Hoja de información de dieta baja en carbohidratos

No puedes correr ni hacer algo que hiciste antes. Al final decidiste seguir una dieta. ¿Hay alguna manera fácil de perder peso?

Hoja de información de dieta baja en carbohidratos

Hoja de información de dieta baja en carbohidratos

Su amigo le recomendó una dieta baja en carbohidratos. Antes de decidir comenzar la dieta baja en carbohidratos, lea este artículo. Usted podría dañar gravemente su salud con una dieta inadecuada. Al elegir un programa de dieta o pérdida de peso, es importante considerar los riesgos con su médico o nutricionista.

Dietas bajas en carbohidratos

Los alimentos que comemos suministran a nuestros cuerpos la energía y los nutrientes. Usted probablemente sabe que la dieta saludable incluye carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua. Las dietas bajas en carbohidratos son dietas en las que se reducen los carbohidratos y aumentan la ingesta de proteínas. Las dietas bajas en carbohidratos son muy populares. Esas dietas pueden dar lugar inicialmente a la pérdida rápida del peso, pero no son una manera segura de mantener pérdida del peso. Usted puede encontrar la dieta baja en carbohidratos con diferentes nombres como Atkins, Poco poder de la proteína, Libre de azucar y la Zona. Esas dietas se basan en la teoría de que los carbohidratos estimulan la producción de insulina, lo que aumenta el apetito y promueve el aumento de peso. Si disminuye la ingesta de carbohidratos, podría tener algunos efectos secundarios graves. Las dietas bajas en carbohidratos para el manejo del peso están lejos de ser sanas. Algunos de los efectos secundarios podrían incluir: cetosis, estreñimiento o diarrea, halitosis, dolor de cabeza y fatiga general. Con la dieta baja de carbohidratos usted puede aumentar su riesgo para la enfermedad cardíaca y el cáncer, porque aumentó la consumición gorda y la consumición disminuida de la fibra.

Carbohidratos

Los carbohidratos son necesarios para mantener las funciones normales del cuerpo, así como proteínas y grasas. Hay carbohidratos simples y carbohidratos complejos. Los carbohidratos simples se encuentran en frutas y alimentos que contienen azúcar refinado (helado, pasteles, jalea, caramelos …). Cuando comemos alimentos con carbohidratos simples, nuestro cuerpo rápidamente los convierte en glucosa. Usted debe saber que su cuerpo necesita también carbohidratos complejos, tales como trigo integral, frutas y verduras, pan de centeno, pasta de trigo y cereales integrales. Se necesitan fuentes de fibra, nutrientes y energía. En nuestros cuerpos, los carbohidratos se convierten en glucosa. La insulina juega un papel esencial en el movimiento de glucosa en las células para convertirse en energía. Cuando los niveles de glucosa en la sangre aumentan, esto estimula al páncreas a liberar insulina en el torrente sanguíneo. Los hidratos de carbono complejos, durante la digestión, se cambian primero en azúcares simples y después en glucosa. Los carbohidratos que no se necesitan en las células se almacenan en el hígado y los músculos como glucógeno. Si las reservas de glucógeno están llenas, el exceso de carbohidratos se convierte en grasa corporal.

Los alimentos con un IG alto producen rápidamente un nivel elevado de azúcar en la sangre, los alimentos con un IG bajo producen un cambio más lento y menor en el azúcar en la sangre. Las dietas con una alta IG incluyen alimentos con azúcar rafinido, helados, pasteles, gelatina, caramelos … Las dietas que contienen lotes de alta IG se asocian con un mayor riesgo de diabetes y enfermedades del corazón. Las dietas que contienen alimentos con IG bajo pueden ayudar a controlar la diabetes.

ME GUSTA LO QUE VEO

Proteína

La proteína es una combinación compleja de aminoácidos. La proteína es un componente de los músculos, huesos, piel, cabello, sangre y otros órganos. Son necesarios para el crecimiento normal, la reparación de tejidos y la producción de hormonas y enzimas que regulan las funciones del cuerpo. Las proteínas durante la digestión se descomponen lentamente en aminoácidos y son llevadas por la sangre a las células del cuerpo. Carne, pescado, aves de corral, claras de huevo, productos lácteos, nueces y frijoles son fuente de proteínas. Si comemos más proteínas de las que necesitamos, el exceso se almacena como grasa corporal, que luego puede convertirse en energía. Si las reservas de carbohidratos y grasas no pueden proporcionar suficiente energía, las proteínas también pueden convertirse en energía. Pero, eso sucede muy raramente.

Grasas

Las grasas proporcionan energía. Son necesarias para la absorción de vitaminas A, D, E y K. Hay grasas saturadas, insaturadas y grasas trans. Las grasas no saturadas se encuentran en los aceites de oliva, arenque, caballa, cacahuete y canola. Las grasas saturadas se encuentran en productos de origen animal como la carne, los mariscos, las yemas de huevo y los productos lácteos, así como los aceites de coco y palma. Las grasas trans se encuentran en los alimentos como la margarina y el acortamiento, así como productos tales como galletas, pastel, rosquillas y otros alimentos.
Demasiada grasa, aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y posiblemente, algunos tipos de cáncer. Las grasas saturadas y trans podrían aumentar los niveles de colesterol en la sangre, un importante factor de riesgo para las enfermedades del corazón. Sustituir las grasas saturadas y trans con grasas insaturadas puede ayudar a reducir este riesgo. Algunas dietas bajas en carbohidratos limitan las grasas o se centran en las grasas no saturadas. Otros son más liberales con la ingesta de grasa.

Carbohidratos, grasas y proteínas juegan un papel importante en nuestro cuerpo. Si reduce la ingesta de carbohidratos, es posible que tenga algunos efectos secundarios.

Efectos secundarios de la dieta baja en carbohidratos

El seguir una dieta baja en carbohidratos podría causar condiciones de salud serias. Los carbohidratos de reemplazo con proteínas pueden resultar en una sobrecarga en el sistema renal. Los riñones pueden volverse sobrecargados de trabajo y un cambio relacionado en la acidez de la sangre puede conducir a la pérdida del hueso. Las dietas que contienen grandes cantidades de proteínas también pueden aumentar el riesgo de osteoporosis. La digestión de la proteína requiere calcio. Si no come suficiente calcio y come grandes cantidades de proteínas, el calcio se extrae de los huesos. Esto es importante para las mujeres posmenopáusicas y otras personas que ya tienen un mayor riesgo de osteoporosis.
La dieta baja en carbohidratos podría causar efectos a largo plazo de cetosis en los riñones. Las cetonas se filtran de la sangre por los riñones. La dieta baja en carbohidratos puede contribuir a la disminución de la función renal en los últimos años. Las dietas bajas en carbohidratos que contienen grandes cantidades de grasa pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer de colon. Sin embargo, algunos estudios han demostrado una mejora real en los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Los efectos a largo plazo son desconocidos. Con dieta baja en carbohidratos también puede aumentar la artritis. El alto consumo de grasas saturadas y colesterol aumentará el riesgo de enfermedades del corazón. Si usted está en la dieta baja en carbohidratos puede que tenga falta de algunos nutrientes, especialmente los de frutas, verduras y granos enteros. La falta de fibra dietética puede causar estreñimiento. Cuando se produce cetosis, puede causar fatiga, mal aliento y náuseas. Tal vez usted está considerando una dieta baja en carbohidratos para la pérdida de peso incluso, por favor lea acerca de los efectos secundarios. Debe recordar contar sus calorías y asegúrese de obtener suficientes nutrientes. Las dietas bajas en carbohidratos no se recomiendan para cualquier persona, pero no se recomiendan especialmente para los niños, las mujeres embarazadas o las personas que tienen enfermedad del riñón o del hígado.

Algunos buenos consejos para usted

Si desea bajar de peso, consulte a su médico primero. Debe revisar su estado general de salud. Pídale a su médico que le recomiende un buen nutricionista. El nutricionista podría hacerle un plan de comidas individual. Esta es la forma más saludable de perder peso. Si sigue un plan de dieta saludable, después de algún tiempo verá un progreso significativo. Usted también debe hacer ejercicio. Debe comer un montón de frutas y verduras, granos de trigo integral y carnes magras, como pollo y pescado. Usted no debe perder más de un promedio de 2 libras por semana. Una dieta baja en carbohidratos no es una manera sana de perder su peso.

Deja un comentario