El trastorno por atracón

By | noviembre 8, 2018

Un trastorno por atracón es cuando una persona consume regularmente cantidades excesivas de alimentos. Estas juergas alimenticias habituales son seguidas generalmente por sentimientos de culpa o disgusto.

El trastorno por atracón

El trastorno por atracón de comida y bebida

A menudo, un comedor compulsivo va a comer, incluso cuando no tienen hambre. También pueden comer muy rápido y prefieren comer su comida en paz. Estos atracones pueden ser tanto planeados y espontáneos.

Los comedores compulsivos se han acostumbrado a comer habitualmente un tipo de alimentos con mayor frecuencia que otros tipos, dependiendo de la preferencia personal. Los comedores compulsivos tienden a elegir insalubres, grasos, azucarados o productos elaborados. Esto a menudo significa que comen compulsivamente y ponen una gran cantidad de peso y terminan por convertirse en obesos (aunque esto dependerá de la tasa metabólica de la persona y con qué frecuencia se va de borrachera).

Los comedores compulsivos a menudo sienten que no tienen control sobre lo que comen. Ellos tienden a tener un sentido fuerte y destructivo de la culpa después.

Las causas de trastornos de la alimentación compulsiva

Desórdenes de atracones compulsivos pueden ser indicativos de problemas psicológicos subyacentes. Problemas psicológicos pueden ser:

Depresión – No está claro si la depresión es una causa del trastorno de atracones, o si es un efecto causado por el acto de comer en exceso. Los resultados muestran que el 50% de las personas que comen compulsivamente han sufrido de depresión en algún momento de sus vidas.

El estrés y la ansiedad – eventos particularmente estresantes como mudarse de casa, cambiar de trabajo, enfermedades, problemas de relación o la muerte de un ser querido se cree pueden desencadenar trastornos compulsivos de comer. Las personas bajo estrés pueden sentir una compulsión por comer una gran cantidad de alimentos con la idea de que podría hacer que se sientan mejor,o simplemente llamar la atención. Esta falta de control en relación con los alimentos a menudo puede reflejar la falta de control en el resto de la vida de la víctima.

La investigación sugiere que existen otros posibles factores que podrían causar que una persona de ir de borrachera comer en un basis.These regulares influyen:

Ira – Un estudio muestra una correlación entre la supresión de la ira y los atracones en las mujeres.

Tristeza – Algunas personas que comen compulsivamente pueden encontrar que comer ayuda a distraer la atención de los sentimientos de tristeza. Está pensando en apelar alimentos para comprar y comer a veces puede ofrecer un respiro de sentimientos de dolor o pérdida.

Baja autoestima – Muchas personas se sienten descontentos con su apariencia o lo que otras personas piensan de ellos. Esta falta de confianza a menudo puede conducir a un sentimiento de resignación – si se siente sin valor, entonces usted está probablemente más propensos a ignorar las punzadas de culpabilidad y la sobrecarga de alimentos malos para la comodidad.

Preocupe – Las personas que se sienten nerviosos pueden encontrar el acto de comer relajante o de distracción.

Aburrimiento – De vez en cuando la gente va a comer una gran cantidad de comida cuando no tienen nada más que hacer, o sentirse solo.

Las personas que tienen trastornos de la alimentación se han encontrado para mostrar otros comportamientos específicos. Si piensa que tiene un trastorno de la alimentación, puede preguntarse si reconoce cualquiera de los siguientes comportamientos:

¿Borrachera de beber? La incapacidad para controlar el consumo de alimentos se puede extender a otras áreas de la vida, sobre todo cuando se trata de beber alcohol en exceso.

¿Eres impulsivo? Comedores compulsivos tienden a actuar temerariamente antes de considerar las posibles consecuencias de sus acciones. Esta naturaleza impulsiva se refleja en la falta de fuerza de voluntad.

¿Le resulta difícil expresar emociones? Las personas con trastornos compulsivos de comer a veces pueden tener dificultades para hablar de sus sentimientos y emociones, prefiriendo a la botella para arriba dentro de su lugar.

¿Sientes que no mantiene la responsabilidad de sus acciones? Comedores compulsivos tienden a no sentirse responsables de sí mismos o de sus acciones. Esto les permite justificar sus hábitos alimenticios y reducir los sentimientos de culpa.

Se cree que una posible razón por la cual la gente coma en exceso es, paradójicamente, porque están tratando de perder peso. Hay un montón de presión social para tener un aspecto determinado y tener un cierto peso. Esta presión puede llevar a que algunas personas se sientan inadecuados o culpable por su apariencia. Si está tratando de perder peso, es más probable que se salte las comidas, no consumen suficiente comida cada día y evitar ciertos alimentos. Al eliminar las cosas que realmente disfruta, a desarrollar los antojos y tentaciones que pueden resultar en una borrachera.

El diagnóstico de un trastorno de atracones

Si siente que podría tener un problema atracones, es recomendable que visite a su médico de cabecera. Un GP diagnosticará oficialmente su problema y, posiblemente, lo remitirá a un especialista. El apoyo de especialistas puede ser en forma de ayuda psiquiátrica, evaluación psicológica o asesoramiento dietético. Durante su cita inicial, su médico de cabecera puede hacerte una serie de preguntas.

Puede ser útil llevar un diario documentando lo que come, con qué frecuencia y cómo mucho. Cuanto más el GP sabe acerca de sus hábitos alimenticios, con más precisión le puede diagnosticar, y la manera más efectiva que pueden tratarlo. Es posible que desee prepararse para las siguientes preguntas:

  • ¿Tiende a comer más rápido durante una borrachera?
  • ¿Come hasta que se sienta incómodamente lleno?
  • ¿Usted come, incluso cuando no tiene hambre?
  • ¿Prefiere comer solo porque se siente avergonzado de la cantidad que come?
  • ¿Se siente culpable o disgustado después de comer compulsivamente?

Efectos del trastorno por atracón

Los atracones de comida a menudo conduce a un aumento de peso. Si aumenta demasiado de peso, se eleva el riesgo de desarrollar una serie de enfermedades graves y enfermedades, entre ellas:

El colesterol alto – Excesivo consumo de productos grasos aumenta la probabilidad de depósitos de grasa (colesterol) se acumule en las arterias.

Presión arterial alta – También conocida como hipertensión, presión arterial alta puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Asma – Pulmón vías respiratorias se inflaman y la respiración se vuelve difícil.

Diabetes – El exceso de glucosa en la sangre.

Dolor de espalda crónico – Puede ser causado por la cepa de peso excesivo.

Las enfermedades del corazón – Causado por obstrucciones arteriales que pueden resultar en un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Osteoartritis – Donde articulaciones se hinchan dolorosamente.

Así como los efectos físicos, comer en exceso también pueden tener efectos psicológicos angustiosos. Las personas que se dan los atracones pueden sentirse impotentes y fuera de control. A menudo les resulta difícil entender por qué no pueden resistir la tentación al igual que otras personas pueden. Esto conduce a un ciclo agotador cuando una persona va a ir de borrachera, se sienten culpables y rechazado por ellos mismos, se abstengan de comer compulsivamente y luego otra vez. Un devorador de borrachera a menudo se culpan a sí mismos por su incapacidad para romper este ciclo. Esto puede reducir la autoestima, la confianza en sí mismo y hacer que una víctima se sienta inútil. Estos sentimientos destructivos pueden en algunos casos conducir a la depresión, el estrés y la ansiedad.

En otros casos, siempre pensando en la comida o sentirse culpable por comer puede resultar en una falta de concentración. Los comedores compulsivos a menudo parecen estar distraídos o preocupados con sus pensamientos.

Vivir con un trastorno de atracones

Muchas personas con trastornos compulsivos de comer no buscan ayuda. Esto puede ser porque no se dan cuenta que tienen uno o bien porque se avergüenzan de admitir a su problema.

Los comedores compulsivos suelen sentirse disgustados por sí mismos y sus hábitos alimenticios inusuales, lo que significa que es probable que quieran para mantenerlos en secreto.

Si usted sufre de un trastorno de atracones de comida, se puede sentir como el ciclo es imposible de romper.

Lo importante a recordar es que no lo es. Si deja que su médico de cabecera lo sepa, le ofrecerá especialista (y confidencial) la asistencia sanitaria para orientar y apoyar a través de sus problemas.

Los posibles tratamiento

La terapia cognitivo conductual – Hay una forma especial de terapia cognitivo-conductual diseñada especialmente para las personas con trastornos compulsivos de comer. La terapia consiste en hablar con un experto acerca de las maneras de hacer frente a situaciones cambiando su forma de pensar o emociones asociadas con los alimentos.

Psicoterapia – Un psicoterapeuta puede ayudarle a trabajar fuera de la ruta de sus ansiedades. También ayudarán a darse cuenta de sus puntos fuertes, así como sus debilidades.

Terapia conductual dialéctica – Hay una forma especial de terapia conductual dialéctica diseñado especialmente para las personas con trastornos compulsivos de comer. Esta forma de terapia se ha utilizado para tratar eficazmente otros trastornos de salud mental, como el trastorno límite de la personalidad.

En ocasiones las personas con trastornos de atracones se le prescribirán medicamentos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Estos medicamentos aumentan los niveles de una sustancia natural conocida como serotonina. La serotonina eleva el estado de ánimo y reduce la necesidad de comer compulsivamente. Hay una serie de efectos secundarios, la diarrea, insomnio, disminución del apetito sexual, sudoración, etc, y los efectos a largo plazo de SSRIs siguen siendo desconocidos.

El ejercicio regular puede ayudar a reducir el exceso de peso. Si usted se quema calorías más rápido que se consumen, entonces usted va a perder o mantener su peso. Formas recomendadas de ejercicio incluyen nadar, montar en bicicleta y caminar a paso ligero. Ciclismo y natación son especialmente grandes para la gente con las articulaciones, los huesos o problemas de espalda, ya que ambas implican un impacto mínimo. Caminar a paso ligero se puede incorporar en las actividades cotidianas y quema calorías rápidamente.

Es recomendable consultar a su médico de cabecera antes de elegir su curso de tratamiento.

Author: Equipo de redacción

En nuestro Equipo de Redacción empleamos tres equipos de escritores, cada uno dirigido por un líder de equipo experimentado, que se encargan de investigar, redactar, editar y publicar contenido original para los diferentes sitios webs. Cada miembro del equipo está altamente capacitado y con experiencia. De hecho, nuestros escritores han sido reporteros, profesores, redactores de discursos y profesionales de salud, y cada uno de ellos tiene al menos una licenciatura en inglés, medicina, periodismo u otro campo relevante relacionado con la salud. Además contamos con numerosos colaboradores a nivel internacional al que se le asigna un escritor o equipo de escritores que sirven como punto de contacto en nuestras oficinas. Esta accesibilidad y relación de trabajo es importante porque nuestros colaboradores saben que pueden acceder a nuestros escritores cuando tienen preguntas sobre el sitio web y el contenido de cada mes. Además, si necesita hablar con el escritor en su cuenta, siempre puede enviar un correo electrónico, llamar o tener una cita. Para obtener más información sobre nuestro equipo de escritores, como hacerte colaborador y sobre todo nuestro proceso de redacción, contáctenos hoy y programe una consulta.

Comments are closed.