Estudio: Las células anormales del feto pueden autocorregirse en ratones, y quizás también en humanos

Muestra de vellosidades coriónicas y la amniocentesis pueden ofrecer diagnósticos prenatales notablemente precisos, pero ¿ podrían estas pruebas estar perdiendo parte de la imagen? Una nueva investigación sugiere que lo hacen, y que las células anormales pueden ser reparadas.

células anormales del feto

Las células anormales del feto pueden autocorregirse en ratones, y quizás también en humanos

Con frecuencia se aconseja someterse a pruebas de diagnóstico prenatal a las mujeres embarazadas de mayor edad y a las que tienen un mayor riesgo de tener hijos con anomalías genéticas (debido a antecedentes familiares, por ejemplo). Decidir si deben o no someterse a estas pruebas es un proceso extremadamente personal. A algunos padres les gustaría estar al tanto de las anomalías fetales con antelación, simplemente con el fin de prepararse, mientras que otros deciden interrumpir el embarazo cuando dan la cara los resultados anormales.

Para los padres de ambos grupos, someterse a las pruebas puede ser una experiencia nerviosa de demolición. ¿Son fiables los resultados de estas pruebas? Una nueva investigación ofrece algunas ideas fascinantes.

¿Qué hacen el muestreo de vellosidades coriónicas y la amniocentesis?

Muestra de vellosidades coriónicas o CVS, es una prueba de diagnóstico prenatal que se lleva a cabo entre la 10 y 13 semanas de embarazo. La prueba consiste en tomar células de las vellosidades coriónicas de la placenta del bebé, permitiendo a los profesionales médicos determinar anormalidades fetales con gran precisión. Al igual que la amniocentesis, puede determinar con precisión la presencia de casi todas las anomalías cromosómicas (aunque no su gravedad), así como cientos de diferentes trastornos genéticos.

La amniocentesis es un procedimiento en el que se guía una aguja a través del abdomen de la mujer embarazada con el fin de extraer el líquido amniótico. Una vez más, este fluido se puede utilizar para diagnosticar con precisión muchos trastornos genéticos y anomalías cromosómicas, así como defectos del tubo neural. Incluso se utiliza para determinar la madurez del pulmón y la anemia durante el tercer trimestre del embarazo, en algunos casos, sin embargo, la amniocentesis se realiza generalmente entre la 13 y 20 semanas de embarazo.

Tanto CVS y la amniocentesis son portadores de un pequeño riesgo de aborto involuntario.

La amniocentesis, cuando se lleva a cabo durante el segundo trimestre del embarazo, se estima que puede venir con un riesgo del 0,6 por ciento de aborto involuntario, además de tener la posibilidad de inyectar accidentalmente el bebé. La muestra de vellosidades coriónicas tiene un riesgo aún menor de aborto involuntario. El resultado principal de un resultado anormal es, sin embargo, que los padres se enfrentan a la difícil tarea de decidir si deben o no seguir adelante con su embarazo.

La reparación de la célula fetal es posible

Una nueva investigación, muestra que aunque los resultados de la amniocentesis y la CVS son exactos las pruebas, pueden ser más complejas. Se pretende averiguar qué sucede con esas células anormales detectadas durante estas pruebas prenatales.

Con el fin de obtener resultados, el equipo ha mezclado embriones tempranos de ratón que contenian células normales con células anormales. El resultado fue sorprendente. Incluso en embriones de ratón que contenían células anormales 50 por ciento, las células normales gradualmente comenzaron a tomar esas células anormales, llevando eventualmente a una corrección completa. A pesar de ello, las células anormales se mantuvieron detectables dentro de la placenta.

La autora principal del estudio tuvo como resultado una prueba de CVS anormal en sí misma, que mostró que el 25 por ciento de las células de la placenta de su bebé se separaron de la normal. Su hijo nació sano, pero el resultado de la prueba le inspiró para llevar a cabo este estudio. Ella dijo:

“Muchas madres embarazadas tienen que tomar una decisión difícil acerca de su embarazo, sobre la base de una prueba cuyos resultados no entendemos por completo. ¿Qué significa que una cuarta parte de las células de la placenta llevan una anomalía genética? ¿Qué probabilidades hay de que el niño va a tener células con esta anomalía, también? “

Su estudio mostró que un embrión tiene “una capacidad asombrosa para corregirse a sí mismo”. En caso de que los resultados del ratón sean aplicables a los seres humanos también, se podría explicar por qué los resultados anormales de las pruebas prenatales no necesariamente significan que un bebé nazca con un defecto de nacimiento. Esto podría tener un gran impacto en futuros dictámenes del peso de estas pruebas prenatales.

Deja un comentario