Fluido que se escapa de las orejas

Cualquier tipo de líquido que se escapa del oído se conoce como otorrea. Varias condiciones pueden causar esta descarga de fluido. Dependiendo de la causa subyacente, el tipo de líquido de las orejas también variará.

Fluido que se escapa de las orejas

Fluido que se escapa de las orejas

El tipo más común de descarga es en realidad la cera que se construye dentro del oído como un mecanismo de protección. A veces puede haber una sobre producción de esta cera del oído, que es grasa en la naturaleza, y que conduce a la descarga de la oreja.

Otras condiciones más graves en las que esto se ve son:

1. Infección

Una infección del oído en la acumulación de líquido dentro de la oreja, que eventualmente conduce a la descarga. Habrá otros signos y síntomas que se asocian con una infección del oído como dolor, hinchazón y mareos.

Una condición comúnmente conocida como oído de nadador es cuando una infección bacteriana o fúngica puede ocurrir en el oído debido a la presencia de una gran cantidad de humedad durante grandes períodos de tiempo. Se cree que la pared del conducto auditivo se rompe bajo tales condiciones y puede conducir a una descarga de la oreja.

Una infección del hueso mastoide del cráneo, llamada Mastoiditis también puede ser responsable de una descarga del oído. Este hueso es diferente de otros huesos en el cuerpo, ya que es altamente neumático. Tiene una conexión anatómica con la trompa de Eustaquio, que suele ser el camino que toma la infección.

ME GUSTA LO QUE VEO

Una infección del oído medio que se ha dejado sin tratar o es particularmente agresivo puede alcanzar el hueso mastoide y en realidad hacer que se descomponga y se desintegre.
Esta condición se observa más comúnmente en los niños, aunque se puede ver en los adultos también. Si se diagnostica, se trata en un hospital creado como una emergencia, ya que puede ser mortal.

Un examen clínico por un cirujano otorrinolaringólogo revelará la presencia de una infección y debe ser tratada con gotas de oído, así como un curso de antibióticos.

2. Lesiones físicas

El tímpano es una de las partes más sensibles del cuerpo y casi cualquier cosa, desde una pluma a una punta de limpieza puede causar que se rompa si se aplica suficiente presión. Esta lágrima podría ser extremadamente pequeña en tamaño, sin embargo, una vez más debe ser fácilmente visible en la inspección por un cirujano otorrinolaringólogo.

Un traumatismo en la cabeza o una fractura del cráneo también puede ser responsable de una fuga de líquido cefalorraquídeo en el oído. Esta condición es una emergencia médica y si se sospecha, se trata sin ningún tipo de demora. La mayoría de las veces, las personas que han tenido un trauma severo al cráneo muestran síntomas como náuseas, mareos, desmayos y visión borrosa.

Puede haber daños en el cerebro, aunque no siempre es así. El sangrado de los oídos, así como la nariz son también comúnmente visto en estos casos.

Se necesitarán radiografías y resonancias magnéticas de la cabeza y el cuello para confirmar los hallazgos clínicos, así como para determinar qué tipo de fractura del cráneo es. El tratamiento para esto puede variar desde el control del dolor hasta la cirugía, dependiendo de varios otros factores.

Deja un comentario