Lo que hay que saber sobre el sueño profundo

By | junio 4, 2019

El sueño de ondas lentas, también llamado sueño profundo, es una etapa importante en el ciclo del sueño que permite la función cerebral y la memoria adecuadas. Si bien la mayoría de los adultos son conscientes de que deben aspirar a dormir entre 7 y 9 horas cada noche, la ciencia del sueño es bastante compleja.

Las dos categorías principales de sueño se denominan sueño de movimiento ocular rápido ( REM ) y sueño no REM, y cada una tiene etapas importantes. Los humanos recorren estas etapas siguiendo un patrón un tanto regular mientras duermen, y una noche de descanso completo significa recorrer estas etapas unas cuantas veces antes de despertarse.

Puede haber algunas formas de dormir mejor y dormir más profundamente cada noche, lo que permite que una persona se despierte sintiéndose más descansada y descansada.

El cuerpo primero realiza un ciclo a través de las tres etapas del sueño que no son REM:

Sueño profundo

Sueño profundo

La etapa uno

La primera etapa del ciclo del sueño es un período de transición durante el cual el cuerpo y el cerebro cambian de un estado de vigilia a uno de sueño. Este período es relativamente corto, dura solo unos minutos y el sueño es bastante ligero. Las personas pueden despertarse de esta etapa del sueño más fácilmente que de otras etapas.

Durante la etapa uno, el cuerpo comienza a disminuir sus ritmos. La frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria disminuyen, y los ojos comienzan a relajarse. Los músculos también se relajan, pero ocasionalmente pueden contraerse.

El cerebro se desenrolla junto con el cuerpo. Las ondas cerebrales comienzan a disminuir a medida que disminuye la actividad cerebral y la estimulación sensorial.

Etapa dos

La segunda etapa del sueño no REM es otra etapa más ligera del sueño que se produce cuando el cuerpo comienza a pasar a un sueño más profundo. Como lo señala el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, los humanos pasan la mayor parte de su tiempo durante el ciclo del sueño en esta etapa del sueño.

En el cuerpo, la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria disminuyen aún más. Los músculos se relajan más y los movimientos oculares se detienen. La temperatura corporal también baja.

Aunque las ondas cerebrales disminuyen aún más, esta etapa también incluye pequeñas ráfagas de señales eléctricas en el cerebro.

Etapa tres

El sueño profundo o el sueño de onda lenta es la tercera etapa del sueño no REM. Aunque el cuerpo completa algunos ciclos a lo largo de la noche, la tercera etapa ocurre en períodos más largos durante la primera parte de la noche.

En el cuerpo, la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria son las más bajas durante esta parte del ciclo del sueño. Los músculos y los ojos también están muy relajados, y las ondas cerebrales se vuelven aún más lentas.

Puede ser muy difícil despertar a alguien de esta etapa del sueño, que es cuando ocurren los trastornos del sueño, como el sonambulismo.

Sueño REM

El sueño REM es la cuarta y última etapa del ciclo del sueño. El cuerpo entra primero en el sueño REM unos 90 minutos después de quedarse dormido.

Durante esta etapa del sueño, los ojos se lanzan de un lado a otro detrás de los párpados cerrados. Este estado está más cerca del estado de vigilia que las otras etapas del sueño.

En el sueño REM, las ondas cerebrales comienzan a parecerse a las ondas cerebrales del estado de vigilia. El ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria se aceleran.

La etapa REM es también cuando ocurre la mayoría de los sueños. El cerebro paraliza temporalmente los brazos y las piernas para evitar que el cuerpo realice estos sueños.

Requisitos de sueño profundo

Mientras que una persona necesita todas las etapas del sueño, el sueño profundo es especialmente importante para la salud y la función del cerebro. El sueño profundo ayuda al cerebro a crear y almacenar nuevos recuerdos y mejora su capacidad para recopilar y recuperar información.

Esta etapa del sueño también ayuda al cerebro a descansar y recuperarse de un día de pensamiento, lo que le permite reponer energía en forma de glucosa para el día siguiente.

El sueño profundo también juega un papel en mantener las hormonas equilibradas. La glándula pituitaria segrega hormona de crecimiento humana durante esta etapa, que ayuda a los tejidos del cuerpo a crecer y regenerar las células.

Es importante que una persona tenga que dormir lo suficiente para que estas funciones tengan lugar. La cantidad de sueño profundo que tenga una persona se relacionará con la cantidad de sueño general que obtiene. Dormir de 7 a 9 horas es la recomendación para la mayoría de los adultos, que generalmente le dará al cuerpo mucho tiempo en los estados más profundos del sueño.

Si un día el cuerpo no duerme lo suficiente, compensará la próxima vez que pueda dormir moviéndose rápidamente a través de los ciclos para alcanzar los niveles más profundos de sueño más rápido y permanecer allí más tiempo.

Sin embargo, si la persona no duerme lo suficiente en forma regular, esto puede comenzar a afectar el cerebro.

Como el sueño profundo juega un papel en la memoria, el cuerpo puede tener dificultades para crear nuevos recuerdos o retener información si no duerme lo suficiente.

Los problemas a largo plazo con el sueño profundo pueden tener una asociación con otras afecciones, como la enfermedad cardíaca o la enfermedad de Alzheimer.

Cómo conseguir un sueño más profundo

Puede haber algunas maneras de aumentar la cantidad de sueño profundo que una persona recibe cada noche.

Como lo señala la Asociación del Sueño, lo más importante que puede hacer una persona para aumentar la cantidad de sueño profundo que obtiene cada noche es reservar más tiempo para dormir. Al hacerlo, el cuerpo pasa por más ciclos de sueño, lo que hace posible tener un sueño más profundo.

Otras prácticas pueden ayudar a promover el sueño profundo y el buen dormir en general, como:

  • Hacer ejercicio vigoroso, como nadar, trotar o correr, temprano en el día en lugar de antes de acostarse.
  • Hacer cambios en la dieta que incluyen comer menos carbohidratos y grasas más saludables.
  • Calentar el cuerpo en un spa o sauna caliente.

Además, algunos antidepresivos pueden ayudar a las personas a dormir más profundamente, aunque este no es el caso de todos.

El ruido rosa también puede aumentar la efectividad del sueño profundo de una persona. El ruido rosa es un ruido aleatorio con más componentes de baja frecuencia que el ruido blanco. Un estudio en la revista Frontiers in Human Neuroscience analizó los efectos del uso de la estimulación del sonido, como el ruido rosa, en el sueño profundo. Los resultados indicaron que escuchar estos sonidos podría mejorar el estado de sueño profundo de una persona, lo que lleva a una mejor función de memoria cuando se despiertan.

Algunos hábitos de sueño saludables en general también pueden ayudar a promover un mejor sueño en general, como:

  • Evitar las luces azules, como teléfonos inteligentes o computadoras cerca de la hora de acostarse.
  • Mantener la habitación lo más oscura posible cerrando ventanas y apagando las luces de los relojes de alarma.
  • Evitar la cafeína al final del día.
  • Evitar las comidas abundantes antes de acostarse.
  • Reducir el estrés.
  • Establecer un horario de sueño y tratar de conciliar el sueño a la misma hora cada noche.

Resumen

El sueño profundo es una parte importante del proceso general del sueño, pero es solo un aspecto de una buena noche de sueño. Puede haber algunas formas de promover un sueño más profundo, como cansar el cuerpo a través del ejercicio o escuchar el ruido rosa mientras se duerme.

La mejor manera de dormir más profundamente puede ser tan simple como reservar más tiempo para dormir cada noche.

Author: Dra. Lizbeth

Dra. Lizbeth Blair está graduada de medicina, anestesióloga, formado en la Universidad de la Facultad de Medicina de Filipinas. Ella también tiene una licenciatura en Zoología y una Licenciatura en Enfermería. Ella sirvió varios años en un hospital del gobierno como el Oficial de Capacitación del Programa de Residencia en Anestesiología y pasó años en la práctica privada en esta especialidad. Se formó en la investigación de ensayos clínicos en el Centro de Ensayos Clínicos en California. Ella es una investigadora y escritora de contenido con experiencia que le encanta escribir artículos médicos y de salud, reseñas de revistas, libros electrónicos y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

11.480 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>