El dolor de cuello: causas y opciones de tratamiento

El dolor de cuello es una de las causas más comunes de discapacidad crónica. Aunque existen varios métodos para tratar con él, uno tiende a confundirse acerca de la mejor manera de manejarlo. Sigue leyendo para saber más sobre las últimas directrices sobre cómo tratar con el dolor de cuello.

El dolor de cuello: causas y opciones de tratamiento

El dolor de cuello: causas y opciones de tratamiento

La cuarta causa más común de discapacidad crónica es el dolor de cuello. Puede ser un resultado de una lesión o una deformidad estructural de las vértebras del cuello, o puede ser el resultado de una mala postura o estrés persistente. También puede ser causada por accidentes en conductores que han sido chocado por detrás, en el que el dolor de cuello es de un tipo latigazo cervical. Cualquiera que sea la razón, el dolor de cuello crónico puede obstaculizar seriamente la calidad de vida de la persona afectada, y tienen un efecto contundente sobre su bienestar psicológico.

Los grados de dolor en el cuello

En 2008, un Grupo de Trabajo de Dolor de cuello, que consta de 50 personas de nueve países, hizo una revisión sistemática de los estudios disponibles sobre el dolor de cuello. Recomendaron cuatro grados de dolor en el cuello, a saber:

Grado I: El dolor de cuello que tiene poco o ningún impacto en las actividades diarias.
Grado II: El dolor de cuello que dificulta las actividades diarias hasta cierto punto.
Grado III: Dolor de cuello que se asocia con un nervio pellizcado, una condición llamada como radiculopatía. Esto conduce a dolor, debilidad y entumecimiento del brazo
Grado IV: El dolor de cuello asociado con enfermedades graves como tumores, fracturas, enfermedades sistémicas o infecciones.

El grupo de trabajo llegó a la conclusión de que el ejercicio y fortalecimiento son los mejores métodos para tratar el dolor de cuello.
Sin embargo, un nuevo análisis realizado por investigadores canadienses ha encontrado que el ejercicio y la consolidación no es la mejor manera para hacer frente a todo tipo de dolor en el cuello y el tipo latigazo de dolor.

En lugar de ello, dependiendo para arriba de la severidad del dolor, si es leve o grave, diferentes tipos de tratamientos pueden ser beneficiosos para los diferentes tipos de dolor.

Los investigadores realizaron un meta-análisis de 10 ensayos controlados aleatorios y sacaron la conclusión de que:

  • Para el dolor de cuello reciente de grado I o II, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y acetaminofeno son buenas apuestas. Rango no supervisada de ejercicios que ayudan en el movimiento del cuello y la terapia manual también son igualmente eficaces en el tratamiento de este tipo de dolor.
  • Para el dolor de cuello reciente de grado III, el uso de collar cervical y sometidos a ejercicios de fortalecimiento graduadas supervisados ​​producen resultados similares, y es útil para aliviar el dolor.
  • En caso de dolor persistente cuello y síndrome del latigazo cervical (SLC) de grado I y II, bajo la supervisión de qigong y yoga Iyengar resultaron ser más efectivos que los ejercicios en casa. Los ejercicios que combinan el rango de movilidad, la flexibilidad y el fortalecimiento de ofrecer mejores resultados en este tipo de dolor.

Qigong es un componente de la medicina china que implica ejercicios de meditación, respiración controlada y movimiento. “Qi” se refiere a la respiración y la práctica de qigong asegura un buen flujo de “qi” a todas las partes del cuerpo para activar los procesos de auto-sanación. Los movimientos rítmicos suaves de Qigong ayuda a reducir el estrés, la construcción de la resistencia y mejorar el sistema inmunológico. Qigong es también eficaz en el alivio de la rigidez muscular y dolor.

Iyengar Yoga es una forma de Hatha yoga que hace hincapié en la postura y control de la respiración.
Realización de yoga Iyengar ayuda en el desarrollo de la fuerza, la estabilidad y la motilidad de los músculos a través de diferentes asanas. Se ha encontrado para ser eficaz en el tratamiento de dolor de cuello de diferentes tipos, sin efectos secundarios.

Iyengar yoga también ayuda en el tratamiento de las emociones y los problemas psicológicos que pueden ser la causa detrás de la tensión. Se cree que el estrés es un factor importante para el dolor.

Principales causas de dolor de cuello

Vamos a discutir algunas de las causas importantes de dolor en el cuello. Ellos son:

Esfuerzo indebido de los músculos en la región del cuello

Tensión excesiva en los músculos del cuello durante períodos prolongados puede conducir a dolor de cuello. Conducir durante largas horas o sentarse encorvado frente a la pantalla del ordenador durante horas de un tirón, son dos de las razones más comunes que llevan a dolor de cuello. En esta posición, la espalda superior es redondeada y la cabeza se inclina hacia adelante, causando espasmo de los músculos del cuello.
Leer en la cama en una posición incómoda, dormir en una mala postura, constantemente mirando por encima o debajo de uno de los vidrios, o incluso apretando los dientes puede conducir a la tensión muscular que resulta en dolor de cuello.

El desgaste normal de las articulaciones del cuello

Relacionada con la Edad desgaste de las articulaciones del cuello, como se ve en la osteoartritis, es otra causa común de dolor en el cuello en las personas de edad avanzada.

La compresión de los nervios en la región del cuello

Cualquier espolón que sobresale de las vértebras del cuello (osteofitos) o hernias discales en entre las vértebras cervical puede afectar a las raíces de los nervios que salen de esta región. Esto puede conducir a dolor de cuello. Que el dolor no se encuentra limitado a la región del cuello, pero puede extenderse a zonas donde inerva el nervio en cuestión, por ejemplo, los brazos.

Enfermedades

Las enfermedades como la artritis reumatoide, el cáncer y la meningitis también pueden conducir a dolor de cuello.

Las lesiones accidentales

Si una persona está involucrada en un accidente donde la cabeza de repente se tiró hacia atrás y luego hacia delante, el tejido blando en la región del cuello es hiper-extendido que lleva a una lesión de latigazo cervical del cuello. Aceleración y deceleración lesiones repentinas pueden causar dolor en el cuello.

Estrés

Tensión indebida o la depresión también puede conducir a dolor de cuello.

Las opciones de tratamiento para el dolor de cuello

Según las estadísticas, aproximadamente 10 a 15% de la población en un lugar dado sufre de dolor de cuello en un momento determinado.

En la mayoría de los casos, el dolor de cuello no dura mucho y se alivia con medidas sencillas tratamiento en el hogar, como la aplicación de calor o hielo y hacerse cargo de los analgésicos de venta libre.

Ciertos tipos de dolor en el cuello que no se alivian con estas medidas sencillas pueden requerir terapias manuales como el masaje, la manipulación y la movilización. Uno no debe tratar estas medidas por su cuenta, sino que debe consultar a un fisioterapeuta, quiropráctico o un especialista en ortopedia para aprender lo básico. La mayoría de los dolores de cuello se sienten aliviados por el estiramiento y ejercicios de fortalecimiento. La práctica de qigong y Iyengar yoga ayuda en el fortalecimiento de los músculos del cuello, hombros y espalda superior y prevenir futuros episodios de dolor en el cuello.
En pacientes en los que el dolor de cuello que parece ser un resultado de la depresión o la ansiedad excesiva, cumpliendo un fisiatra y tomar un curso de medicamentos antidepresivos pueden ser útiles.

En caso de lesión accidental o enfermedades que afectan a la columna cervical, inmovilizar el cuello durante algún tiempo con la ayuda de un collarín cervical puede ser beneficioso. En algunos casos, la aplicación de tracción cervical desde hace algún tiempo siguiendo el consejo del médico puede ser de utilidad.

Deja un comentario