Escoliosis idiopática del adolescente

La escoliosis es una forma de deformación hacia un lateral o laterales en forma de curvas de la columna vertebral. La columna vertebral puede curvarse a la izquierda o la derecha.

Escoliosis idiopática del adolescente

Escoliosis idiopática del adolescente

El término “idiopática” significa que la causa de este tipo de escoliosis es todavía desconocida, aunque hay muchas teorías en cuanto a lo que puede ser la causa de esta deformidad. Es probable que la escoliosis idiopática es causada por múltiples factores. Nos referimos a esta condición como “adolescente”, ya que está presente entre un 2 y un 4 por ciento de los niños entre 10 y 16 años de edad.

¿Cuáles son las posibles causas de la escoliosis idiopática del adolescente?

Hay muchas teorías en cuanto a su origen, y algunas de los más probables son:

  • Genética – En realidad, nadie sabe qué gen está causando esta deformidad, pero se ha demostrado que esta deformación en la columna funciona en ciertas familias.
  • Subclínica poliomielitis – Esto significa que antes de la deformidad en realidad ocurrió, una inflamación subclínica de la médula espinal. Generalmente, este tipo de inflamación no está causando síntomas notables y por lo tanto es muy difícil o incluso imposible de detectar.
  • Crecimiento de las hormonas de forma rápida – Estas curvas realmente progresan rápidamente. Los altos niveles de hormonas de crecimiento se encuentran en todos los pacientes, especialmente las niñas, lo que implica posibles causas hormonales.
  • Cambios estructurales – Se ha demostrado que los pacientes con escoliosis idiopática del adolescente tienen deformidades en el disco del hueso, así como varias deformidades musculares de los músculos situados alrededor de la columna vertebral. Sin embargo, todavía no se ha probado lo que estos cambios biomecánicos causan o si es una consecuencia de la escoliosis.
  • Nutrición – Existe una fuerte correlación entre la mala nutrición y los cambios en el desarrollo del esqueleto que podría dar lugar a la escoliosis.
  • Equilibrio del cuerpo – Obviamente, si un niño tiene problemas de equilibrio, la postura o la simetría del cuerpo, esto podría afectar a la forma o la posición de la columna vertebral.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la escoliosis idiopática del adolescente?

Hay un gran problema con el diagnóstico de esta condición de la columna vertebral, ya que, en la mayoría de los casos, el niño no notará ningún problema. Además, puede no haber ningún síntoma evidente en absoluto.

Esto puede dar lugar a varios problemas mucho más graves ya que este tipo de escoliosis a menudo no se descubre hasta que las curvas han progresado de manera significativa, por lo que se hace mucho más difícil de tratar. Sin embargo, otra cosa que hace que sea difícil hacer un diagnóstico definitivoes que las curvas no son visibles hasta que la persona se agacha.

Sin embargo, hay algunos síntomas que sin duda podría hacer que una persona piense acerca de esta deformación en la columna en lugar de otra cosa. En primer lugar, podría haber algún tipo de asimetría en los hombros, uno puede ser más alto que el otro. Algunos pacientes tienen una parte que cuelga mucho más que otra, debido a la asimetría superior del cuerpo.

¿Como hacer un diagnóstico definitivo?

Es muy importante hacer un diagnóstico a tiempo, un diagnóstico tardío puede hacer que el tratamiento sea mucho más complicado. Un médico medirá la curva de progresión del niño. Esto se puede hacer mediante radiografías de serie, la medición de las jorobas de las costillas o cambios en la altura.

Otra cosa que hay que prestar atención es si la escoliosis produce dolor o no. Si los nervios en el canal de la raíz se dañan, una disfunción intestinal o vesical puede estar presente y lo demuestra.

También hay algunas pruebas especiales utilizadas para una evaluación mucho más detallada y detección del grado de curvatura de la columna vertebral. Estas pruebas de diagnóstico especiales son:

  1. Los rayos X – Varias imágenes de rayos X se realizan desde varios ángulos, que visualizan la columna vertebral por completo y el ángulo de la curva se pueden medir en grados.
  2. Imágenes Resonancia Magnética SCAN – IMR crea imágenes 3D generadas por computadora y, lo mejor de todo, no utiliza radiación. Es una técnica mucho más precisa y sensible que las imágenes de rayos X comunes. Todo el procedimiento dura unos 30-60 minutos y es completamente indoloro.

El pronóstico de la escoliosis idiopática del adolescente

Un diagnóstico definitivo se ha establecido, la principal preocupación del médico debe tener en cuenta si hay causas subyacentes de la escoliosis, y aún más importantes.

Hay, de hecho, tres preocupaciones principales:

  1. El sexo del paciente – La escoliosis en las niñas tiende a progresar más a menudo.
  2. Curva potencial de crecimiento – El nivel de crecimiento potencial se mide por Risser (0 a 5) grados. Grado 0 significa que no existen osificación (grado de fusión ósea) y grado 5 significa la fusión ósea completa
  3. Grado de la curva en el momento del diagnóstico – Este ángulo se mide por el ángulo de Cobb.

El ángulo de Cobb es el ángulo formado por una línea imaginaria trazada desde el fondo hasta la parte superior de la curva escoliótica y una línea trazada a lo largo de la parte inferior de la columna vertebral.

Hay algunas reglas acerca de estas deformidades que cada médico debe tener en cuenta.

  • Si las curvas lumbares son “más estable”, entonces las torácicas, son más propensas a progresar.
  • Si el paciente es jovén cuando aparece la curva, tendrá mayores posibilidades de progresar la curva rápidamente en el futuro.

¿Cuál es el tratamiento de la escoliosis?

Hay varios tratamientos posibles de la escoliosis y elegir el más adecuado depende de la edad, la gravedad de la curva, la ubicación de la deformidad del paciente y la causa, etc.

Supervisión

El tratamiento más común de las deformidades de la columna vertebral son menos de 15-20 grados. El paciente debe realizarse exámenes de rayos X  de forma regular, dos veces al año durante los años de crecimiento rápido, y después de eso una vez al año.

La fisioterapia y el ejercicio

La fisioterapia y el ejercicio tienen un lugar muy importante en el éxito del tratamiento de la escoliosis idiopática del adolescente. El objetivo de la fisioterapia es maximizar el rango de movimiento y la fuerza y mejorar la postura de la espalda. Los ejercicios deben planificarse con mucho cuidado y programar los ejercicios de cada paciente de forma individual.

Vigorizante

Si el ángulo de la curva es de entre 25 y 40 grados, entonces el aparato ortopédico probablemente  será la mejor opción de tratamiento. Estos aparatos se utilizan comúnmente cuando la escoliosis es de progresión, ya que pueden evitar que la curvatura empeore.
Hay varios tipos de estos aparatos ortopédicos y una de los más comunes es el corsé de Milwaukee, que puede corregir cualquier tipo de curvatura de la columna. Otro tipo comúnmente utilizado es el corsé de Boston, un simple funda de plástico que presiona las costillas y la espalda. Sin embargo, se ha establecido que algunas curvas no responden a este tipo e tratamientos.

Electro-estimulación espinal

Esta es una forma electro relajación. Es relativamente indolora y puede causar gran mejora en las habilidades de movimiento del paciente.

Tratamiento quirúrgico

Si el ángulo de la curva es mayor de 45 grados, a continuación, el único tratamiento eficaz sería la cirugía. Las curvas de este tamaño pueden representar una amenaza significativa para el estado de salud de un paciente, ya que causa dolor continuo, dificultad para respirar, y una desfiguración significativa. Incluso las curvas de 100 grados se sabe que se producen, pero son muy poco frecuentes y en la mayoría de los casos amenaza la vida.

La cirugía realizada en pacientes con escoliosis se llama fusión espinal con instrumentación. Hay tres enfoques posibles: anterior, posterior y enfoque combinado, su elección depende del cirujano.

  • Abordaje anterior significa que la incisión inicial se realiza en el pecho y durante el procedimiento de uno de los llamados discos intervertebrales están siendo eliminados, ya que son responsables de la curva. En lugar de ellos, una barra de metal se coloca a lo largo de las vértebras para mantener la estabilidad de la columna.
  • Abordaje posterior se realiza a través de una incisión en la parte posterior. Durante este procedimiento algunos injertos de hueso se llevan a cabo para fusionar las vértebras curvas.

Un enfoque combinado es probablemente la mejor y, en la mayoría de los casos, incluye dos procedimientos separados, que incluso se pueden programar por separado.

Las posibles complicaciones de la cirugía

Esta cirugía es extremadamente complicada y el tejido diana extremadamente sensible (la médula espinal y varias estructuras nerviosas están muy cerca), hay varias posibles complicaciones.

Como con cualquier operación, la infección es la complicación más común. La forma más leve de la infección aparece sólo en la incisión de la piel, pero el problema puede producirse si se extiende más profunda e involucra las áreas alrededor de la médula espinal y las vértebras. Los cirujanos están tomando por supuesto todas las precauciones posibles para prevenir la infección pero a veces es simplemente inevitable. Lo bueno es que estas infecciones se producen en menos del 1% de las cirugías de columna.

Otro escenario posible es que los instrumentos que se insertan en la columna vertebral simplemente se rompan. Esto incluye los tornillos de metal, placas y varillas. Si esto sucede, es necesario un segundo procedimiento para remover y reemplazar las piezas rotas.

Debido a la sensibilidad del campo de destino, el daño a los nervios también es una posible complicación. El daño a los nervios causa parálisis en ciertas áreas del cuerpo en función del nervio que se daña. A veces, incluso si la operación ha ido bien, todavía hay un dolor persistente después de ella. En tales casos es necesaria una evaluación detallada y analgésicos administrados por un tiempo.

Deja un comentario