Hormesis: lo que no te mata te hace más fuerte

Hormesis, o los efectos biológicos de la exposición a bajos niveles. Algunas personas dicen que un poco de lo que te apetece te hace bien. Pero ¿se aplica eso a los venenos? Existe evidencia de que a bajas dosis sustancias consideradas tóxicas pueden ser realmente beneficioso, en lugar de perjudicial, en cuanto a sus efectos se refiere.

Hormesis

Hormesis: lo que no te mata te hace más fuerte

Es un viejo dicho que lo que no te mata te hace más fuerte, pero el pensamiento actual entre los investigadores es que esto puede tener una base sólida en la ciencia. La teoría es que las cosas que hacen hincapié temporalmente el cuerpo hacen que sea más fuerte y más saludable en el largo plazo. Es un proceso llamado hormesis, o los efectos biológicos de la exposición a bajos niveles.

La idea es que algunas sustancias que nos encontramos, o las cosas que suceden en el cuerpo actúan como factores de estrés y activan los mecanismos de reparación del cuerpo. Además de la reparación de los daños causados ​​por el estrés, cualquier otro daño de menor importancia, que no había sido suficiente por sí solo para desencadenar el mecanismo de reparación, se puso derecho.

De esta manera los factores de estrés pueden ser muy buenos para el cuerpo por lo que es más saludable.

No es una nueva observación

Hugo Schulz, (especialista en drogas) farmacólogo alemán se le atribuye ser uno de los primeros en llamar la atención sobre este fenómeno, ya en 1888 encontró que las levaduras pueden ser estimuladas para crecer mediante la administración de venenos a ellos en dosis bajas.

Pero sus observaciones fueron utilizados por algunos para explicar la homeopatía, donde se utilizan concentraciones muy diluidas de sustancias para curar los mismos síntomas que causan cuando se administran en cantidades mayores. Hay tantas personas en contra de la homeopatía como para ello, y debido a su asociación temporal con la homeopatía, hormesis también se convirtió en una teoría impopular.

Resurgimiento de interés

Pero en la década de 1940 el interés por el fenómeno se reavivó por los científicos que trabajan en un antibiótico natural producido por la madera de cedro para destruir un hongo que vive fuera de él.

Ellos encontraron que en concentraciones muy bajas este antibiótico, que normalmente mató el hongo, en realidad estimuló su crecimiento.

Nombraron el fenómeno ‘hormesis “que significa” excite “en griego.

Desde entonces el científico Edward Calabrese, Catedrático de Toxicología de la Universidad de la Escuela de Salud Pública de Massachusetts en Amherst, MA, EE.UU. ha escrito extensamente sobre el tema afirmando que impacta en muchos ámbitos de la vida – desde la evaluación de riesgos de las toxinas ambientales a la determinación de dosis terapéuticas de los medicamentos. Se observó por primera vez hormesis al probar un inhibidor planta en las plantas de menta. Él encontró que cuando se diluye accidentalmente demasiado, el herbicida en realidad estimula el crecimiento de las plantas.

Y tiene razón acerca de los medicamentos también, ya que es bien sabido que los antibióticos matan a las bacterias a ciertas concentraciones, pero puede alentar a los mismos organismos para crecer, cuando los niveles presentes en mucho más bajos.

Las dioxinas como un ejemplo de hormesis

Mucha gente le dirá que las dioxinas son subproductos tóxicos de los procesos de fabricación, y perjudicial para la salud. Pero cuando se administra en dosis bajas para ratas, se ha demostrado para prevenir que los animales en desarrollo del cáncer.

Las ratas no dioxinas dados tenían tasas más altas de tumores que aquellos cuya comida fue mezclada con los productos químicos.

Hablando de ratas, sustancias que en dosis altas han causado cáncer en estos animales están presentes en una gran variedad de frutas y verduras, incluyendo manzanas, naranjas, plátanos, repollo, brócoli, coles de Bruselas y setas. Pero presente en muy pequeñas cantidades.

Las toxinas que consumimos diaria

La vitamina A se ha demostrado que ser venenoso en grandes cantidades, pero es esencial para la vida como un micronutriente.

Del mismo modo que muchos de nosotros damos un suplemento multivitamínico y mineral diario que contiene toda clase de minerales y metales que se han demostrado ser tóxicas en grandes dosis, pero que son esenciales para la vida en minutos o cantidades ‘traza’. Los ejemplos más comunes son el selenio (que se encuentra de forma natural en las nueces de Brasil), cromo, potasio (que se encuentra en los plátanos), el cobre y el zinc.

Verduras

Ser capaz de saborear la amargura en la comida y la bebida se piensa que es de protección, como las sustancias amargas suelen ser venenosos y que deben evitarse. Sin embargo, algunas verduras como las coles de Bruselas a menudo tienen sabor amargo, pero aún no son tóxicos, pero bueno para nosotros! Los científicos ahora dicen que es debido a que contienen dosis bajas de sustancias identificadas como tóxicas.

Por encontrarse con ellos a dosis bajas en verduras, nuestros cuerpos aprenden a manejar ellos y son más fuertes como resultado.

El ayuno

Es posible que haya visto un artículo anterior sobre el efecto beneficioso de ayuno para ayudar a ralentizar el proceso de envejecimiento. Se cree que al menos parte de esto puede ser debido al ayuno trabajando como un factor de estrés, estimulando los mecanismos de reparación.

Ejercicio

Es bien sabido que cuando hacemos ejercicio, el daño en forma de pequeños desgarros, se inflige en el tejido muscular. Las reparaciones del cuerpo mediante la adopción de la muscular aparte y su reconstrucción, por lo que es más fuerte. Esto es considerado por algunos como una forma de hormesis, con el ejercicio actúa como un factor de estrés, y podría explicar los supuestos beneficios para el ejercicio en términos de prevención de enfermedades y nos ayuda a vivir más tiempo, vidas más saludables.

Otra forma en que ejercicio demuestra el principio de hormesis es que se cree que causa la generación de radicales libres que ahora son conocidos como especies reactivas de oxígeno (ROS). Estos son sustancias potencialmente nocivas que están vinculados a través de un proceso llamado estrés oxidativo, con un número de enfermedades, incluyendo el cáncer, y con el proceso de envejecimiento. Entonces, ¿cómo es esto beneficioso? Bueno, el nivel de ROS producido es suficiente para estimular los mecanismos naturales para combatirlas – como antioxidantes naturales, la reparación del ADN y las enzimas que degradan proteínas. Así que el ejercicio resulta en una reducción en las enfermedades causadas por el estrés oxidativo y la ralentización del proceso de envejecimiento.

Otro ejemplo de un poco de estrés resulta en aumento de la salud – que es lo que hormesis se trata.

Así que la próxima vez que sus hijos se niegan a comer sus brotes porque tienen un sabor amargo, les digo que tienen que probar desagradable de hacer el bien!

Deja un comentario