Dieta mediterránea puede proteger contra la diabetes

Una nueva investigación sugiere una dieta mediterránea podría ayudar a proteger contra la diabetes tipo 2.

Dieta mediterránea, productos naturales

Dieta mediterránea puede proteger contra la diabetes

Mientras pizzas de corteza gruesa, la pasta y los montones de feta podrían no hacer maravillas para el cuerpo, siguiendo una dieta mediterránea baja en carbohidratos si podría ser más saludable para su cuerpo.

Investigadores de la Universidad de Atenas, estudiaron la salud a largo plazo de más de 22.000 personas que viven en Grecia, y encontraron que aquellos que comían principalmente vegetales, frutas, pescado, nueces y aceite de oliva eran 12% menos propensos a desarrollar diabetes que aquellos que siguieron una más dieta diferente.

Una dieta común incluye altos niveles de carbohidratos, carne y productos lácteos. Los investigadores encontraron que el pueblo griego que consumían una gran cantidad de hidratos de carbono eran 21% más propensos a desarrollar diabetes.

A pesar de los beneficios para la salud de una dieta mediterránea, no se cree que está relacionado con la pérdida de peso.

“Esto sugiere que la protección de la dieta mediterránea frente a la diabetes no es a través del control de peso, sino a través de varias características de la dieta de la dieta mediterránea,” dijeron los autores del estudio.

Una teoría es que es el aceite de oliva virgen en la dieta que protege contra la diabetes. Se cree que la alta proporción de grasas mono-insaturados a ácidos grasos saturados puede ser la clave, pero se necesitan más estudios.

Entonces, ¿cómo hace usted para seguir una dieta mediterránea sana?

A diferencia de la dieta típica, que incluye alimentos procesados, carbohidratos bastante pesado y grandes cantidades de azúcar (tales como tartas, comidas preparadas y productos de confitería), la dieta mediterránea es en su mayor parte es todo simple, fresco y natural.

Éstos son algunos de los principales directrices a seguir:

  • Coma muchas frutas y verduras como sea posible – incluyendo ensaladas crujientes y salsas a base de tomate.
  • Coma pescado graso al menos dos veces a la semana – incluyendo el salmón, las sardinas y la caballa.
  • Disminuya el consumo de carne.
  • Cocinar con aceite de oliva virgen extra en lugar de girasol, aceite animal o aceite vegetal.
  • Coma snack de frutos secos como las almendras y las nueces.

– También te va a interesar: Saber más de la Dieta Mediterránea

– También te va a interesar: Mejores fuentes de grasas saludables

Deja un comentario