Controlar el apetito de forma segura

Las personas con sobrepeso y obesidad a menudo quieren probar medicamentos de pérdida de peso para ayudar a controlar su apetito. Muchas personas buscan supresores del apetito de venta libre, incluyendo suplementos de hierbas que prometen una pérdida de peso rápida. Otros piden a sus médicos medicamentos recetados para reducir su apetito y mejorar su salud. Si se está preguntando ¿cuál es el mejor supresor del apetito para lograr la pérdida de peso, aquí hay algunos puntos a considerar.

En primer lugar, no hay suplementos dietéticos a base de hierbas u otros específicamente para la pérdida de peso que estén aprobados por la Administración de Alimentos.
Los productos que encontramos en las tiendas de comestibles, farmacias, tiendas de salud o en línea, están siendo comercializados como suplementos dietéticos de salud o sin indicación aprobada para la pérdida de peso. Por otra parte, sus efectos a largo plazo no se han estudiado y hay poca evidencia científica sobre su eficacia o efectos secundarios como se muestra en grandes poblaciones.

Dicho esto, puede consultar a su médico acerca de las formas seguras de perder peso mediante el control del apetito. Actualmente, existen dos fármacos de pérdida de peso aprobados por la FDA, que actúan como supresores del apetito. Uno de ellos es Qsymia, una mezcla de fentermina, que reduce su deseo de comer, y el topiramato, que se utiliza para tratar las migrañas y las convulsiones. Este medicamento le da una sensación de plenitud y hace que los alimentos sean menos atractivos. El otro medicamento es Belviq (Lorcaserin), que actúa sobre los receptores cerebrales, lo que le da una sensación de saciedad después de comer pequeñas cantidades de comida.

Estos medicamentos se prescriben a menudo a los individuos obesos y con sobrepeso, que están en riesgo de algunos problemas de salud como la diabetes, presión arterial alta, colesterol alto y enfermedad cardíaca. Sin embargo, deben ser utilizados sólo por períodos cortos y no deben sustituir a una dieta saludable y ejercicio regular.

Belviq y Qsymia se clasifican como sustancias controladas, que pueden conducir a la tolerancia y la adicción después de un uso prolongado. Los efectos secundarios pueden incluir pulso rápido, presión arterial elevada, sequedad de boca, sudoración, estreñimiento, dolor de cabeza, insomnio, ansiedad, sed excesiva, somnolencia y congestión nasal.

Supresores del apetito natural

Supresores del apetito, cuando se toma con una dieta saludable y ejercicio, pueden ayudarle a perder un 5-10% de su peso inicial después de un año.
Los expertos en salud, sin embargo, recomiendan formas adicionales, por las cuales uno puede engañar al cuerpo haciéndole sentir satisfecho por más tiempo y reducir el deseo de comer. Estos métodos naturales son seguros, prácticos, sostenibles y saludables.

En primer lugar, comer un desayuno rico en proteínas que consiste en carne magra, o claras de huevo. Estos le mantendrán satisfecho por más tiempo durante el día. Coma más frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y productos lácteos bajos en grasa. Incorpore alimentos ricos en fibra en su ensalada, sopa, guisado, cazuela, o pizza para hacer una comida saludable. Incluya grasas saludables en su dieta, como nueces y semillas, mantequilla de maní o aguacate para frenar el hambre.

El ejercicio aeróbico y los ejercicios de cardio de alta intensidad no sólo se queman calorías, también reducen el apetito, masticar los alimentos lentamente y tomar bocados pequeños también le ayudan a reducir la cantidad de alimentos que come.. Algunos estudios muestran que la goma de mascar sin azúcar puede reducir la propia necesidad de comer. Por último, los defensores de la pérdida de peso natural recomiendan oler la menta o vainilla, varias veces al día para reducir la ansiedad y controlar el apetito.

Deja un comentario