¿En qué consiste la Dieta Perricone?

La Dieta Perricone, denominada por muchos como ¨la dieta del año¨, se caracteriza por sus beneficios antiedad y capacidad para eliminar las grasas acumuladas. Un método basado en la teoría de lograr obtener la “belleza desde el interior hacia fuera”, tal y como divulga su creador.

Descubre en qué consiste la Dieta Perricone

Alimentos de la Dieta Perricone

Saludable, antioxidante y con demostrados efectos antiaging, la Dieta Perricone es, hoy día, una de las formas de mantener la línea más apoyada por las celebrities. Desde Uma Thurman (quizá su polémica nueva imagen, más joven y radiante, tenga algo que ver…), Cate Blanchett, Eva Mendes o la Princesa Letizia, se han visto ¨sometidas¨ a sus múltiples beneficios, convirtiéndose en firmes defensoras del Doctor Nicholas V. Perricone, autor del que recibe su mismo nombre esta dieta.

Investigador y dermatólogo clínico de la Universidad de Medicina, el Doctor Perricone es el autor de la Teoría del Envejecimiento causado por Inflamación. Una teoría causante del nacimiento de esta dieta, con la que, tras múltiples investigaciones, Perricone ha logrado demostrar la estrecha relación entre inflamación, nutrición y salud de la piel. Es decir, la existencia de la conexión entre los alimentos que comemos y los benecios/perjuicios que estos tienen para nuestro organismo y la apariencia de nuestra dermis.

Una dieta antioxidante y con la que perder peso de forma gradual, saludable y, sobre todo, segura, una de las primeras recomendaciones de euroClinix, clínica online especializada en diferentes tratamientos, quien también recomienda la adecuación de la alimentación como principal guía en contra de la obesidad y sus posibles complicaciones para la salud a largo plazo.

¿Cuáles son los alimentos recomendados en la Dieta Perricone?

El Doctor Perricone propone basar nuestra dieta en grupos de nutrientes esenciales, caracterizados por su capacidad para adelgazar y lograr una piel más brillante y tersa:

Proteínas: Perricone recomienda tomar una ¨ración diaria¨ de proteínas de alta calidad. Aquellas que aporten a nuestro organismo los anticuerpos necesarios para prevenir enfermedades y además benefician a nuestros huesos y piel.

Entre los principales alimentos a consumir dentro de este grupo encontramos: salmón fresco o salvaje, huevos, tofu, quinoa, así como el pollo o el pavo. Siempre, a poder ser, de origen orgánico.

Fibra e hidratos de carbono: Especialmente los hidratos de carbono complejos o de bajo contenido glicémico, es decir, que no incrementen los niveles de azúcar en sangre y permiten una absorción más lenta. Un tipo de alimentos capaces de no provocar inflamación, al contrario que los hidratos de carbono habituales. Y que, del mismo modo, aportan la cantidad diaria de fibra necesaria para nuestro cuerpo. Un grupo nutritivo que además cuenta con beneficios antioxidantes y regula la digestión.

Frutos rojos (frambuesas o moras), cebolla, avena y, haciendo gala de la dieta mediterránea, el aceite de oliva son la clave de este grupo alimentario. ¿Cómo tomarlos? Perricone recomienda entre 4 a 6 raciones diarias, dependiendo de la cantidad.

Grasas buenas: Es decir, los ácidos grasos esenciales contenidos en los alimentos capaces de proteger al corazón y evitar problemas cardiovasculares. Tipo de alimentos que también mejoran el funcionamiento del cerebro y nos ayudan a mantener el peso ideal.

En su mayoría pescado, como atún o sardinas, entre los que también encontramos de nuevo el salmón. Y, del mismo modo, donde también se incluye el aceite de oliva. Pistachos y semillas de girasol, las famosas pipas, son otros de los alimentos fundamentales en esta tipología.

Vitaminas antioxidantes: Tanto Vitamina A, B o C son fundamentales para la dieta antiedad. Vitaminas de carácter antioxidantes a nivel celular, entre las que encontramos los ya nombrados frutos rojos, sardinas o las bayas de acai, aporte de vitamina A, B y C, respectivamente. Grupo de nutrientes al que debemos añadir las verduras de hoja verde, como espinaca, brócoli o kale, alimentos que favorecen a nuestro organismo a la creación de Ácido Alfa Lipoico, clave para la energía de las células y protección ante los radicales libres.

Agua y cacao: A pesar de no formar parte de un grupo concreto, tanto el agua como el cacao son dos fundamentales de la Dieta Perricone. Beber hasta 10 vasos de agua al día, empezando por uno en ayunas, y acompañando a cada comida. Mientras, comer unas onzas de chocolate puro será otro de los aportes antiaging y/ó antioxidantes que nuestro cuerpo necesita.

¿Hay alimentos ¨prohibidos en esta dieta¨?

Más que alimentos prohibidos, la Dieta Perricone expone como productos, no recomendados, todos aquellos causantes de un rápido envejecimiento de las células, por todos conocidos, alcohol, tabaco o el café, así como todos aquellos alimentos envasados y no naturales, entre los que están los zumos light envasados y ricos en azúcar.

Deja un comentario