La hipocondría: Causas y Factores de Riesgo

La hipocondría es un desorden mental en el que la persona tiene la creencia de que él o ella está sufriendo de una enfermedad grave.

hipocondriaco

La hipocondría: Causas y Factores de Riesgo

Los hipocondriacos a menudo requieren asegurarse continuamente, a veces de varios médicos, los amigos que puedan representar un gran problema familiar. Este miedo a la enfermedad o la preocupación sobre los síntomas no sólo es desagradable sino que interfiere con la vida diaria del paciente de una manera negativa.

Los temores más comunes están relacionados con enfermedades como la ELA, los tumores cerebrales, melanoma, y ​​el SIDA – las enfermedades que son incurables o que tienen una baja tasa de recuperación.

La hipocondría es a menudo asociada con el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y la ansiedad, y también puede ser causado por el estrés. La buena noticia es que con el tratamiento, muchos hipocondríacos a recuperarse de este trastorno.

Historia del término

La palabra hipocondría se deriva de los términos griegos antiguos:

  • hipo, lo que significa a continuación, y
  • Hondros, lo que significa cartílago.

Se refiere a un conjunto de síntomas que se creían haber sido causado por un trastorno de los órganos anatómicos debajo de los cartílagos de las costillas. Esto incluyó:

  • trastornos del hígado y el bazo,
  • trastorno de origen debajo del esternón
  • base del corazón,
  • unión del esófago y el estómago
  • diafragma

Incidencia

Dado que los pacientes con hipocondría generalmente ven a sus médicos de atención primaria en vez de ir a las clínicas de salud mental o de unirse a los programas de investigación psiquiátrica, es difícil determinar cuántas personas sufren en realidad de este trastorno. Las estimaciones van desde 0,8% a 8,5% de la población general. Esta condición parece ocurrir por igual en hombres y mujeres. Los niños a veces fingen que están enfermos con el fin de evitar ir a la escuela, pero deben entender que esto no es la hipocondría. Hipocondría real puede ser un problema para toda la vida si no se trata. La mayoría de las personas con este trastorno rechazan la derivación a un profesional de salud mental.

Efectos de la hipocondría en la salud general

Está comprobado que la hipocondría puede causar:

  • Los ataques de ansiedad o ataques de pánico
  • Depresión
  • El miedo a la muerte inminente
  • Pérdida del apetito
  • Disminución de la libido
  • El aumento de la conciencia de sí
  • Disminución de la motivación en la vida.

Los síntomas de la hipocondría

El principal síntoma de la hipocondría es la ansiedad constante sobre algunos síntomas menores que se consideran por lo demás normal. La persona que sufre de este trastorno cree que estos síntomas son una enfermedad grave amenaza para la vida a pesar de que no hay nada físicamente mal con ellos.

Este trastorno a menudo se caracteriza por:

  • miedos irracionales de estar enfermo o de morir,
  • obsesiones más síntomas o imperfecciones corporales menores,
  • dudas y escepticismos en el diagnóstico de los médicos,
  • autoexamen constante
  • autodiagnóstico
  • la preocupación por el propio cuerpo
  • mala interpretación de los síntomas
  • síntomas que pueden desplazarse y cambiar

Los síntomas más comunes que se quejan de los hipocondríacos:

  • dolor de espalda,
  • dolor abdominal superior,
  • palpitaciones,
  • falta de aliento,
  • desmayo,
  • fatiga,
  • dolor en la parte inferior izquierda y el lado derecho del pecho,
  • dolor en los riñones

Las posibles causas de la hipocondría

Aunque parece que hay muchos factores que pueden jugar un papel en el desarrollo de este trastorno, no se sabe exactamente por qué alguien desarrolla la hipocondría.

Los investigadores han llegado a la conclusión de que la hipocondría suele comenzar en la edad adulta temprana. Los síntomas pueden ser causados ​​por:

  • una enfermedad grave en el paciente o un ser querido,
  • la muerte de un amigo cercano o familiar
  • períodos de mayor estrés
  • enfermedad muy publicitado en los medios

¿Quién está en riesgo de desarrollar este trastorno?

Si bien hay muchos posibles factores desencadenantes de la hipocondría, todavía hay algunos rasgos de personalidad especiales y supuestos básicos sobre la salud y la enfermedad que puede hacer más vulnerable.

No hay duda de que algunas personas son más propensas a desarrollar la hipocondría. Estos pueden ser:

  • neurótico
  • autocrítica
  • introvertido
  • narcisista

Los investigadores han llegado a la conclusión de que las personas que piensan que tienen una debilidad heredada específica, también podrían ser rápido para pensar lo peor de cualquier sensación que implica esa zona.

Algunos expertos también afirman que las personas con hipocondría pueden tener un umbral más bajo para la tolerancia al dolor y por lo tanto observar las sensaciones internas que otras personas no pueden sentir.

El diagnóstico de hipocondría

Es muy fácil de diagnosticar la hipocondría. Un simple examen físico se debe realizar para descartar una enfermedad orgánica subyacente. Esto debe ser seguido por una evaluación psicológica para descartar otros trastornos relacionados. El paciente también debe ser examinado por un trastorno del estado de ánimo, como la depresión. Si no hay trastornos físicos o psicológicos subyacentes, el médico concluye que el paciente sufre de hipocondría.
Factores que contribuyen a la hipocondría

Medios de comunicación y el Internet a menudo contribuyen a la hipocondría. Muestran enfermedades graves como el cáncer y la esclerosis múltiple como al azar, oscura y algo inevitable. Esto puede reforzar el hipocondríaco que pensar en varias ilnesses.

Esta condición puede ocurrir con más frecuencia en personas que:

  • eran miembros de la familia del enfermo o ha tenido durante la infancia
  • fueron víctimas de abuso infantil
  • tener varios otros trastornos psicológicos
  • abusar de las drogas o el alcohol

El tratamiento de la hipocondría

Los antidepresivos

Los antidepresivos y otros medicamentos a veces se utilizan para tratar las creencias y las actitudes características de los hipocondríacos. El problema es que no hay una gran cantidad de evidencia que apoye esta práctica porque no todos los hipocondríacos sufren de depresión.

La mayoría de los estudios de los enfoques psicosociales a tratar la hipocondría están limitados por algunos temas, la falta de grupos de control, y la ausencia de largo plazo de seguimiento.

El tratamiento cognitivo-conductual

Había dos grandes estudios rigurosos, aleatorizados controlados de la terapia cognitiva de comportamiento que nos pareció ser efectiva en el tratamiento de la hipocondría.

En esta forma de terapia, los pacientes son atendidos en la reestructuración de sus creencias y expectativas acerca de la salud y la enfermedad, la corrección de sus malentendidos acerca de la atención médica adecuada, aprender a distraerse de pensar acerca de sus síntomas y cambiar sus comportamientos con respecto a sus síntomas y la enfermedad percibida .

Todos los pacientes incluidos en el estudio fueron asignados aleatoriamente a seis sesiones de terapia cognitivo-conductual y una carta de consulta al médico de atención primaria del paciente. Cada sesión se dedicó a uno de los cinco factores que hacen que los pacientes a magnificar los síntomas físicos y piensan que son un signo de una enfermedad grave:

  • atención y corporal hipervigilancia,
  • creencias sobre la causa de los síntomas,
  • circunstancias y el contexto,
  • enfermedades y conductas de rol enfermos,
  • humor

El paciente no ha sanado cuando se da cuenta de que tiene ansiedad por la salud, pero es un primer paso importante.

Hipnosis

La hipnosis puede ayudar con eficacia a los hipocondríacos a recuperar el control sobre los pensamientos y mantener los síntomas físicos en perspectiva. La superación de la hipocondría con la hipnosis va a liberar a una persona de la enorme carga de la preocupación y el estrés asociado con síntomas ayudando a una persona a darse cuenta de que no todo dolor o el dolor es un signo de algún inminente desaparición.

Preocupaciones negativas

Por desgracia, la hipnosis durante mucho tiempo ha sido retratado en una luz negativa por la televisión, el cine y otros medios de comunicación. La mayoría de las personas también se han llevado a creer que, bajo hipnosis, el sujeto está inconsciente y consciente de su entorno. Estas y otras ideas falsas no podría estar más lejos de la verdad – la hipnosis es simplemente un estado de relajación profunda.

La hipnosis puede ayudar a:

  • Construir la autoestima
  • Cambie sus hábitos alimenticios
  • Poner fin a los problemas del sueño
  • Dejar de fumar
  • Controle el estrés con mayor eficacia
  • Conquistar fobias
  • Mejorar el rendimiento deportivo

No hay un solo caso registrado de que nadie sea perjudicado por oa través de la hipnosis. La mayoría de las personas experimentan un aumento muy agradable de energía después de la sesión.

Las posibles complicaciones

Existen algunas complicaciones que podrían estar relacionados con la hipocondría. Ellos son:

  • Hay una posibilidad de que una enfermedad real puede ser pasado por alto en las personas con hipocondría porque sus quejas anteriores eran poco realistas.
  • Las complicaciones pueden ser el resultado de las pruebas invasivas.
  • En algunos casos, se evidencia que la dependencia de analgésicos o sedantes puede desarrollar.

Consejos para hipocondríacos

Las personas que sufren de hipocondría pueden beneficiarse de uno o más de los siguientes ejercicios:

  • Llevar un diario describiendo lo que llevó a los ataques de ansiedad o pánico
  • Hablar con amigos o familiares, y tomando una perspectiva diferente de los síntomas
  • El seguimiento de los factores desencadenantes de la ansiedad, y evitarlos (por ejemplo, auto-diagnóstico, leer acerca de los síntomas)
  • Mantener un estilo de vida saludable y la perspectiva positiva

Deja un comentario