El insomnio y su tratamiento

El insomnio se define como un trastorno en el que los pacientes tienen dificultad para conciliar o mantener el sueño. El insomnio a menudo, le hace despertar por la mañana temprano y permanecer aturdido durante todo el día, debido a la falta de sueño.

El insomnio y su tratamiento

El insomnio y su tratamiento

El insomnio puede clasificarse de diversas maneras. Puede ser:

  • El insomnio primario: En esta condición la falta de sueño no está asociada con ningún otro problema de salud.
  • Insomnio secundario: La falta de sueño se puede atribuir a alguna otra condición médica subyacente como el asma, la acidez, la artritis, algún tipo de dolor crónico o el abuso de sustancias.

El insomnio también puede clasificarse como:

  • El insomnio agudo: En este tipo de insomnio, el paciente es incapaz de dormir por un par de noches.
  • El insomnio crónico: Una condición en la que el paciente es incapaz de dormir por lo menos tres noches a la semana durante al menos un mes.

Las causas del insomnio

El insomnio agudo puede ser el resultado de:

  • Algunas condiciones de estrés en la vida personal.
  • Enfermedad repentina.
  • Los factores ambientales que perturban el sueño. Ejemplos de ello son el calor o frío extremo, excesivo ruido y la luz.
  • Ciertos medicamentos que pueden interferir con el sueño.
  • Una alteración repentina en el ritmo circadiano normal, debido a un cambio en los horarios de trabajo o porque el jet lag.

Las causas del insomnio crónico incluyen:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Dolor crónico

Los síntomas del insomnio

Estos pueden incluir cansancio al despertar por la mañana, la somnolencia durante el día, irritabilidad, dificultad para recordar cosas y ser incapaz de concentrarse.

El tratamiento para el insomnio

En caso de que haya una patología subyacente que conduce a la falta de sueño, los médicos intentan tratar esto. A los pacientes se les anima a practicar buenos hábitos de sueño. La terapia conductual se trató en ciertos pacientes. Sin embargo, si el insomnio no se alivia con estas medidas, a continuación, el médico puede prescribir algunas pastillas para dormir, de acción corta. Algunas pastillas para dormir comúnmente prescritas incluyen:

Triazolam (Halcion): Se cree que es la pastilla para dormir más fuerte disponible. Pertenece al grupo de las benzodiazepinas de los medicamentos. Halcion es muy eficaz en la inducción del sueño, pero es altamente adictiva en la naturaleza. Parando de repente, produce síntomas de abstinencia graves y es por eso que generalmente no se prescribe por los médicos.

Zolpidem (Ambien): Este medicamento puede inducir el sueño dentro de 15 a 30 minutos, pero su efecto desaparece en medio de la noche y entonces el paciente tiende a despertar. Para contrarrestar este problema, Ambien CR ya está disponible en el mercado. Esta es una fórmula de liberación prolongada, que ayuda al paciente a dormir durante al menos 7 a 8 horas. A medida que el medicamento se metaboliza más lentamente en las mujeres, se recomienda a las mujeres tomar una dosis menor para evitar un efecto de resaca.

La eszopiclona (Lunesta): Esta es la pastilla para dormir más comúnmente utilizada. Sin embargo, es importante tener una noche completa de sueño después de tomar la medicina o de lo contrario puede causar somnolencia al día siguiente.

Ramelteon (Rozerem): En lugar de deprimir el sistema nervioso central como otras pastillas para dormir, ramelteon actúa sobre el ciclo de sueño-vigilia. Este medicamento es muy eficaz y puede ser tomado por un largo tiempo, ya que no produce dependencia.

Zaleplon (Sonata): Esta pastilla para dormir se metaboliza en el cuerpo más rápidamente que cualquier otra pastilla para dormir. Se aconseja a los pacientes a dormirse por su cuenta. Si no son capaces de conciliar el sueño por el medio de la noche, que pueden tomar Sonata sin temer ningún efecto de resaca a la mañana siguiente.

Antidepresivos: Ciertos antidepresivos también están siendo juzgados como ayudas para dormir, ya que ayudan a los pacientes a superar su ansiedad.

Antihistamínicos: Son fácilmente disponibles como medicamentos de venta libre, pero los pacientes pronto desarrollan tolerancia a ellos.

Tagged with 

Deja un comentario