Cardiomiopatía

La cardiomiopatía es una enfermedad del músculo del corazón. Es una enfermedad muy grave en la que el músculo cardíaco se inflama y no funciona tan bien como debería.

Cardiomiopatía

Cardiomiopatía

La miocardiopatía puede clasificarse como primaria o secundaria. la cardiomiopatía primaria no se puede atribuir a una causa específica, mientras que la miocardiopatía secundaria puede estar relacionada de manera alguna a otra enfermedad, como la presión arterial alta, enfermedad de las válvulas del corazón, enfermedades de las arterias o defectos congénitos del corazón. A menudo se asocia con las enfermedades que involucran a otros órganos.

La incidencia de la condición

La incidencia de cardiomiopatía es de millones de casos por año en todo el mundo. Varios estudios han encontrado que 5 años después de la presentación inicial de la enfermedad, el 42% de las mujeres y el 62% de los hombres habían muerto. Se encontró supervivencia a largo plazo a ser inversamente proporcional a la gravedad de la enfermedad en el diagnóstico inicial.

Signos y síntomas

Aunque algunas personas que desarrollan cardiomiopatía pueden no presentar signos y síntomas en las primeras etapas de la enfermedad, los signos y síntomas aparecen generalmente.

Algunos de los signos más comunes son:

  • Disnea con el esfuerzo o incluso en reposo
  • Hinchazón de las extremidades inferiores
  • La distensión del abdomen con fluido
  • Fatiga
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Mareos, mareos y desmayos
  • Hinchazón de las piernas, los tobillos, u otra parte del cuerpo
  • Hinchazón abdominal o la ampliación
  • Baja cantidad de orina durante el día
  • Una necesidad de orinar durante la noche
  • Los cambios en el estado mental
  • El estado de alerta disminuido

No importa qué tipo de miocardiopatía estamos hablando, es importante hacer hincapié en que los signos y síntomas tienden a progresar con el tiempo a menos que la condición es tratada.

Posibles causas y tipos de cardiomiopatía

Las causas de las formas comunes de miocardiopatía se encuentran:

Miocardiopatía dilatada

Esta es sin duda la forma más común de miocardiopatía, en la que el ventrículo izquierdo, principal cámara de bombeo del corazón, aumenta de tamaño y su capacidad de bombeo se vuelve menos fuerte.
Aunque este tipo de miocardiopatía puede afectar a personas de todas las edades, se presenta con mayor frecuencia en personas de mediana edad y con una mayor incidencia en hombres que en mujeres.

Miocardiopatía hipertrófica

Este tipo implica el crecimiento anormal de músculo del corazón, que afecta principalmente el músculo del ventrículo izquierdo. Debido a la espesamiento, el corazón tiende a endurecerse y el tamaño de la cámara de bombeo puede reducirse, lo que interfiere con la capacidad del corazón para suministrar sangre al cuerpo. Este trastorno puede desarrollarse a cualquier edad, pero tiende a ser más grave entre las personas que fueron diagnosticadas con él durante la infancia.

La miocardiopatía restrictiva

Durante esta condición, el músculo cardíaco se vuelve muy rígido y menos elástico, lo que interfiere con su habilidad para expandirse y llenar los ventrículos con sangre entre los latidos del corazón o contracciones. Puede ocurrir por una razón desconocida o puede ser consecuencia de enfermedades en otras partes del cuerpo que afectan al corazón.

La miocardiopatía alcohólica

Este es un tipo de miocardiopatía dilatada que por lo general comienza alrededor de 10 años después del inicio del consumo excesivo de alcohol. Puede ocurrir tanto con signos típicos de insuficiencia cardíaca, así como con fibrilación auricular u otros problemas del ritmo cardíaco.

La cardiomiopatía periparto

Se trata de una miocardiopatía dilatada que aparece en las mujeres durante el último trimestre del embarazo o después del parto.

La cardiomiopatía isquémica

Es causada por ataques al corazón, que dejan cicatrices en el músculo cardíaco. El miocardio afectado es incapaz de contribuir al bombeo. Cuanto mayores sean las cicatrices, mayor es la probabilidad de desarrollar cardiopatía isquémica.

Aunque hay muchas condiciones que pueden causar miocardiopatía, en la mayoría de las personas se desconoce la causa. En algunas personas, sin embargo, los médicos son capaces de identificar la causa o factores contribuyentes, incluyendo algunos que afectan al corazón y el sistema cardiovascular. Algunas de las causas más comunes son también:

  • Presión arterial alta sostenida
  • Problemas en las válvulas del corazón
  • Daño al tejido cardíaco de un ataque al corazón previo
  • Aceleración del ritmo cardíaco crónico
  • Trastornos metabólicos, como la enfermedad de la tiroides o la diabetes
  • Las deficiencias nutricionales de vitaminas y minerales esenciales, tales como la tiamina (vitamina B-1), selenio, calcio y magnesio
  • El embarazo
  • El uso excesivo de alcohol durante muchos años
  • El abuso de cocaína o medicamentos antidepresivos, como los antidepresivos tricíclicos
  • El uso de algunos medicamentos de quimioterapia para tratar el cáncer
  • Ciertas infecciones virales, que puedan lesionar el corazón y la cardiomiopatía gatillo

La detección y el diagnóstico de miocardiopatía

Antes de cualquier otra prueba, cada médico debe llevar a cabo un examen físico y preguntar acerca de la historia clínica del paciente, incluyendo la historia familiar de problemas cardíacos. Si un médico sospecha de miocardiopatía como una posible causa, el paciente puede necesitar varias pruebas para confirmar el diagnóstico y descartar otras condiciones y algunas de las pruebas más comunes son:

Radiografía de pecho

Está claro que una imagen de rayos X del corazón mostrará si se trata de ampliar o no.

Ecocardiograma

Esta es una muy buena herramienta de diagnóstico, ya que utiliza las ondas de sonido o imágenes de ultrasonido para crear de forma no invasiva el corazón del paciente. Médico puede ver el tamaño del corazón y sus movimientos.

Electrocardiograma (ECG)

Esta también es una prueba no invasiva y muy eficaz. Se puede simplemente hacer con pequeños parches de electrodos que están siendo conectados a la piel del paciente para medir los impulsos eléctricos del corazón. Puede mostrar alteraciones en la actividad eléctrica del corazón, que puede identificar ritmos cardíacos anormales.

El cateterismo cardíaco y la biopsia

Durante este procedimiento, un tubo delgado llamado catéter es guiado a través de los vasos sanguíneos del paciente, en el corazón, donde una pequeña muestra puede ser extraída para su análisis en el laboratorio. También se puede medir la presión dentro de las cámaras del corazón del paciente.

Análisis de sangre

Un análisis de sangre específico puede medir la cantidad del péptido natriurético cerebral, una proteína producida en el corazón. Está comprobado que los niveles en sangre del péptido natriurético cerebral se elevan cuando el corazón se somete a la tensión de la insuficiencia cardíaca congestiva.

  • Otra prueba de sangre mide el nivel de hierro. Tener exceso de hierro en la sangre puede indicar un trastorno de la sobrecarga de hierro llamada hemocromatosis. La acumulación de un exceso de hierro en el músculo del corazón puede debilitarla.
  • Los problemas de tiroides que pueden afectar el corazón también se pueden detectar por un simple análisis de sangre.
  • Bioquímico de la sangre: hemograma, perfil lipídico (prueba de colesterol), y las enzimas cardíacas.
  • CSC (conteo sanguíneo completo). Los glóbulos rojos y blancos se cuentan, además de las plaquetas.
  • Prueba de embarazo en orina
  • Prueba toxicológica de la orina

Las posibles complicaciones si no se tratan

Varios estudios realizados en el pasado han demostrado que la miocardiopatía no tratada puede conducir a varias complicaciones de las cuales algunas son muy peligrosas. Los más comunes son:

Los coágulos de sangre

Todos los tipos de miocardiopatía pueden hacer que un paciente sea más susceptible a la formación de coágulos de sangre en su corazón. El problema es que, si los coágulos se bombean fuera del corazón y entran en el sistema circulatorio, que pueden obstruir los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo a los órganos vitales, incluyendo el corazón y el cerebro. Esta es una condición letal. Si los coágulos se desarrollan en el lado derecho de su corazón, pueden viajar a los pulmones. Esto es por qué a los pacientes con miocardiopatía se les administran medicamentos anticoagulantes.

Soplo en el corazón

Puesto que el corazón está muy agrandado debido a esta condición, dos de las cuatro válvulas del corazón no se puede cerrar bien porque se mantienen pequeñas. Esto a menudo conduce a la expulsión de los murmullos sanguíneos y del corazón.

Paro cardíaco

Está comprobado que todas las formas de miocardiopatía pueden provocar ritmos cardíacos anormales.

Tratamiento de la cardiomiopatía

Los objetivos del tratamiento incluyen el alivio de los síntomas, la mejora del gasto cardíaco, estancias hospitalarias más cortas, menos visitas a urgencias, la inversión de proceso de la lesión, y la disminución de la mortalidad.

Los tratamientos más comunes incluyen:

Miocardiopatía dilatada

Los medicamentos

Los médicos a menudo recetan medicamentos para la miocardiopatía dilatada. Los más utilizados son:

  • Enzima (ACE) convertidora de la angiotensina tales como enalapril (Vasotec), lisinopril (Zestril, Prinivil), ramipril (Altace) o captopril (Capoten)
  • Los diuréticos, como la furosemida (Lasix), pueden reducir la retención de líquidos.
  • Los bloqueadores beta, como atenolol (Tenormin), carvedilol (Coreg) y metoprolol (Lopressor, Toprol XL)

Marcapasos

Otra opción para algunas personas con electrocardiogramas anormales es un marcapasos especial que coordina las contracciones entre el ventrículo izquierdo y derecho (estimulación biventricular). Se trata de un dispositivo implantado en el pecho para monitorizar continuamente el ritmo cardiaco y administrar descargas eléctricas calibradas con precisión cuándo sea necesario para controlar los latidos del corazón rápidos, anormales.

Miocardiopatía hipertrófica

Los medicamentos

Muchos médicos puede recomendar betabloqueantes como Lopressor o bloqueadores de los canales de calcio como el verapamilo (Calan, Isoptin), que pueden relajar el corazón del paciente.

Marcapasos

Para algunas personas, un marcapasos puede ser recomendado.

Operación

En casos avanzados de la miocardiopatía hipertrófica, un cirujano puede eliminar una parte de la pared muscular engrosada que interfiere con el flujo sanguíneo normal.

La ablación de alcohol

Su médico también puede recomendar una nueva terapia llamada ablación por alcohol. Este procedimiento no quirúrgico, que se utiliza, inyecta alcohol para destruir el músculo cardíaco adicional, pueden reducir el engrosamiento y mejorar el flujo de sangre.

La miocardiopatía restrictiva

Este tipo de miocardiopatía puede tratarse fácilmente. El médico debe recomendar al paciente prestar especial atención a la ingesta de sal y agua, y controlar el peso diario. La retención de líquidos es tratada con diuréticos.

Tagged with 

Deja un comentario