El diagnóstico de un dolor punzante en la cabeza

Dolor punzante en la cabeza es un importante y preocupante síntoma que debe ser abordado por un médico, especialmente si llega a ser persistente o repetido con frecuencia. Aunque la descripción del paciente proporciona pistas importantes para el diagnóstico, no puede estar solo sin examen clínico y de imágenes médicas, que proporcionan información valiosa a partir de una estructura protegida por el cráneo.

El diagnóstico de un dolor punzante en la cabeza

El diagnóstico de un dolor punzante en la cabeza

El dolor punzante en la cabeza podría ser una presentación infrecuente o únicamente la descripción de un dolor de cabeza comúnmente benigna tal como, migraña, tensión o cefaleas en racimo de un paciente, pero, también pueden ser el síntoma de una enfermedad importante tal como un aneurisma o una infección, que debería ser estrechamente evaluado por un médico.

Una causa importante de dolor punzante es el sangrado. El sangrado puede ocurrir debido a numerosas condiciones. Puede ocurrir después de un traumatismo leve en la cabeza o que podría ser la presentación anunciando de las enfermedades vasculares importantes. Lo más notable son aneurisma (dilatación anormal de una pared del vaso) y malformación arteriovenosa (comunicación anormal entre arterias y venas).

El tumor es otro culpable que puede causar este tipo de dolor. No tiene nada que ver con la naturaleza del tumor es decir benigna (buena y favorable) versus maligno (mala y desfavorable), en lugar de la localización anatómica del tumor provoca este síntoma. Por lo tanto, otras lesiones, como un quiste o una malformación (no estructura en forma normal) pueden causar un dolor punzante. La mayoría de estas enfermedades son identificables en las imágenes cerebrales.

El aumento de la presión de la sangre, conocida como hipertensión, pueden causar este tipo de dolor. El panorama se complica cuando el sangrado y la hipertensión acompaña a la otra. Esto se ve con frecuencia en la práctica clínica. Otro factor que puede acompañar y complicar cualquier otra causa es una infección. La infección también puede dar cuenta de un dolor similar por sí mismo. El diagnóstico de estas condiciones es también en necesidad de formación de imágenes y la realización de pruebas de laboratorio.

Un número de enfermedades endocrinas (órganos que secretan hormonas en la sangre) también pueden causar un fuerte dolor en la cabeza. Parte de nuestro sistema endocrino se encuentra dentro de nuestra cabeza y puede aumentar de tamaño en el contexto de una enfermedad. Entonces se está comportando, literalmente, como un tumor. Otras condiciones endocrinas imitan la presencia de un tumor cuando, de hecho, no existe ningún tumor real en la cabeza.

Por último, en un número considerable de personas, ninguna causa real podría ser identificada a pesar de la aplicación de todos los métodos de diagnóstico. En estos pacientes, el dolor puede ser obtenido debido a un cambio temporal del flujo de sangre del cerebro o de un cambio transitorio en la actividad cerebral. Sin embargo, esto no puede justificar el abandono de un examen clínico y de imagen cerebral que desvelará las enfermedades importantes que están en necesidad de atención inmediata.

Deja un comentario