Diferencias entre la apnea del sueño y la enuresis del sueño

Hay muchos trastornos del sueño y los dos más comunes entre ellos son la apnea del sueño y la enuresis del sueño. La única similitud entre ellos es que suceden durante la noche, pero el proceso fisiopatológico que los causa es completamente diferente.

Diferencias entre la apnea del sueño y la enuresis del sueño

Diferencias entre la apnea del sueño y la enuresis del sueño

Apnea del sueño

La apnea del sueño, también llamada síndrome de apnea obstructiva del sueño, se caracteriza por la obstrucción episódica de las vías respiratorias superiores que ocurre durante el sueño. La apnea es un término médico para la suspensión de la respiración externa. La obstrucción de la vía aérea puede ser completa o parcial. La interrupción del sueño deja a algunas personas con somnolencia diurna, dificultad para despertarse por la mañana y alteración de la concentración. También pueden presentarse quejas de enuresis nocturna, pesadillas y dolores de cabeza por la mañana.

Tipos de apnea del sueño

  • La apnea obstructiva del sueño es la forma más común y ocurre cuando los músculos de la garganta se relajan.
  • La apnea central del sueño se produce cuando el cerebro del paciente no envía las señales apropiadas a los músculos que controlan la respiración.

Incidencia de la apnea del sueño

Se cree que la apnea obstructiva afecta a aproximadamente el 4% de los hombres y el 2% de las mujeres. Se estima que aproximadamente 18 millones de personas tienen apnea del sueño. La apnea obstructiva del sueño ocurre dos o tres veces más a menudo en adultos mayores.

Los síntomas más comunes

Los signos y síntomas de la apnea obstructiva y central del sueño pueden variar, lo que está haciendo este tipo de apnea del sueño más difícil de diagnosticar. Los signos y síntomas más comunes de apnea obstructiva y central del sueño incluyen:

  • Somnolencia diurna excesiva (hipersomnia)
  • Ronco ruidoso. Los ronquidos perturbadores pueden ser más característicos en la apnea obstructiva del sueño, mientras que el despertar con dificultad para respirar puede ser más común en la apnea central del sueño.
  • Episodios observados de cese de la respiración durante el sueño
  • Despertares abruptos con falta de aliento
  • Despertar con boca seca o dolor de garganta
  • Cefalea de la mañana

Algunos síntomas adicionales que pueden acompañar la apnea del sueño son:

  • Sueño no reparador
  • Retracción torácica durante el sueño en niños pequeños
  • Alta presion sanguinea
  • Aumento de peso
  • Irritabilidad
  • Cambio de personalidad
  • Depresión
  • Dificultad para concentrarse
  • Sudor excesivo durante el sueño
  • Acidez
  • Libido reducido
  • Insomnio
  • Micción nocturna frecuente
  • Sueño inquieto
  • Confusión al despertar

¿Qué causa la apnea del sueño?

Apnea obstructiva del sueño

La apnea obstructiva del sueño ocurre cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan.
Estos músculos apoyan muchas estructuras tales como el paladar blando, la úvula, las amígdalas y la lengua. Cuando estos músculos se relajan, las vías respiratorias del paciente se estrechan o se cierran durante la inhalación y la respiración se corta momentáneamente. La consecuencia más importante es el bajo nivel de oxígeno en la sangre. Los pacientes a veces pueden hacer un resoplido sofocante o jadeante. Este patrón puede repetirse de 20 a 30 veces o más cada hora, toda la noche.

Apnea del sueño central

La apnea central del sueño es mucho menos común que la apnea obstructiva del sueño. Suele ocurrir cuando el cerebro del paciente no transmite señales a los músculos incluidos en el proceso de respiración. Los pacientes generalmente se despiertan con dificultad para respirar. Y son más propensos a recordar el despertar que las personas con apnea obstructiva del sueño.

Factores de riesgo

Apnea obstructiva del sueño

  • Exceso de peso
  • Amígdalas o adenoides agrandadas
  • Una garganta naturalmente estrecha
  • Ser hombre
  • Años
  • Antecedentes familiares de apnea del sueño
  • Uso de alcohol, sedantes o tranquilizantes

Apnea central del sueño

  • Accidente cerebrovascular o tumor cerebral
  • Trastornos neuromusculares
  • Alta altitud

Diagnóstico de la apnea del sueño

Hay tres pruebas que se utilizan comúnmente para detectar la apnea del sueño:

Polisomnografía nocturna
Durante esta prueba, el paciente se une al equipo que monitorea la actividad cardíaca, pulmonar y cerebral, los patrones de respiración, los movimientos de brazos y piernas, y los niveles de oxígeno en sangre durante toda la noche.

Oximetría
Este método de detección implica el uso de una pequeña máquina que monitorea y registra el nivel de oxígeno del paciente durante el sueño. Una manga sencilla se adapta sin dolor a uno de los dedos para recoger la información durante la noche en casa.

Electroencefalograma (EEG)
Esta prueba monitorea las ondas cerebrales del paciente y puede revelar despertares repetidos asociados con la apnea del sueño.

Posibles complicaciones

Hay varias complicaciones que podrían ocurrir en relación con alguien que tiene apnea del sueño:

  • Problemas cardiovasculares
  • Fatiga diurna
  • Complicaciones con medicamentos y cirugía
  • Socios privados de sueño

Tratamiento de la apnea del sueño

Terapias

La presión positiva continua de las vías respiratorias 
Si el paciente fue diagnosticado con apnea del sueño, él o ella puede beneficiarse de una máquina que entrega presión de aire a través de una máscara colocada sobre la nariz. Aunque este es un método muy bueno para tratar la apnea del sueño, muchas personas lo encuentran incómodo.

Dispositivos dentales
Hay ciertos dispositivos dentales que están diseñados para abrir la garganta mediante la tracción de la mandíbula hacia adelante. También pueden utilizarse para aliviar los ronquidos y la apnea obstructiva leve del sueño.

Cirugía u otros procedimientos

El objetivo de la cirugía para la apnea del sueño es eliminar el exceso de tejido de la nariz o la garganta que puede estar vibrando y causando el ronquido o puede estar bloqueando los pasajes de aire superior y causando apnea del sueño. Las opciones quirúrgicas pueden incluir:

  • Uvulopalatofaringoplastia
    Durante este procedimiento, el tejido de la parte posterior de la boca del paciente y la parte superior de la garganta se elimina. Las amígdalas y adenoides generalmente se eliminan también.
  • Uvulopalatoplastia asistida por láser
    Este procedimiento implica el uso de un láser para eliminar una parte del paladar blando y acortar la pieza triangular de tejido que cuelga de su paladar blando (úvula).
  • La ablación por radiofrecuencia
    Durante este procedimiento un médico utiliza energía de radiofrecuencia para eliminar el tejido de la úvula, el paladar blando y la lengua, lo que puede ayudar a disminuir el ronquido y el riesgo de apnea del sueño.
  • La traqueotomía
    Durante este procedimiento, un cirujano hace una abertura en el cuello e inserta un metal o un tubo de plástico a través del cual el paciente puede respirar.

Enuresis del sueño – enuresis

Enuresis del sueño o enuresis nocturna es un trastorno específico que se caracteriza por mojar la cama persistentemente durante el sueño, sin ninguna causa patológica orgánica después de la edad de 4-5 años.
La mayoría de los niños son entrenados para el baño durante el día entre las edades de 2 años y medioy los 5 años, el entrenamiento nocturno generalmente sigue unos seis meses después. También se llama enuresis nocturna, enuresis primaria, idiopática familiar, funcional, sintomática o enuresis esencial, …

Predominio

Se calcula que entre el 15 y el 20% de los niños mojan sus camas a los 5 años, aproximadamente el 5% a los 10 años, el 2-3% a los 14 años y el 1-2% en la edad adulta. Es un poco más común en los niños que en las niñas, pero la proporción aumenta a 2: 1 alrededor de los 11 años.

Tipos de enuresis del sueño

  • La enuresis primaria se refiere a la incapacidad para mantener el control urinario desde la infancia.
  • Enuresis secundaria es una recaída después de que se haya conseguido el control.

Posibles causas de la enuresis del sueño

Hay muchas teorías sobre qué causa la enuresis.

Causas genéticas
No hay duda de que los factores genéticos o familiares juegan un papel importante en muchos niños. Cuando ambos padres tienen o han tenido enuresis, hay una mayor probabilidad de que los niños también la tengan.

Trastornos emocionales
Trastornos emocionales subyacentes, trastornos del comportamiento (ADHD, dispraxia, etc.) y dificultades de aprendizaje se consideran que juegan algún papel en la etiopatogenia de la enuresis del sueño.

Sueño y otros trastornos
Los niveles de excitación de la profundidad del sueño, una pequeña capacidad de la vejiga, poliuria nocturna, músculo detrusor disfuncional o músculos perineales disfuncionales pueden ser factores que contribuyen.
Los trastornos médicos como la diabetes, infección del tracto urinario, apnea del sueño o epilepsia, así como algunos trastornos psiquiátricos también pueden causar.

Estrés
El estrés y la enfermedad también pueden desempeñar un papel importante.

Diagnóstico y pronóstico para el enuresis

Existen criterios específicos para diagnosticar la aneuresis del sueño: debe haber al menos dos episodios por mes en niños de 3 a 6 años y por lo menos un episodio por mes para personas mayores. El sonambulismo también puede ocurrir durante un episodio. El médico puede revisar si hay signos de infección del tracto urinario, estreñimiento, problemas de vejiga, diabetes o estrés severo.
No hay duda de que la enuresis suele desaparecer por sí sola. El problema es que, hasta que lo hace, puede ser embarazoso e incómodo para casi cualquier niño. Es por eso que los padres juegan un papel importante y es una buena idea tranquilizar a un niño que la enuresis es una parte normal de crecer y que no va a durar para siempre.

Tratamiento de la enuresis del sueño

Aunque la mayoría de las veces esta condición se resuelve por sí sola, desafortunadamente, nadie puede decir cuánto tiempo puede tomar para llegar a ese punto. Aproximadamente el 20% de los niños dejan de mojar la cama cada año sin tratamiento. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, no es necesario ningún tratamiento. La decisión de tratar a un niño debe ser tomada conjuntamente por la familia, el paciente y un médico.
En general, el tratamiento se usa para niños relativamente mayores, aquellos con problemas emocionales secundarios y niños con enuresis más severa (frecuente). Es importante entender que ningún tratamiento universalmente aceptado de la enuresis es 100% exitoso. Se debe realizar un examen físico completo para descartar otras condiciones médicas. Se pueden utilizar varias técnicas cuando se han descartado otras condiciones médicas.

Los más comunes son:

  • Modificación de comportamiento
  • Dispositivos de alarma
  • Medicamentos

Deja un comentario