El asma durante el embarazo

Las futuras madres que sufren asma, generalmente pueden tener embarazos muy saludables, pero son necesarias algunas precauciones para evitar complicaciones en el embarazo relacionadas con el asma. ¿Qué es? y ¿Los medicamentos siguen siendo seguros durante el embarazo?

El asma durante el embarazo

El asma durante el embarazo

¿Qué es el asma?

El asma, que todo el mundo conoce es una enfermedad que causa dificultad para respirar, sibilancias y tos, es una inflamación crónica de las vías respiratorias. En griego, significa “jadeo”. El asma puede tener diversos factores desencadenantes en el ambiente, y los factores genéticos desempeñan a menudo un papel muy importante en quien contrae la enfermedad. El asma puede aparecer en diferentes grados de gravedad. Algunas personas que han sido diagnosticadas con asma se las arreglán bien sin medicación regular, mientras que otras tienen dificultades terribles para respirar si no reciben la medicación. El ventolin, o la bomba de asma que amplía las vías respiratorias y ayuda a los pacientes a respirar bien, cuando lo necesitan, es probablemente el fármaco para el asma más conocido. Hay muchos otros que se utilizan como medidas preventivas también.

¿El asma durante el embarazo es un problema?

La mayoría de los pacientes con asma se las arreglan muy bien, y apenas notan que tienen la enfermedad una vez que han encontrado su “ranura de la medicación”. Los ataques de asma pueden ser un problema para algunas personas, pero muchos enfermos de asma rara vez los tienen. De hecho, puede ser fácil olvidar que incluso tienen asma una vez que está bajo control. Puede ser algo que ni siquiera recuerde pensar cuando usted comienza a tratar de concebir. Por desgracia, el asma puede tener un impacto negativo sobre el embarazo y el embarazo también puede tener un impacto negativo sobre el asma. La atención médica adecuada para mantener el asma bajo control es muy importante durante el embarazo. El asma que no está bien gestionado puede contribuir a:

  • La preeclampsia, una complicación del embarazo potencialmente mortal que involucra la presión arterial peligrosamente alta.
  • Náuseas matutinas más graves.
  • Parto y nacimiento prematuro, con todas las complicaciones resultantes para el bebé.
  • Bajo peso al nacer de los bebés, y la posible restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) durante el embarazo.

Los dos últimos pueden ser causados por la falta de suministro de oxígeno al bebé, debido a que la madre no está recibiendo suficiente oxígeno para sí misma. Estas posibilidades pueden evitarse mediante la recepción de la atención médica adecuada, desde su neumólogo, así como su obstetra o ginecólogo.

Debido a su embarazo, el asma puede interactuar, si sus diferentes profesionales de la salud discuten el mejor curso de tratamiento, puede ser muy beneficioso para su salud y la de su bebé . Las mujeres que tienen su asma bajo control durante el embarazo, y que no notan un aumento de la dificultad para respirar, probablemente no notarán ningún efecto negativo en absoluto. A menudo las mujeres no asmáticas sufren de falta de aliento en las últimas etapas del embarazo, debido a un cada vez más pequeño espacio para todos los órganos internos del cuerpo (incluyendo los pulmones). Es posible que las madres embarazadas con asma sientan esto más aún. Algunas mujeres que tienen asma, en realidad se sienten bien durante el embarazo, asi que no sea demasiado pesimista.

¿Hay que tomar la medicación para el asma durante el embarazo?

Una explicación de su régimen de medicamentos con su médico tan pronto como se entere de que está embarazada (y aún mejor, mientras que usted está tratando de quedarse embarazada) es la opción más segura para todos los que se enfrentan a esta pregunta. La salud y las circunstancias de cada persona son diferentes, y sería inútil y peligroso ofrecer algún consejo sobre los medicamentos en este blog. La investigación sugiere, sin embargo, que los inhaladores para el asma son relativamente seguros durante el embarazo. El asma que no se controla adecuadamente causando preeclampsia es mucho más peligroso, pudiendo provocar problemas serios, como problemas de crecimiento intrauterino y parto prematuro. Tomando inhaladores para el asma disminuyen las posibilidades de sufrir estas complicaciones. Los medicamentos orales, para el asma pueden plantear riesgos de salud más graves a su bebé, hable con su médico acerca de los riesgos y beneficios tan pronto como sea posible, es importante. Nunca deje de tomar la medicación sin consultar a su médico.

El asma y tratar de concebir

Si usted es asmático y esta pensando en tener un bebé pronto, consulte con su médico. Será menos estresante tratar de concebir si se sabe que medicamentos han sido aprobados para su uso durante el embarazo, y han tenido una discusión general sobre el asma y el embarazo con su proveedor de atención médica. ¿Tiene alguna experiencia personal con el asma y el embarazo que le gustaría compartir? ¡Por favor deje un comentario!

Deja un comentario