Los cambios de voz y otras complicaciones de la amigdalectomía

La amigdalectomía es un procedimiento quirúrgico común, que consiste en la extirpación de las amígdalas. Las amígdalas son un par de glándulas blandas que se encuentran en la parte posterior de la garganta. Estas glándulas pueden aumentar de tamaño, infectadose y doloroso, pero esto por lo general se alivia con el tratamiento médico. En algunos individuos, especialmente los niños, pueden llegar a ser la amigdalitis recurrente y no responder al tratamiento médico. Otros también desarrollan un problema crónico con la ingestión o inhalación debido a que las amígdalas se encuentran en la parte de la garganta donde el aire y el alimento pasan. En estos casos, puede ser necesaria una amigdalectomía.

Los cambios de voz y otras complicaciones de la amigdalectomía

Los cambios de voz y otras complicaciones de la amigdalectomía

La amigdalectomía es un procedimiento corto que se puede hacer de forma ambulatoria. Los niños pueden requerir anestesia general, mientras que los adultos pueden tolerar el procedimiento bajo anestesia local. La complicación postoperatoria más común de este procedimiento es el dolor o dolor de garganta, que puede durar unos pocos días. También puede ser difícil de comer y beber, lo que puede dar lugar a la deshidratación si el niño se niega a tomar cualquier cosa. Pequeñas cantidades de sangrado, dolor de oído y el mal aliento también son comunes.

Otra complicación post-operatoria de una amigdalectomía es el cambio de voz. Esto es a menudo temporal, dura varios días.

¿Qué provoca un cambio de voz después de la amigdalectomía?

Los padres a menudo observan que sus hijos desarrollan una voz más alta después de la eliminación de las amígdalas. Esto se debe a que el dolor hace que los músculos del paladar blando en la parte posterior de la garganta se contraen. Esto reduce al mínimo el dolor, pero también afectan a la calidad de voz. A medida que los tejidos sanan, los músculos de la garganta vuelven a su estado normal y la voz vuelva a ser normal. Esto puede tardar varios días o unas pocas semanas.

En raras ocasiones, el habla hipernasal persiste, especialmente si la adenoidectomía se realiza también. Este es un procedimiento que a menudo acompaña a la amigdalectomía y elimina las adenoides, o glándulas situadas en el techo de la boca.

Si esta condición persiste durante más de cuatro semanas, la consulta médica se debe hacer. La terapia del habla puede ayudar, pero a veces la cirugía puede ser necesaria para corregir el defecto en el paladar blando.

Cuidado del hogar y tratamiento

Para aliviar el dolor de garganta y el cambio de la voz después de la amigdalectomía, a los pacientes se les aconseja beber líquidos en abundancia, alimentos blandos como gelatina, natillas, flanes y helados. Los pacientes deben evitar el consumo de jugos ácidos o comer alimentos gruesos como papas fritas, galletas o fruta fresca. Los alimentos calientes y picantes también causan irritación de garganta y dolor.

Hay que llamar a un médico cuando se observa un aumento repentino en el sangrado de la nariz o la garganta. Fiebre alta que persiste, incluso con adecuada hidratación y analgésicos orales, puede ser un signo de infección y debe ser tratadao adecuadamente. Otros signos y síntomas que pueden necesitar atención médica incluyen dolor agudo en la garganta y dolores de cabeza persistentes que no se alivia con analgésicos, dificultad para respirar, náuseas y vómitos, diarrea, erupciones, y el mal aliento con fiebre.

Deja un comentario