Esclerosis Múltiple Progresiva Primaria: hechos, síntomas y tratamiento

By | marzo 25, 2019

Se ha descubierto recientemente que la esclerosis múltiple afecta al doble de personas que hace poco tiempo. Debido a que puede ser una afección muy grave y debilitante, es importante identificar los síntomas de manera temprana para que el tratamiento sea más productivo.
Lo que mucha gente no se da cuenta es que hay múltiples tipos de esclerosis múltiple. La esclerosis múltiple progresiva primaria solo se diagnostica en un pequeño número de pacientes con EM y no tiene la oportunidad de recaer, principalmente porque no entra en remisión. ¿Qué caracteriza a EMPP para identificarlo por separado de otros tipos de EM?

Características de la esclerosis múltiple progresiva primaria

La mayoría de las veces, la esclerosis múltiple progresiva primaria se diagnostica en una población mayor que en otros tipos de EM. Más importante aún, esta forma de la enfermedad continúa causando deterioro, con síntomas que empeoran, una vez que comienza a afectar al cuerpo. Conocer las causas y los síntomas de la identificación temprana puede hacer mucho para reducir los efectos o disminuir la progresión de la enfermedad, especialmente en la EMPP.

Esclerosis Múltiple Progresiva Primaria: hechos, síntomas y tratamiento

Esclerosis Múltiple Progresiva Primaria: hechos, síntomas y tratamiento

Causas de la esclerosis múltiple

La EM es una enfermedad autoinmune, lo que significa que es el resultado del ataque del cuerpo a sí mismo por parte del sistema inmunológico. Varias enfermedades son causadas por este «mal funcionamiento» del cuerpo. En el caso de la esclerosis múltiple, el objetivo del sistema inmunitario es la mielina, que es la sustancia que recubre los nervios ubicados en la médula espinal y el cerebro.

En otros tipos de EM, hay una inflamación significativa causada por este ataque a la mielina. Sin embargo, con EMPP, la inflamación es mínima. En cambio, los principales problemas se deben al daño a los nervios y al crecimiento de tejido cicatricial a lo largo de estas áreas en la médula espinal y el cerebro. Los médicos se refieren a este tejido cicatricial como legiones, que evitan que se produzca la señalización adecuada, lo que provoca los síntomas de la esclerosis múltiple.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple progresiva primaria?

La mayoría de los pacientes diagnosticados con PPMS notan por primera vez un debilitamiento de sus piernas hasta el punto de visitar a sus médicos. Otros síntomas iniciales incluyen:

  • Endurecimiento de las piernas.
  • Cuestiones de equilibrio.
  • Dificultad para caminar.

Otros síntomas que pueden aparecer temprano son:

  • Fatiga y dolor constante.
  • Dolores de cabeza constantes.
  • Dificultad para hablar o tragar.
  • Problemas con la vision.
  • Dificultad para controlar la vejiga o los intestinos.

Algunos de los síntomas más graves también pueden incluir:

  • La sensación de una descarga eléctrica en la espalda y las extremidades cuando el cuello está doblado.
  • Entumecimiento y picazón.
  • Mareos o temblores extremos.
  • Parálisis, temporal o permanente.
  • Una dificultad con procesos de pensamiento claros.
  • Cambios de humor inexplicables
  • Síntomas de depresion

Diagnóstico de esclerosis múltiple progresiva primaria

Un médico tiene varios métodos para determinar si un paciente tiene EMPP. El proceso de diagnóstico de la enfermedad comienza con una discusión de los síntomas experimentados para formar una imagen clara del historial médico y los cambios en su salud. Esto probablemente progresará hacia un examen físico, verificando la función actual de los nervios y músculos.

El siguiente paso puede ser una resonancia magnética del cerebro y la médula espinal. Estas imágenes capturarían cualquier evidencia de daño a los nervios o inflamación en la médula espinal o el cerebro que podría indicar la esclerosis múltiple.

Alternativamente, hay dos pruebas que utilizan los ojos para hacer una determinación. Los potenciales evocados visuales, o PEV, prueban la funcionalidad del nervio óptico, mientras que una tomografía de coherencia óptica (TCO) mide las fibras nerviosas ubicadas dentro de la retina.

Una punción lumbar, también conocida como punción espinal, consiste en extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo para que se pueda examinar y ver si revela algún signo de EM.

Desafortunadamente, a menos que ya exista una progresión seria, la mayoría de las pruebas no ofrecerán mucho conocimiento sobre si el tipo de esclerosis múltiple podría ser PPMS, ya que el daño a los nervios ocurre y empeora con el tiempo. Eso significa que, aunque se pueda hacer un diagnóstico de EM, es posible que no se determine que la afección sea esclerosis múltiple progresiva primaria durante años.

Gestionando EMPP

No existe cura para la EMPP, y como la definición de este tipo de esclerosis múltiple es que los síntomas empeoran con el tiempo, el objetivo principal de los pacientes con la enfermedad es encontrar una manera de manejar los síntomas lo mejor que puedan.

Debido a que los síntomas a menudo empeoran si la temperatura corporal aumenta, las personas con EMPP deben evitar pasar un largo período de tiempo al sol o hacer ejercicio a grandes distancias sin suficiente aire de enfriamiento. Cualquier cosa que cause un esfuerzo excesivo podría hacer que la temperatura corporal aumente, lo que conduciría a síntomas más frecuentes.

Por otra parte, el ejercicio regular puede ayudar a reducir la severidad de los síntomas, principalmente la rigidez y el dolor, mientras que consigue un montón de sueño va a disminuir los efectos del debilitamiento de los músculos y las articulaciones. De hecho, muchos pacientes se involucran con terapeutas físicos y ocupacionales para aprender más sobre las técnicas que funcionan mejor y las estrategias para el manejo de nuevos síntomas.

Si los problemas con el habla se convierten en un problema, también hay disponibles terapeutas del habla que pueden ayudar a reducir el daño que esto causa, incluida la ansiedad social y el nerviosismo en torno a otros debido a los cambios en la voz o la modulación. Este tipo de terapia también puede ayudar con problemas para tragar.

Medicación para EMPP

Ocrelizumab no ha existido por mucho tiempo, pero se ha mostrado prometedor para las personas que sufren de esclerosis múltiple progresiva primaria. Básicamente, reduce el número de células en el torrente sanguíneo que inician el ataque al cuerpo por parte del sistema inmunológico. Esto reduce la inflamación y retrasa el progreso del daño a los nervios, lo que también ayuda a retardar el progreso general de la enfermedad.

Este medicamento se administra como una infusión, similar a la forma en que se administra la quimioterapia, bajo la supervisión de un médico cada seis meses. Se considera un medicamento de primera línea, lo que significa que el paciente no tiene que intentar otros tratamientos y «fracasar» para recibir esta terapia. Los efectos secundarios más comunes son picazón o erupción cutánea, enrojecimiento o fiebre.

Medicamentos adicionales

Algunos medicamentos pueden ser recetados para ayudar a controlar ciertos síntomas que son más prevalentes y debilitantes que otros, como medicamentos para:

  • Músculos tensos y rígidos.
  • Una dificultad con el control de la vejiga y el intestino.
  • Dolor general.
  • Fatiga debilitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

11.953 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>