El tratamiento de los poros y las espinillas

La piel normal tiene glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas que vacían su contenido en la superficie a través de los poros microscópicos que rodean los folículos pilosos. La secreción de estas glándulas ayudan a mantener la piel húmeda y flexible.

El tratamiento de los poros y las espinillas

El tratamiento de los poros y las espinillas

Sin embargo, en algunas personas la producción excesiva de grasa (sebo) y la presencia de células muertas de la piel y bacterias en la superficie de ésta, puede causar ensanchamiento y la obstrucción de los poros.

Los puntos negros, o comedones, se acrecenta en los poros que contienen sebo, restos de piel, y bacterias.
Estos son también a veces llamados espinillas, acné o granos, que cubren la cara, pecho, espalda, cuello, piernas e incluso las nalgas. Pueden ser pequeños o llegar a ser más grandes, causando dolor y la inflamación.

Los puntos negros y poros dilatados a menudo se desarrollan durante los años de adolescencia, pero también pueden aparecer durante la edad adulta. Los cambios hormonales durante estos años y en todo el período menstrual estimulan que las glándulas sebáceas se vuelvan más activas, lo que provoca la ampliación de los poros, que pueden ser obstruidos con la piel muerta, células y bacterias.

Tratamientos caseros para las espinillas y poros dilatados

No existe una cura para el acné o espinillas, pero manteniendo la piel limpia puede ayudar a controlarlos.
Lavar la piel con jabón suave una o dos veces al día puede ayudar a reducir el exceso de grasa y mantener la suciedad fuera de los poros. Sin embargo, trata de evitar el uso de productos para la piel que puedan obstruir los poros. Evite recoger, exprimir, o limpiar sus granos.

Productos de venta sin receta para el cuidado de la piel que contienen peróxido de benzoilo y/o ácido salicílico puede ayudar a secar el acné y reducir los puntos negros. Algunas lociones faciales también contienen ácidos alfa-hidroxi, que ayudan a las manchas y ayudan a destapar los poros dilatados. Si estos tratamientos caseros no funcionan, consulte a un médico.

El tratamiento médico del acné

Dependiendo de la gravedad del acné, los médicos pueden prescribir medicamentos más fuertes y el uso de una combinación de tratamientos para controlarlos. Los casos moderados o graves de acné pueden beneficiarse del uso de peróxido de benzoilo, que viene en diferentes concentraciones en forma de jabón, loción, gel, u otros líquidos. Los médicos pueden recomendar productos que contienen retinoides y antibióticos, que pueden ser aplicados directamente sobre el acné o por vía oral. El ácido azelaico también puede ayudar a eliminar el acné, matando las bacterias en la piel. Algunos médicos también recomiendan tomar dosis bajas de anticonceptivos orales en mujeres cuyo brote de acné se produce antes de la menstruación.

El tratamiento de los poros y espinillas suelen tener tiempo para trabajar, y algunos tratamientos pueden parecer que hacen crecer el acné, antes de mejorar con el tiempo. Por último, si usted está usando retinoides (como la isotretinoína) y ácidos alfa-hidroxi, su piel puede ser más sensible a los rayos del sol, y será conveniente poner algún tipo de protección de luz UV o bloqueador solar cuando se está al aire libre.

Deja un comentario