Dominancia de estrógeno

La dominancia del estrógeno es una condición hormonal específica que afecta a muchas mujeres y tiene síntomas muy específicos. El problema subyacente es un exceso relativo de estrógeno y una deficiencia absoluta de progesterona.

La dominancia del estrógeno es una condición hormonal

La dominancia del estrógeno

El hecho es que el término realmente describe una condición en la que una mujer puede tener estrógeno deficiente, normal o excesivo, pero tiene poca o ninguna progesterona para equilibrar sus efectos en el cuerpo.

La mayoría de las personas no son conscientes de que, en Occidente, la prevalencia del síndrome de dominancia de estrógenos se aproxima al 50 por ciento en mujeres mayores de 35 años. La progesterona natural es producida por el cuerpo lúteo después de la ovulación y equilibra los efectos secundarios sin oposición. Bajo la influencia de los ciclos anovulatorios, la menopausia, el estrés y los antagonistas de la dieta, la producción de progesterona cesa o se suprime y se pueden observar los efectos de la dominancia del estrógeno. Muchas mujeres experimentan el aumento de peso inexplicable por la falta de progesterona que se requiere para la función tiroidea adecuada.

Síntomas de dominancia de estrógenos

Hay varios síntomas que podrían estar vinculados a esta dominancia hormonal:

  • Aceleración del proceso de envejecimiento
  • Alergias, incluyendo asma, urticaria, erupciones cutáneas, congestión de los senos paranasales
  • Trastornos autoinmunes
  • Cáncer de mama
  • Sensibilidad en los senos
  • Displasia cervical
  • Manos y pies fríos
  • Exceso de cobre
  • Disminución de la libido
  • Depresión con ansiedad o agitación
  • Ojos secos
  • Comienzo temprano de la menstruación
  • Cáncer endometrial (uterino)
  • Ganancia de grasa, especialmente alrededor del abdomen, caderas y muslos
  • Fatiga
  • Senos fibroquísticos
  • Pensamiento de niebla
  • Enfermedad de la vesícula
  • Perdida de cabello
  • Dolores de cabeza
  • Hipoglucemia
  • Aumento de la coagulación sanguínea
  • Infertilidad
  • Períodos menstruales irregulares
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Deficiencia de magnesio
  • Pérdida de memoria
  • Cambios de humor
  • Osteoporosis
  • Ovarios poliquísticos
  • Premenopausia, pérdida ósea
  • PMS
  • Cancer de prostata
  • Metabolismo lento
  • Disfunción tiroidea
  • Cáncer uterino
  • Retención de agua, hinchazón
  • Deficiencia de zinc

Función normal de estas hormonas

Estrógeno

Esta hormona es muy importante en la regulación del ciclo menstrual. Es la hormona dominante en la primera semana después de la menstruación.
Estimula la acumulación de tejido y sangre en el útero, ya que los folículos ováricos simultáneamente comienzan su desarrollo del óvulo.

Progesterona

La progesterona es una hormona reproductiva importante durante las últimas dos semanas del ciclo menstrual. Mantiene el revestimiento interior del útero listo para recibir un óvulo fecundado. Más tarde, también proporciona la nutrición para el desarrollo del embrión. Si el óvulo no es fertilizado, los niveles de progesterona disminuyen drásticamente causando que el útero pierda su revestimiento dando como resultado el flujo menstrual.

Las posibles causas de dominancia de estrógenos

Folículos alterados y falta de ovulación

La causa más importante de la baja progesterona es el folículo que no puede liberar el óvulo. En su lugar, el folículo se convierte en un quiste y el pico de progesterona normal no tiene lugar. Esta falta de aumento de la progesterona señala el hipotálamo para producir más hormona luteinizante y hormona folículo-estimulante, que luego estimulan el ovario a producir más estrógeno y andrógenos.

Estrógenos ambientales

Un número creciente de expertos sospecha que las sustancias llamadas estrógenos ambientales están contribuyendo a los desequilibrios hormonales. De hecho, los productos químicos estrogénicos están presentes en el aire, los alimentos y el agua. Incluyen pesticidas y herbicidas, así como varios plásticos y PCB. Se han identificado al menos 50 imitadores de hormonas ambientales.

Estas sustancias son altamente liposolubles y se almacenan en su tejido graso

Eliminación de los estrógenos.

Otro factor posible es que su cuerpo puede tener la capacidad deteriorada de metabolizar y disponer de estrógenos. Este podría ser el caso si usted tiene deterioro de la función hepática o estreñimiento.

Estrés

Es bien sabido que el estrés provoca agotamiento de la glándula suprarrenal y reducción de la producción de progesterona. Esto conduce a la producción excesiva de estrógenos con síntomas como el insomnio y la ansiedad, impuestos a la glándula suprarrenal. Después de algunos años en este tipo de círculo vicioso, las glándulas suprarrenales se agotan.

Obesidad

Está comprobado que la grasa tiene una enzima que convierte los esteroides suprarrenales en estrógeno. Los estudios han demostrado que los niveles de estrógeno y progesterona disminuyeron en mujeres que perdieron una cantidad significativa de peso. Las mujeres que comen más alimentos sanos tienen una incidencia mucho menor de síntomas menopáusicos.

Posibles complicaciones

La literatura científica es clara, un exceso de estrógeno o actividad de estrógeno a nivel celular es la causa del cáncer de mama. Por otro lado, los desequilibrios hormonales desencadenados por el uso de combinaciones de hormonas sintéticas pueden tener consecuencias mortales. Los estudios más recientes sobre el uso de las hormonas sintéticas se cancelaron abruptamente cuando resultaron ser un riesgo mayor que el beneficio para la mayoría de las enfermedades que se pensaba que estaban previniendo:

  • Un aumento del 41% en los accidentes cerebrovasculares
  • Un aumento del 29% en los ataques cardíacos
  • Un aumento del 26% en el cáncer de mama
  • Un aumento del 22% en la ECV total
  • Una duplicación de la tasa de coágulos sanguíneos
  • Una posible contribución a la enfermedad de Alzheimer

Población de alto riesgo

Está demostrado que la población de alto riesgo se hace de los individuos en la menopausia, especialmente con signos de baja tiroides, fibromas, endometriosis y síntomas generales de exceso de estrógeno, incluyendo: sensibilidad en los senos, senos fibroquísticos, cambios de humor, fluctuaciones vasomotoras, irritabilidad, ansiedad, ganancia de grasa y retención de agua.

La dominancia de los estrógenos ocurre comúnmente en situaciones:

  • Cuando las mujeres están en terapia de reemplazo de estrógeno.
  • Premenopausia cuando el agotamiento temprano del folículo produce la falta de ovulación
  • Exposición a Xenoestrógenos que es la causa del agotamiento folicular temprano. Los xenoestrógenos son sustancias extrañas que se encuentran fuera del cuerpo en el aire y los alimentos que tienen un efecto sobre los estrógeno en el cuerpo.
  • Píldoras anticonceptivas con un componente excesivo de estrógeno.
  • Las mujeres que han tenido una histerectomía
  • Post menopausia, especialmente en mujeres con sobrepeso
  • Mujeres que sufren de resistencia a la insulina.

Tratamiento de la dominancia del estrógeno

Suplementos naturales de progesterona:

Crema de progesterona bioidéntica

La dominancia de los estrógenos puede reducirse mediante la adición de progesterona con crema de progesterona bioidéntica y la reducción de la exposición del paciente a toxinas o xenohormonas ambientales. Estudios recientes indican que la crema de progesterona bioidéntica frena los desequilibrios hormonales.

Fórmula Herbal

Hay muchas fórmulas herbarias que se hacen para mejorar los síntomas causados por la dominancia del estrógeno. Está comprobado que algunas de ellas pueden mejorar significativamente los fibromas uterinos, el dolor pélvico / calambres, irritabilidad, tensión, cambios de humor, acné, dolores de cabeza, dolor en los senos, hinchazón y aumento de peso. También se encontró que el extracto de árbol casto realmente ayuda al cuerpo a eliminar exógenos de la terapia hormonal o alimentos contaminados.

Antioxidantes

El hígado humano es la piedra angular de la salud del cuerpo. Naturopatas y otros profesionales de la medicina alternativa que buscan la causa subyacente, a menudo descubren que el hígado ha tenido un papel en este desequilibrio hormonal. El hígado tiene dos mecanismos diseñados para ayudar a desintoxicar el cuerpo. Los antioxidantes como las vitaminas A, E y C son esenciales para la desintoxicación, ya que ayudan a las células a neutralizar los radicales que causan la mutación y el daño celular.

Taurina

La taurina es un importante aminoácido en el cuerpo femenino y la hormona femenina estradiol deprime su formación en el hígado. Las mujeres que están en reemplazo de estrógeno, píldora anticonceptiva, o aquellas que sufren de estrógenos excesivos pueden necesitar más Taurina, porque es útil para eliminar la retención de líquidos excesivos durante el período menstrual.

Algunos consejos útiles

Cambios en la dieta

Los pacientes deben mejorar su dieta mediante la inclusión de carnes orgánicas, aves de corral, huevos y productos lácteos que no contienen hormonas de crecimiento y antibióticos. También deben aumentar el consumo de pescado fresco de agua fría, granos enteros, frutas y verduras. Los peces de agua fría como el salmón y el atún son una buena fuente de proteínas y de los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA.

Ejercicio regular

Un simple caminar 4 o 5 veces a la semana durante 30 minutos es todo lo que se necesita. Está comprobado que el ejercicio es esencial para un metabolismo saludable y los equilibrios hormonales. Evitar el ejercicio puede conducir a un mayor riesgo de enfermedad, obesidad, menos energía e incluso desequilibrio hormonal.

Prevenir la obesidad

La obesidad se define generalmente por el índice de masa corporal o IMC, que se calcula dividiendo el peso en kilogramos por la altura en metros al cuadrado. Un índice de entre 18,5 y 25 se considera saludable, mientras que aquellos con una puntuación entre 25 y 29 se clasifican como sobrepeso y aquellos cuyo IMC es mayor se consideran obesos.

Reducción de estrés

Varias investigaciones han demostrado que la glándula suprarrenal es donde se expresa el estrés. El estrés crónico que conduce a la fatiga suprarrenal es una causa principal del agotamiento de la progesterona y de la dominancia del estrógeno.

Deja un comentario