Efectos beneficiosos y perjudiciales de la masturbación

La masturbación representa diferentes formas de estimulación de los órganos genitales con el fin de conseguir la satisfacción sexual. Tanto los hombres como las mujeres pueden masturbarse y se puede realizar de diversas maneras y con diferentes técnicas.

Efectos beneficiosos y perjudiciales de la masturbación

Efectos beneficiosos y perjudiciales de la masturbación

Aspectos sanitarios de la masturbación

Muchos científicos afirman que la masturbación tiene ciertos beneficios para la salud. En un estudio, los investigadores encontraron que el riesgo de desarrollar cáncer de próstata fue sustancialmente menor en los hombres que se masturbaban más de cinco veces a la semana. La eyaculación elimina los productos tóxicos del metabolismo de los conductos reproductores masculinos, lo que disminuye el riesgo de cáncer. La masturbación también contribuye al fortalecimiento de la musculatura pélvica y previene la disfunción eréctil. El acto final de la actividad sexual, la eyaculación se ha demostrado que aumenta los niveles de cortisol. El cortisol también se denomina “hormona del estrés”, ya que protege el cuerpo contra el estrés y aumenta la inmunidad.

La masturbación mejora el humor y la salud mental mediante la estimulación de la secreción de oxitocina y dopamina en el cerebro.

En las mujeres, la masturbación puede reducir la frecuencia de las infecciones urinarias, hacer que el dolor pélvico durante el período menstrual sea de menor intensidad, y aumentar el umbral para el dolor.

Los efectos negativos de la masturbación

Junto con el aumento de incidencia de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), la masturbación es considerada hoy incomparablemente más segura que las relaciones sexuales. Las formas tradicionales de la masturbación son generalmente consideradas seguras, pero hay muchas maneras inadecuadas para masturbarse que pueden producir algunas malas consecuencias. Hay diferentes casos de hombres y mujeres que usan herramientas improvisadas hechas en casa con el fin de alcanzar la satisfacción sexual, algunas de los cuales puede hacer daño a los órganos genitales y producir sangrado o incluso peores complicaciones que requieren tratamiento quirúrgico.

Es muy importante que informe a su médico sobre cualquier lesion adquirida durante la masturbación. No hay lugar para la vergüenza cuando se trata de la salud.

Es una pregunta muy común ¿Con qué frecuencia debe uno masturbarse? No hay una respuesta general a esta pregunta, ya que incluyen factores individuales.

Una persona puede masturbarse, siempre y cuando no tenga efectos secundarios.

La línea se cruzó cuando la masturbación produce una incapacidad para participar en las actividades diarias, como el trabajo, las actividades sexuales con la pareja, los patrones de sueño, etc. Si además de estos problemas la persona todavía tiene la necesidad de masturbarse, entonces debe ponerse en contacto con un psicólogo para descubrir la razón de tal comportamiento.

En conclusión, las formas tradicionales de la masturbación son perfectamente seguras e incluso beneficiosas, y son componentes de la vida sexual normal de hombres y mujeres. No hay temor de enfermedades de transmisión sexual, el embarazo, y otras cuestiones relacionadas con las relaciones sexuales, pero, por otro lado, las formas no tradicionales de la masturbación, utilizando herramientas improvisadas puede dar lugar a lesiones e infecciones.

Deja un comentario