Dolor de deltoides ¡control y recuperación!

By | noviembre 10, 2018

El deltoides es un músculo redondo que recorre la parte superior de la parte superior de su brazo y hombro. La función principal del deltoides es ayudarlo a levantar y girar su brazo. Hay tres partes del músculo deltoides que conectan la clavícula, el hombro y el omóplato a la parte superior del brazo. Las tres partes se denominan anterior, media y posterior.

Siga leyendo para aprender más sobre qué esperar del dolor del deltoides y cómo se trata.

Los síntomas

Por lo general, sentirá dolor o dolor deltoides en el hombro. Los síntomas varían dependiendo de la severidad de la tensión. Las cepas deltoides se clasifican en tres grados.

Grado uno

Si tiene una distensión de grado uno, puede usar su brazo normalmente, pero tendrá cierta tensión o dolor en el hombro. Su hombro puede estar ligeramente hinchado.

Grado dos

Grado dos tensiones son desgarros musculares deltoides parciales. Con una tensión de grado dos, tendrá problemas para usar o levantar su brazo normalmente. Es posible que sienta un dolor repentino al tratar de usar su brazo, y su hombro estará moderadamente inflamado.

Grado tres

Las cepas de grado tres son desgarros musculares deltoides más severos o completos. Los desgarros musculares pueden provocar un dolor intenso y la incapacidad de mover el brazo normalmente o en absoluto. Tu hombro estará muy hinchado.

Tras lesionar su deltoides se recomienda reposo, hielo y calor

Tras lesionar su deltoides se recomienda reposo, hielo y calor

Causas

El dolor deltoideo generalmente es causado por el uso excesivo de su músculo deltoides sin descanso o calentamiento adecuado. Esto aumenta su riesgo de una tensión muscular o desgarro. Un músculo estirado también se puede llamar un «músculo estirado».

El dolor deltoides es más común en las personas que hacen mucho ejercicio intenso con el hombro, como:

  • levantamiento de pesas
  • nadar
  • esquíar
  • jugar baseball

También puede forzar el músculo deltoides mientras realiza una actividad repetitiva que ejerce presión sobre el hombro, incluido escribir con un teclado demasiado alto.

Alivio del dolor

Los primeros pasos después de lesionar su deltoides son reposo, hielo y calor.

La formación de hielo en el músculo justo después de la lesión ayudará a reducir la inflamación y el dolor. Si tiene una lesión menor, 15 minutos seguidos y 15 minutos de descanso varias veces durante el día durante 1 a 2 días debería ser suficiente. Si tiene una lesión más grave, o si todavía tiene hinchazón, puede congelarse por unos días más.

Después de reducir el dolor y la hinchazón, puede comenzar a aplicar calor, generalmente de uno a cinco días después de la lesión. A lo largo de este tiempo, descansar su hombro ayudará a darle tiempo para sanar. También puede tomar analgésicos de venta libre para ayudar a reducir el dolor.

El estiramiento suave también puede ayudar a reducir el dolor causado por una cepa deltoidea. Intenta sostener tu brazo sobre tu pecho o elevar tus manos entrelazadas por encima de tu cabeza. Estos estiramientos ayudarán a aumentar su rango de movimiento y flexibilidad. Esto puede ayudar a reducir el dolor al permitir que su hombro se mueva más libremente.

Recuperación

Si tiene una tensión menor, la recuperación puede demorar de una a dos semanas. Una lesión con desgarro parcial puede tomar de cuatro a seis semanas. Una lágrima grave puede tardar hasta cuatro meses en sanar. El descanso, el hielo y el calor son sus mejores primeros pasos para la recuperación. Debes continuar descansando tu brazo hasta que tu dolor comience a disminuir.

Si tiene una lesión deltoidea menor, puede volver a hacer ejercicio después de unos días. No deberías tener que dejar de ejercitarte completamente a menos que sea demasiado doloroso. Si tiene una lesión deltoidea más grave, debe dejar de ejercitar su brazo durante al menos una o dos semanas para darle tiempo para descansar. Una vez que su dolor haya disminuido, puede comenzar a realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento para ayudar a restaurar la función.

Si comienza estos ejercicios y descubre que todavía tiene mucho dolor, deténgase y tómese más tiempo para descansar. La prevención de la nueva lesión es una de las partes más importantes de la recuperación. Enfocarse primero en restaurar el rango de movimiento lo ayudará a volver a hacer ejercicio sin lastimarse. El calentamiento antes del estiramiento o el ejercicio también lo ayudará a evitar lesiones adicionales en su deltoides.

Algunos estiramientos y ejercicios que pueden ayudarlo a recuperarse incluyen:

  • Tire y mantenga su brazo sobre su pecho durante 10 a 30 segundos.
  • Sujete las manos detrás de la espalda y estire los brazos detrás de usted. Mantener durante 10 a 30 segundos
  • Intente ejercicios de resistencia isométrica, como presionar las manos contra la pared.
  • Agregue ejercicios de resistencia dinámica una vez que pueda mover su hombro cómodamente, como remo inclinado y en posición vertical, y prensas de arriba con pesas ligeras.

Cuando buscar ayuda

Debe consultar a un médico si tiene problemas para mover o usar su brazo correctamente, especialmente si también tiene hinchazón en los hombros o dolor repentino al usar su brazo. Todos estos son signos de una lesión deltoidea más grave. Si no puede levantar el brazo, consulte a un médico lo antes posible. Este es un signo de un desgarro muscular severo.

Su médico debe poder diagnosticar su dolor deltoides y su causa basándose en un examen físico y un historial médico. Asegúrese de informar a su médico acerca de cualquier actividad reciente que pudiera haberle causado dolor, como levantar pesas, nadar u otras actividades que requieran un uso intenso de su brazo y hombro.

Prevención

Puede reducir su riesgo de forzar un deltoides asegurándose de que el músculo esté listo para manejar una actividad extenuante y utilizando el músculo adecuadamente. Utilice estos consejos de prevención de lesiones:

  • Calienta antes de hacer ejercicio.
  • Estírese diariamente para mejorar su rango de movimiento y flexibilidad.
  • Descansa después de hacer ejercicio. Tomar días libres o trabajar diferentes grupos musculares en diferentes días.
  • Fortalezca tus músculos deltoides para que puedan manejar ejercicios más vigorosos.
  • También debe fortalecer su núcleo para que pueda ayudar a sostener sus hombros mientras hace ejercicio.
  • Si trabaja en una computadora, asegúrese de que su teclado esté colocado de modo que sus hombros no se tensen hacia arriba o hacia abajo al escribir.
  • Practica la buena postura.

A tener en cuenta

El dolor deltoides puede disminuir la velocidad durante algunas semanas, pero debe recuperarse con el tratamiento adecuado. Para reducir y prevenir el dolor deltoides, debe:

  • estirarse a menudo
  • siempre caliente antes de hacer ejercicio
  • tome medidas para reducir la tensión muscular

Las lesiones deltoides menores generalmente no requieren el tratamiento de un médico, pero si tiene problemas para mover el brazo o sus síntomas duran más de un par de semanas, la terapia física o la atención ortopédica pueden ayudarlo.


Referencias
  1. Brumitt J, et al. (2009). Integración de ejercicios centrales y de hombros al rehabilitar a los atletas que realizan actividades aéreas. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2953337/
  2. Matava MJ. (Dakota del Norte). Lesiones por sobreuso.
    http://www.stopsportsinjuries.org/STOP/STOP/Prevent_Injuries/Overuse_Injury.aspx
  3. Personal de Mayo Clinic. (2016). Dolor de hombro.
    http://www.mayoclinic.org/symptoms/shoulder-pain/basics/when-to-see-doctor/sym-20050696
  4. Rosso C, et al. (2014). Efecto a granel del músculo deltoides en la articulación glenohumeral. DOI: https://dx.doi.org/10.1186%2Fs40634-014-0014-9
  5. Torceduras y esguinces. (2015).
    https://www.niams.nih.gov/health-topics/sprains-and-strains/advanced