La felicidad puede matar a: miocardiopatía de takotsubo no es sólo para las personas con ‘corazones rotos’

Miocardiopatía de takotsubo, también conocido como “síndrome del corazón roto” ya era un misterio, pero una nueva investigación muestra que también puede ser causada por algunos acontecimientos muy inesperados.

La felicidad puede matar a: miocardiopatía de takotsubo no es sólo para las personas con 'corazones rotos'

La felicidad puede matar a: miocardiopatía de takotsubo no es sólo para las personas con ‘corazones rotos’

“Murieron de un corazón roto”, la gente a menudo suele decir después de fallecer un anciano que ha sido poco después de la muerte de su pareja. Por extraño que parezca, este hecho puede suceder. Miocardiopatía de Takotsubo, una condición en la que el ventrículo izquierdo del corazón cambia de forma, generalmente es temporal y sin efectos a largo plazo. Sin embargo, la enfermedad puede ser fatal. Aunque la causa exacta de la miocardiopatía de Takotsubo científicamente no se ha confirmado todavía, se sabe que alrededor de tres cuartas partes de los afectados por esta condición experimentan estrés severo – emocionales o físicos – antes de desarrollar los síntomas.

No es de extrañar, entonces, que la miocardiopatía de Takotsubo fue también bautizado como “síndrome del corazón roto”. La idea de que la tristeza severa, el estrés o trauma pueden inducir una muerte relacionada con el corazón es bastante aterrador, pero un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Zurich revela que la miocardiopatía de Takotsubo también puede ser el resultado de breves momentos de felicidad extrema.

Un estudio de caso canadiense anterior ya había demostrado que una mujer había experimentado miocardiopatía de Takotsubo después de un acontecimiento feliz, pero el equipo de estudio suizo reveló que este caso era parte de un patrón, en lugar de ser un hecho aislado. Tras el análisis de las historias clínicas de 1.750 pacientes que sufrieron miocardiopatía de Takotsubo, mediante el Registro Internacional de takotsubo, el equipo descubrió que alrededor de uno de cada 20 pacientes experimentaron momentos inusualmente feliz antes de haber comenzado a tener síntomas. Esos acontecimientos incluyen el nacimiento de un nieto, una fiesta de cumpleaños, una boda de un hijo, que se reunió con un amigo después de 50 años, ganar un premio mayor, el equipo de rugby que usted apoya ha ganado, y quizás lo más sorprendentemente aún recibir el visto bueno para otra condición médica después de una tomografía computarizada.

De los pacientes el equipo examinó, se demostró que la miocardiopatía de Takotsubo había sido provocada por una intensa emoción en 485 casos. Noventa y cuatro por ciento de los que aún se encuentra para tener sus raíces en las emociones negativas, y la mayoría de los casos relacionados con la emoción de la miocardiopatía se produjo en las mujeres post-menopáusicas.

Curiosamente, el equipo encontró, además, que los pacientes cuyas miocardiopatía de Takotsubo fue provocada por un acontecimiento feliz eran más propensos a sufrir una mitad del ventrículo izquierdo que una expansión-ventrículo.

Miembro del equipo de investigación del Dr. Jelena Ghadri señaló que “los disparadores para el síndrome takotsubo pueden ser más variada de lo que se pensaba anteriormente“, agregando que “un paciente con síndrome takotsubo ya no es el paciente clásico de ‘corazón roto’, y la enfermedad puede ser precedida por positivo emociones demasiado“.

Dr. Ghadri ha añadido:

“Los médicos deben ser conscientes de ello y también considerar que los pacientes que llegan al servicio de urgencias con síntomas de ataques al corazón, como dolor de pecho y dificultad para respirar, pero después de un acontecimiento feliz o la emoción, podría estar sufriendo de síndrome de takotsubo tanto como una paciente que se presenta similar después de un evento emocional negativo”.

Si bien la idea de que los acontecimientos felices que cambian la vida mismas que definen la vida de las personas pueden resultar en una condición que puede, en algunos casos, conducir a la muerte es muy aterrador, las conclusiones del equipo suizo pueden ayudar a los médicos a diferenciar entre el miocardiopatía de Takotsubo y los ataques cardíacos. Dr. Ghadri señaló además que “quizás ambos eventos felices y tristes de la vida, mientras que inherentemente distintos, comparten vías comunes finales en la salida del sistema nervioso central“, algo que podría dar lugar a una mayor investigación en el futuro.

Deja un comentario