Hoja informativa de la fibromialgia

La fibromialgia es una condición específica que se caracteriza por un dolor crónico que está aumentando con el tiempo. Las localizaciones más comunes de dolor son el cuello, la espalda, los hombros, la cintura pélvica y las manos, pero cualquier parte del cuerpo puede estar involucrado.

Hoja informativa de la fibromialgia

Hoja informativa de la fibromialgia

El síndrome puede ser descrito con varios síntomas tales como dolores musculoesqueléticos generalizados, dolor y rigidez, sensibilidad en los tejidos blandos, fatiga general y trastornos del sueño. Los pacientes con fibromialgia experimentan una serie de síntomas de intensidades variables que aumentan y disminuyen con el tiempo, lo que significa que la condición tiene períodos de remisión y períodos de exacerbación. Es especialmente confusa y a menudo una condición mal entendida.

Los signos y síntomas de la fibromialgia

El hecho es que los signos y síntomas de la fibromialgia pueden variar, en función de:

  • Clima
  • Estrés
  • Actividad física
  • Incluso sólo la hora del día

Los síntomas más frecuentes son:

Dolor generalizado

El síntoma más común es un dolor específico en diferentes áreas del cuerpo cuando se aplica presión. La mayoría de las áreas comunes son la parte posterior de la cabeza, espalda superior y cuello, parte superior del pecho, codos, caderas y rodillas. El mayor problema es que el dolor está generalmente presente por meses y a menudo se acompaña de rigidez, lo que hace que sea muy difícil de manejar.

Trastornos del sueño y la fatiga

Es difícil de entender, pero el hecho es que las personas con fibromialgia a menudo se despiertan cansadas y fatigadas a pesar de que parecen tienen un montón de sueño. Aunque la causa exacta aún se desconoce, algunos expertos sugieren que este problema del sueño podría ser el resultado de un patrón de sueño con trastorno del sueño de onda llamada alfa interrumpido. Esta es una condición en la cual el sueño profundo es frecuentemente interrumpida por los picos de la actividad cerebral similares a la vigilia. Así que las personas con fibromialgia se pierda la fase de sueño profundo y reparador.

Espasmos musculares nocturnos

Espasmos musculares específicos durante el sueño nocturno de las piernas del paciente pueden estar asociados con la fibromialgia.

Síndrome del intestino irritable

El estreñimiento, diarrea, dolor abdominal y la hinchazón asociada con el síndrome del intestino irritable son comunes en personas con fibromialgia.

Dolores de cabeza y dolor facial

Muchas personas diagnosticadas con esta condición también se han quejado de dolores de cabeza y dolor facial que pueden estar relacionados con la sensibilidad o rigidez en el cuello y los hombros.

Intensificación de la sensibilidad

Sensibles a los olores, ruidos, luces brillantes y el tacto son también síntomas comunes en las personas con fibromialgia.

Otros síntomas

Hay varios otros síntomas que podrían ocurrir si bien, en raras ocasiones. Algunos de ellos son:

  • Depresión
  • Entumecimiento u hormigueo sensaciones en las manos y los pies
  • Dificultad para concentrarse
  • Cambios de humor
  • Dolor de pecho
  • Vejiga irritable
  • Sequedad en los ojos, la piel y la boca
  • Los períodos menstruales dolorosos
  • Mareo
  • Ansiedad

Las posibles causas de la fibromialgia

La causa específica de la fibromialgia es desconocida. Sin embargo, los médicos creen que una serie de factores que pueden contribuir. Estos factores pueden incluir:

Cambios químicos complejos en el cerebro.

Varios estudios han demostrado que las personas con fibromialgia tienen algunas alteraciones específicas en la regulación de ciertas sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores. Esto puede ser particularmente debido a:

  • Serotonina – Que está vinculado a la depresión, migrañas y dolor gastrointestinal
  • Sustancia P – Química específica del cerebro asociadas con el dolor, el estrés y la ansiedad, así como la depresión

Trastornos del sueño

Algunos investigadores sugieren que los patrones de sueño perturbados pueden ser una causa más que sólo un síntoma de la fibromialgia. No hay pruebas reales de estas afirmaciones.

Lesión

La fibromialgia puede iniciar como consecuencia de un trauma (por ejemplo, un accidente de tráfico) o enfermedad, pero no hay una fuerte correlación entre cualquier tipo específico de disparo y la subsiguiente iniciación de la fibromialgia.

Infección

Algunos investigadores creen que una infección viral o bacteriana puede desencadenar la fibromialgia.

Anormalidades del sistema nervioso autónomo

Algunos expertos afirman que todos los síntomas característicos de la fibromialgia podría estar relacionado con alguna anormalidad del sistema nervioso autónomo. Esta parte del sistema nervioso controla las funciones corporales que conscientemente no controlas, tales como el ritmo cardiaco, la contracción de los vasos sanguíneos, la sudoración, el flujo de saliva y los movimientos intestinales.

Los cambios en el metabolismo muscular

Está comprobado que la disminución del flujo de sangre puede contribuir a la disminución de la fuerza y la fatiga. Las diferencias en el metabolismo y anormalidades en la sustancia hormonal que influye en la actividad de los nervios pueden jugar un papel.

Los factores de riesgo para el desarrollo de la fibromialgia

Varios estudios realizados en el pasado han demostrado que existen varios factores de riesgo que podrían estar vinculados con la fibromialgia. Algunos de los más comunes son:

Sexo

Datos estadísticos dice que la fibromialgia es más frecuente en mujeres que en hombres.

Años

La fibromialgia tiende a desarrollarse en las personas en la edad adulta temprana y media, pero no hay reglas, ya que también puede ocurrir en niños.

Trastornos del sueño

Está comprobado que las personas con trastornos del sueño, tales como espasmos musculares nocturnos en las piernas, síndrome de piernas inquietas o apnea del sueño, están en mayor riesgo de desarrollar fibromialgia.

Historia familiar

La parte de esta enfermedad es, sin duda heredada, ya que tiende a darse en familias.

La enfermedad reumática

Las personas con enfermedades reumáticas pueden ser más propensos a padecer de fibromialgia.

El diagnóstico de la fibromialgia

Por desgracia, en la actualidad no existen pruebas de laboratorio disponibles para el diagnóstico de la fibromialgia, lo que significa que los médicos deben confiar en:

  • Historiales de los pacientes,
  • Síntomas auto-reportados,
  • Un examen físico y
  • Un preciso examen de manual de los puntos sensibles

Lo bueno es que, a través de varias pruebas como análisis de sangre y radiografías, alguna otra condición se puede descartar como la artritis reumatoide, el lupus y la esclerosis múltiple.
La fibromialgia no es un diagnóstico de exclusión y debe ser diagnosticada por sus propias características.
Para recibir un diagnóstico de la FM, el paciente debe cumplir los siguientes criterios de diagnóstico:

  1. Dolor generalizado en los cuatro cuadrantes del cuerpo de una duración mínima de tres meses
  2. Sensibilidad o dolor en al menos 11 de los 18 puntos sensibles especificados cuando se aplica presión

Las complicaciones si no se tratan

Aunque lo cierto es que la fibromialgia no es progresiva y generalmente no conduce a otras condiciones o enfermedades, se ha demostrado que puede causar dolor, la depresión y la falta de sueño. Estos problemas pueden interferir con su capacidad para trabajar en casa o en el trabajo, o mantener la familia o las relaciones personales.

El tratamiento de la fibromialgia

Los medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a reducir el dolor de la fibromialgia y mejorar el sueño. Los más comúnmente recomendados por los médicos incluyen:

Analgésicos

Los analgésicos pueden aliviar el dolor y la rigidez causada por la fibromialgia, pero su eficacia varía según la persona. A veces los médicos también pueden recetar medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos como la aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno sódico en combinación con otros medicamentos. El hecho es que los AINE no han demostrado ser eficaces en el manejo del dolor en la fibromialgia.

Los antidepresivos

A veces los medicamentos antidepresivos se prescriben simplemente para ayudar a promover el sueño. La fluoxetina (Prozac) en combinación con la amitriptilina también se ha encontrado eficaz. Sertralina (Zoloft) y paroxetina (Paxil) también son eficaces si usted está sufriendo de depresión.

Los relajantes musculares

Está comprobado que tomar los medicamentos relajantes musculares antes de acostarse puede ayudar a tratar los dolores musculares y espasmos característicos de la fibromialgia.

Las benzodiazepinas

Estos medicamentos también pueden ayudar a relajar los músculos y promover el sueño, pero los médicos suelen evitar las benzodiacepinas en el tratamiento de la fibromialgia, ya que no se han demostrado tener beneficios a largo plazo y tienen el potencial riesgo de dependencia a las drogas.

Pastillas para dormir

Estas pastillas para dormir pueden proporcionar beneficios a corto plazo para algunas personas con fibromialgia, pero los médicos suelen desaconsejar el uso a largo plazo de estos fármacos. Estos medicamentos tienden a trabajar sólo por un corto tiempo, después de lo cual su cuerpo se vuelve resistente a sus efectos.

Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitivo-conductual busca aumentar su creencia en sus propias capacidades y le enseña métodos para hacer frente a situaciones de estrés.

Ceremonias

Los programas de ejercicios que estiran los músculos y mejora la salud cardiovascular (aeróbico) de musculación también se mostraron muy útiles. Muchos pacientes encuentran alivio temporal aplicando calor a las zonas dolorosas.

Viviendo con fibromialgia

La fibromialgia puede afectar a todos los aspectos de la vida de una persona no hay ninguna duda al respecto. Esta condición puede reducir gravemente la actividad social y la recreación, y hasta un 30% de los diagnosticados con fibromialgia son incapaces de mantener un empleo a tiempo completo. Las personas con fibromialgia a menudo necesitan asistencia para participar plenamente en su educación o permanecen activos en sus carreras.

La fibromialgia se refiere a menudo como una “enfermedad invisible” o discapacidad debido al hecho de que por lo general no hay indicios externos de la enfermedad o sus incapacidades resultantes. La naturaleza invisible de la enfermedad, así como su relativa rareza y la falta de comprensión acerca de su patología, a menudo tiene complicaciones psicosociales para los que tienen el síndrome.

Autocuidado

El autocuidado es fundamental en el tratamiento de la fibromialgia. Aspectos importantes del autocuidado incluyen tomar varias acciones:

  • Reducir el estres
  • Dormir lo suficiente
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Disculparse por haberte querido tanto
  • Mantener un estilo de vida saludable
  • Aplique las gotas según sea necesario.

Deja un comentario