años, las tasas de mortalidad por cáncer cervical han disminuido constantemente. Un pronóstico pacientes para el cáncer cervical dependerá de la edad del paciente, la salud general, el estadio del cáncer, el tipo de cáncer de cuello uterino y el tamaño del tumor (s).

Dependiendo de qué tan temprano se detecte el cáncer y el tipo de tratamiento se recibe, las tasas de supervivencia a largo plazo son 92% para el cáncer de cuello de útero localizada, 56% para el cáncer regional y el 17% para el cáncer metastatizado, después de un período de 5 años. Sin embargo, con el diagnóstico precoz, la educación del paciente y el tratamiento adecuado, el cáncer cervical es una enfermedad que puede ser tratada con éxito.

Deja un comentario