Disfagia, ¿Qué causa el dolor en el pecho mientras que come los alimentos?

En una persona normal, la comida que se come se empuja hacia abajo desde la boca hasta el esófago y de ahí al estómago. Este movimiento hacia adelante de la comida se lleva a cabo con la ayuda de los músculos que recubren la garganta y el esófago. Se someten a las contracciones de vez en cuando hacia delante empujando los alimentos. Sin embargo, en algunas personas, la comida no llega empujado hacia adelante de esta manera debido a una variedad de razones. El fracaso de tragar la comida adecuadamente se llama disfagia en la terminología médica.

Disfagia

Disfagia, ¿Qué causa el dolor en el pecho mientras que come los alimentos?

Una persona que sufre de la disfagia a menudo se siente que la comida se está pegando a su tubo de alimentación que resulta en dolor y pesadez en el pecho.
La disfagia es de dos tipos:

  • Disfagia orofaríngea: En este caso, el paciente experimenta dificultad para empujar la comida desde la boca hasta el esófago.
  • Disfagia esofágica: En este caso, el paciente se queja de dolor en el pecho, mientras que la comida pasa desde el esófago hasta el estómago. Disfagia esofágica se encuentra con más frecuencia en la práctica clínica en comparación con disfagia orofaríngea.

El paciente puede experimentar dificultad para tragar tanto sólidos como líquidos.

Causas de la disfagia

La disfagia puede resultar debido a la contracción inapropiada de los músculos de la garganta y el esófago. Esto puede ser debido a la patología de los músculos o los nervios que inervan en ellos. Esta condición puede ser el resultado de muchas enfermedades del sistema nervioso como la polio, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y la distrofia muscular. También puede seguir a un derrame cerebral o lesión de la médula espinal. Condiciones como la polimiositis y dermatomiositis que se caracterizan por una debilidad de estos músculos también pueden conducir a la disfagia.
La disfagia también puede ocurrir debido a una obstrucción en el tubo de alimentación. Esto puede deberse a condiciones como tumores esofágicos, divertículos, o cualesquiera otros tumores o ganglios linfáticos que puede estar presionando el esófago desde el exterior.
La causa más común de disfagia es la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). En esta condición, la regurgitación de ácido desde el estómago hacia el esófago provoca la formación de úlceras pequeñas. Esto conduce a la cicatrización de la mucosa esofágica y posterior estrechamiento de su luz.

Los exámenes de diagnóstico para la disfagia

  • Trago de bario: El paciente se le hace beber líquido que contiene bario, que es radio-opaco. El bario recubre el esófago y luego se toman radiografías para detectar cualquier obstrucción.
  • La fluoroscopia: Se pide al paciente tragar bario que contiene líquido y su paso por el esófago se graba en vídeo.
  • Endoscopia gastrointestinal superior: Un endoscopio se pasa hacia el esófago y el médico puede tener una mirada directa. Las muestras de biopsia también se pueden tomar si es necesario.
  • La manometría: La presión dentro del esófago se mide con la ayuda de esta técnica.
  • Prueba de pH: El pH en el interior del esófago se vigila para ver la frecuencia de reflujo ácido del estómago.

El tratamiento de la disfagia

Si la disfagia es debido a la ERGE, los antiácidos y los inhibidores de la bomba de protones son generalmente prescrito para prevenir la acidez. En caso de infección, los antibióticos tienen un papel que jugar. Si la obstrucción se debe a la presencia de un cuerpo extraño, se puede eliminar con la ayuda de un endoscopio. En caso de que el lumen del esófago se haya reducido, puede ser dilatado mediante un globo. Si hay algunos divertículos o tumor se encuentran dentro o fuera del esófago causando su obstrucción, se eliminan a través de la cirugía.

Por lo tanto, si una persona se queja a menudo de comida atorada en su tubo de alimentación y una sensación de pesadez en el pecho, mientras que come, tiene que ser investigado y tratado en consecuencia.

Deja un comentario