La Ciencia de los anestésicos

El dolor es un sentimiento que todos tenemos miedo de, pero gracias a la labor de los médicos, no disponemos de preocuparse más por eso. La introducción de anestésicos en el mundo de la medicina ha hecho tratamientos quirúrgicos no sólo libres de dolor, sino también más seguros.

anestesia

La Ciencia de los anestésicos

El dolor físico es ciertamente una sensación desagradable de tratar y los científicos y los médicos siempre han buscado alternativas para reducirlo a fin de que sean capaces de llevar a cabo procedimientos médicos que pueden pasar de una extracción dental, que en realidad no es tan simple como puede parecer, a una cirugía a corazón abierto. En el pasado, el dolor durante los procedimientos quirúrgicos era algo que no podía ser evitado y los pacientes tenían que poner en con un dolor insoportable, pero el descubrimiento de los anestésicos inhalados vino a revolucionar todo el concepto alrededor del dolor y de la conciencia.

Un poco de historia

En 1846, en el Hospital General de Massachusetts en Boston, se realizó la primera intervención quirúrgica utilizando éter para anestesiar a un paciente. Aunque este tipo de sedante que ya se había utilizado antes, este fue el primer intento de publicidad utilizando éter como agente anestésico.

Después de éter, el cloroformo también fue introducido como una anestesia general debido a su eficacia, a pesar de que tenía más efectos secundarios que los de su predecesor.
Luego, en 1877 el concepto de anestesia local se inició con el uso de la cocaína como un sedante, evento que promueve la búsqueda de procedimientos menos invasivos y más eficaces para reducir o evitar el dolor.

Después de la cocaína, la infiltración local, bloqueo de nervios y la anestesia espinal y epidural hizo posible la realización de procedimientos médicos sin tener que manejar a los pacientes en un estado de sedación completa y, por supuesto, permitiendo a los médicos un mejor control de todo el proceso.

Tipos de anestesia

Hay tres tipos de anestesia, dependiendo de la forma en que se administran y la región que está destinada a ser sedados.

La anestesia local se utiliza para detener la sensación de dolor en una pequeña región del cuerpo. Por ejemplo, un anestésico local, que puede ser en forma de un aerosol, un líquido que se inyecta o una crema o gel, se puede utilizar para adormecer la zona de una herida, para que el médico para ser capaz de limpiar y coserla. Cuando usted está bajo anestesia local, usted permanece consciente, ya que sólo un área específica está sedado y la cantidad de anestesia que se utiliza no es suficiente para llegar a su cerebro.

Los anestésicos locales sólo afectan a los nervios que el dolor del proceso y que están presentes en la región en la que se aplica la anestesia.

Estos nervios están bloqueados y no pueden enviar señales todo depende de su cerebro a fin de que para codificar las señales de dolor y envía la respuesta de vuelta, que es la sensación real del dolor.

Hay varios anestésicos locales, incluyendo la lidocaína y la novocaína. ¿Suena familiar? Son muy similares a la cocaína, pero no son tan fuertes en términos de causar adicción. El efecto de la anestesia local dura unas pocas horas y el dolor se puede sentir después de que el efecto se desgasta.

Lidiando con la sedación y la Conciencia

Si el médico tiene que realizar un procedimiento médico más invasivo que implica la exposición de un área del cuerpo más amplio, por ejemplo, la pierna, el tipo de sedación para uso sería la anestesia regional. Pero si la cirugía comprende un procedimiento más complicado, como la extirpación de un tumor o un riñón, se utiliza anestesia general. Ambos implican el uso de dosis más fuerte de anestésico y el monitoreo constante de la especialista.

La anestesia regional

Hay dos tipos de anestesia regional. La primera se llama anestesia espinal, ya que se aplica en el espacio subaracnoideo que rodea la médula espinal y se utiliza para adormecer la parte inferior del abdomen, la pelvis, recto e inferior regiones del cuerpo extremidades. El segundo, la anestesia epidural, es similar al tipo de la médula, pero se aplica fuera del espacio subaracnoideo y se utiliza principalmente para sedar a la región de las extremidades inferiores en las mujeres durante el parto y el parto.
Ambos anestésicos espinales y epidurales requieren infusiones constantes de la sustancia sedante, que suelen ser los mismos anestésicos sintéticos utilizados para la anestesia local, pero en dosis más altas.

A fin de evitar varias inyecciones en esta área, el anestesiólogo deja un pequeño catéter durante la primera inyección, a través del cual es posible administrar más anestésico si es necesario.

La anestesia regional implica más riesgos que la local, ya que se aplica en una zona muy delicada del sistema nervioso y porque básicamente bloquea los nervios de un área del cuerpo más amplio, pero el paciente es monitoreado constantemente por el especialista durante el procedimiento.

La anestesia general

La anestesia general causa un estado de inconsciencia y la incapacidad para moverse. Este tipo de sedación se utiliza en cirugías mayores y se puede lograr mediante el uso de anestésicos inhalados, anestésicos en soluciones que se administran directamente en el torrente sanguíneo o ambos.
¿Cómo funciona? Los científicos no están muy seguros acerca de los mecanismos implicados en la anestesia general, pero creen que actúa a tres niveles diferentes del sistema nervioso.

En primer lugar, actúa a nivel de la médula espinal, que afecta a la capacidad del paciente para moverse; En segundo lugar, bloquea las señales en el tronco cerebral, provocándole pérdida de conocimiento, y la tercera que llega a la corteza cerebral.
Debido a que el paciente está inconsciente, bajo anestesia general, es necesario controlar externamente el proceso de la respiración mediante la introducción de un tubo de respiración en la tráquea del paciente, para ayudarlo a respirar durante la cirugía.

La administración del agente sedante se administra constantemente y se controla durante todo el procedimiento por el anestesiólogo.

– También te va a interesar: ¿Cómo reacciona el cerebro mientras se encuentra bajo la anestesia?

Cuando termina la operación, la administración del sedante se cesó poco a poco con el fin de llevar al paciente a un estado consciente de nuevo.

Así como cualquier otro procedimiento médico, anestesia tiene riesgos intrínsecos, especialmente relacionados con respuestas alérgicas inesperadas a la anestesia; Sin embargo, los anestesiólogos son especialistas bien preparados que, después de una evaluación completa del estado de salud del paciente y el tipo de cirugía a realizar, determinarán si el paciente puede someterse a una cirugía y supervisará el estado del paciente antes de que comience la cirugía, durante el período de inconsciencia y hasta después de que el paciente se despierta de la anestesia.

Deja un comentario