Los 5 alimentos a evitar si usted no quiere dientes podridos

Nuestra dieta juega un papel muy importante en el desarrollo de enfermedades dentales. Estas son algunas de las cosas que usted y su familia deben evitar (o comer lo menos posible) para asegurarse de que no tiene que ver al dentista con demasiada frecuencia.

Los 5 alimentos a evitar si usted no quiere dientes podridos

Los 5 alimentos a evitar si usted no quiere dientes podridos

Casi todo el mundo ha experimentado caries – uno de los tipos más comunes de las enfermedades dentales, su prevalencia ha aumentado en todo el mundo en los últimos tiempos. Aunque las personas tienden a tener mejores hábitos de higiene oral ahora, sus dietas siguen siendo tan terribles que sus dientes se pudren.

El tratamiento de la caries dental puede venir en forma de un relleno simple, pero también puede consistir en un procedimiento de tratamiento del conducto radicular o incluso una extracción, dependiendo del grado de daño.

Así que ¿por qué es que tantas personas sufren de caries en los dientes? La razón principal es que existen los microorganismos que causan la caries dental en la boca de todo el mundo y no hay nada que podamos hacer al respecto. Forman una parte del ecosistema natural de los microorganismos y no pueden ser completamente erradicadas.

Estas bacterias permanecen inofensivas hasta que encuentran las condiciones que se adaptan a su proliferación y luego comienzan a crecer en número suficientemente grande como para empezar a causar caries.

¿Cómo es la alimentación que causa caries?

Las condiciones que favorecen el crecimiento bacteriano son multifactoriales, pero las dos más importantes factores de riesgo modificables son la caries dental por higiene oral y por la dieta.

La dieta, en particular, es muy importante ya que algunos alimentos actúan como una mejor fuente de combustible para las bacterias que causan caries, y así evitando su consumo nos puede minimizar la probabilidad de caries que se producen. Hay algunos temas comunes y recurrentes en la lista de alimentos que son malos para los dientes. La mayoría de ellos son ricos en azúcar, difícil de claro a partir de la cavidad oral, pegajosa o son de naturaleza ácida. Las bacterias causan que el azúcar se desglose de nuestros alimentos convirtiendose en ácidos que actúan sobre la superficie de los dientes y destruyen pequeñas partes de él. Estos pequeños nichos luego son poblados por más bacterias que destruyen más el diente.

El mismo ciclo se repite una y otra vez, haciendo las cavidades que vemos en los dientes. Aquí hay algunas cosas que usted debe estar evitando para ayudar a minimizar la caries dental.

1. Caramelo

No es ninguna sorpresa que los dulces encabezan la lista de las cosas que usted debe evitar si quiere dientes vírgenes. El caramelo está cargado de azúcar y tiene a menudo el caramelo que se adhiere a la superficie de los dientes y se queda atascado entre las pequeñas grietas por lo que es muy difícil de eliminar. El caramelo también se come a menudo entre comidas, lo que resulta en el ambiente oral desplazamiento hacia el ácido y por lo tanto promueve la desmineralización de los dientes. El caramelo duro en particular, es aspirado por minuto en extremo y también conlleva el riesgo adicional de causar pequeñas grietas o fracturas en los dientes.

Lo mejor que puedes hacer es evitar los dulces por completo, sin embargo, si usted debe comerlos, entonces, tomarlos al final de una comida y no en el medio. Además, asegúrese de que se cepilla los dientes poco después con el fin de minimizar la cantidad de tiempo que las bacterias tienen que utilizar este dulce como fuente de combustible para su crecimiento.

Más alimentos que lastiman sus dientes

2. Los carbohidratos procesados

Estos incluyen cosas como el pan, las papas fritas, pasta y galletas. Estos son generalmente hechas de harina blanca que se descompone en azúcares simples muy fácilmente por lo tanto actúa como un medio de cultivo ideal para la decadencia causando microorganismos. De hecho, estos artículos alimenticios pueden ser igualmente tan perjudicial como caramelos para los dientes.

El truco es incluir carbohidratos complejos que no se descomponen fácilmente en la cavidad oral o reducen su consumo tanto como sea posible.

3. Soda

Esta es probablemente una de las peores cosas simples que usted puede beber por la salud de sus dientes. Todos los refrescos (de hecho la mayoría de bebidas envasadas) están cargadas de azúcar y son extremadamente ácidas en la naturaleza. Esto provoca una debilitación del esmalte de los dientes y aumenta los microorganismos patógenos en la boca. Incluso los refrescos de dieta, que no tienen azúcares que pueden ser metabolizados por el cuerpo, son extremadamente ácidos en la naturaleza. Estos refrescos también contienen cafeína, que reduce la salivación y seca la boca. Una disminución de la salivación es malo para la salud oral ya que la saliva ayuda a neutralizar los ácidos y llevar el ambiente de nuevo a neutral.

Un buen consejo es tomar un vaso de agua después de beber un refresco o al menos enjuagar la boca para que los efectos perjudiciales puedan ser minimizados.

Las bebidas deportivas, así también se cargan con el azúcar para proporcionar un impulso inmediato de la energía. Algunas personas lo sustiyen por agua y creen que son mejores para la hidratación, sin embargo todo es sólo publicidad. Elija una bebida que sea baja en azúcar y tenga un poco de agua al lado.

4. Los alimentos cítricos

Estos no son estrictamente los alimentos que deben evitarse; sin embargo, bajo ciertas situaciones pueden empeorar la fuerza de los dientes. Los limones, tomates, e incluso naranjas tienen un alto contenido de ácido cítrico que puede desgastar el esmalte de los dientes. Como ingrediente en varios artículos de comida no hay absolutamente ningún riesgo para los dientes, sin embargo, hay algunas personas que tienen el hábito de chupar limones o comer una gran cantidad de salsa de tomate con pasta que puede ser perjudicial para los dientes.

Las personas que sufren de sensibilidad, o tienen trastornos de desarrollo hacen su esmalte inherentemente más débil y debe tener cuidado de no tomar demasiados de estos cítricos que contienen los alimentos.

5. El alcohol

El alcohol es un agente deshidratante y por lo tanto reduce el flujo de saliva en la boca. Esto permite que las bacterias puedan liberar sus enzimas y se adhieran a los dientes con más eficiencia de lo normal. Además, el exceso de consumo de alcohol se asocia con malos hábitos de higiene oral y los cambios de comportamiento que contribuyen más a la aparición de caries. Ciertos medicamentos también tienen un efecto deshidratante sobre el cuerpo.

A las personas con menos flujo salival se les aconseja el uso de chicles libres de azúcar o sustitutos salivales artificiales para que su cavidad oral se mantenga hidratado.

Conclusión

El aumento en la cantidad de alimentos envasados ​​y procesados ​​está directamente relacionado con aumento de la incidencia de la caries dental. Sólo un poco de sentido común y la elección de alimentos inteligentes puede ayudar a disminuir los problemas dentales en una cantidad significativa.

Deja un comentario