Esa sensación de ardor constante puede ser síndrome de boca ardiente

La conciencia sobre el síndrome de boca ardiente es sorprendentemente baja entre los profesionales médicos y dentales, y como resultado, los pacientes que la padecen a menudo tienen dificultades para encontrar una solución aceptable. Más información para ver si usted podría estar sufriendo de la misma.

Sensación de ardor constante puede ser síndrome de boca ardiente

Sensación de ardor constante puede ser síndrome de boca ardiente

Algunas condiciones son difíciles de diagnosticar porque hay pocas pistas para seguir adelante. El paciente se presenta con una queja que parece vaga y casi superficial sin rasgos clínicos aparentes. Como médico, esto puede ser una pesadilla. Como paciente, puede ser sumamente frustrante, no tener a nadie que sea capaz de decirle lo que está mal o no parar de escuchar respuestas repetitivas.

El síndrome de boca ardiente es una de esas condiciones. Incluso se define como una condición crónica en la que el paciente se queja de una sensación de ardor en la boca sin ninguna causa obvia.

Los síntomas asociados con el síndrome de la boca ardiente

Los síntomas del síndrome de boca ardiente pueden aparecer de repente y sin previo aviso. El síntoma más grave es, por supuesto, una sensación de ardor en diversas partes de la boca, incluyendo el paladar, la lengua, el interior de las mejillas y hasta la parte posterior de la garganta. Otro síntoma es tener la boca seca, dificultad para comer especias, una alteración del sentido del gusto, manchas o parches descoloridos dentro de la boca, y un sabor metálico.

Lo que hace que estos síntomas sean difíciles de determinar es que se pueden encontrar con un gran número de otras condiciones también. Hay otras posibles condiciones que deben ser descartadas antes de llegar a un diagnóstico de síndrome de boca ardiente.

Las mujeres son mucho más propensas a desarrollar el síndrome de boca ardiente. Característicamente, la mayoría de las personas que padecen el síndrome tienen un dolor que se hace cada vez más intenso a medida que avanza el día.

Las variaciones en la presentación clínica existen y algunas personas pueden sufir dolor severo durante todo el día, sólo ocasionalmente, o desaparecer por sí solo después de unas semanas.

La edad de inicio parece ser alrededor de la edad media para la mayoría de la gente, pero una vez más, la gente más joven también sufre de síndrome de boca ardiente.

Causas del síndrome de boca ardiente

A pesar de que las causas exactas del síndrome se desconocen, hay algunas posibles situaciones que los investigadores están investigando más.

Boca seca: La falta de saliva en la boca puede dar lugar a una serie de cuestiones complejas y una sensación de ardor en la boca. Por lo general, hay una razón identificada en cuanto a la razón de esta falta de la formación de saliva, que puede incluir una disminución de la función de la glándula salival, infección, inflamación e incluso trauma.

La infección por hongos:  La infección perpetrada por el hongo Candida es más frecuente en personas que utilizan prótesis dental o son inmunes comprometidos. El uso de la prótesis durante períodos prolongados de tiempo es una razón común para desarrollar esta infección. La falta de higiene también puede causarla.

Trastornos hereditarios: La lengua geográfica es una condición común asociada con el síndrome de boca ardiente. Se trata de parches en la lengua que cambian con el tiempo y causan una sensación de ardor en la boca.

Diagnóstico y tratamiento del síndrome de boca ardiente

Las deficiencias nutricionales: Una serie de deficiencias nutricionales, como las de la vitamina B12, vitamina B6, vitamina B2, vitamina C y otras afectan a las estructuras orales de muchas maneras, incluyendo la inducción de una sensación de ardor.

Traumatismo crónico: Una cúspide afilada de un diente o una prótesis mal ajustada puede provocar traumatismos repetidos en el mismo lugar. El aumento de la cantidad de tensión localizada en un punto también puede causar una sensación de ardor en la boca.

Los efectos secundarios de los medicamentos: Los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la hipertensión, en particular los inhibidores de la ECA, son conocidos por causar una sensación de ardor en la boca como un efecto secundario poco común.

Daño a los nervios: Los nervios que inervan la lengua, las encías y el paladar pueden sufrir daños y provocar una mala interpretación de las señales que se envían a ellos. Algunos pacientes perciben una sensación de ardor en la boca debido al daño del nervio.

Razones psicológicas: Los pacientes con un historial de depresión o ansiedad han demostrado ser mucho más propensos a sufrir de síndrome de boca ardiente. Este diagnóstico, debe hacerse con precaución, ya que a veces los pacientes pueden tomar la ofensiva. Es mejor tener una evaluación psiquiátrica antes de llegar a esta conclusión.

Diagnóstico

Una historia médica completa y un examen médico son las claves para llegar a un diagnóstico, aunque hay algunas pruebas que se podrían pedir también. Estas incluyen un recuento sanguíneo completo, biopsias y una prueba para detectar cualquier alergia potencial.

Tratamiento

El tipo de tratamiento que se proporciona a los pacientes que sufren de síndrome de boca ardiente es muy variable. No todos los pacientes son un escaparate de los mismos síntomas o causas potenciales, por lo tanto, también recibirán diferentes tratamientos.

Si hay una causa detectable como sequedad en la boca o infección fúngica entonces estos pacientes serán tratados con pasos y medicamentos apropiados. Comúnmente, sin embargo, no se detecta ninguna causa. En tales casos, los médicos pueden utilizar antidepresivos, una combinación de fármacos antimicrobianos, suplementos vitamínicos y aplicaciones tópicas de esteroides para ver si los síntomas se reducen o son tratados por completo.

Como paciente, es importante darse cuenta de que el proceso de sintonización fina del protocolo de tratamiento le llevará tiempo y probablemente implicará algún ensayo y error. Mantener una actitud positiva y optimista es mucho más importante de lo que piensa.

Una gran cantidad de pacientes han tratado la medicina alternativa, para buscar alivio de sus síntomas. Estos métodos incluyen todo, desde la homeopatía, la acupuntura y la curación espiritual. Ya que estos quedan fuera del ámbito de la ciencia convencional, no se han probado a los mismos estándares de precisión. La mayor parte de su evidencia es anecdótica y debe tomarse con precaución. Dicho esto, si un paciente encuentra alivio a través de cualquiera de estos tratamientos, debe continuar con el éxito de la terapia.

Conclusión

El síndrome de boca ardiente es un síndrome que pone a prueba la paciencia de todos los involucrados. La condición es tratable y una vez que una buena estrategia de control haya sido ideada para el paciente, este será capaz de vivir su vida sin compromisos.

Deja un comentario