Los gruñidos intestinales se puede detener con cambios en el estilo de vida

¿Su estómago está emitiendo sonidos? Generalmente no es nada de qué preocuparse. Sin embargo, si estos gruñidos se hacen más fuertes, más frecuentes y dolorosos, es posible que tenga un problema subyacente. Estas son algunas de las razones de los gruñidos de estómago (intestino grueso) y cómo prevenirlos. La corrección de la enfermedad subyacente le ayudará a poner fin a estos gruñidos del estómago.

Los gruñidos intestinales se puede detener con cambios en el estilo de vida

Los gruñidos intestinales se puede detener con cambios en el estilo de vida

Los intervalos de tiempo entre comidas

El rugir del estómago mientras se hace la digestión de los alimentos es un fenómeno natural. Sin embargo, con el estómago vacío también puede gruñir. Después de dos horas de vaciado de sí mismo, el estómago comienza a producir hormonas. Estas sustancias estimulan los nervios locales que envían señales al cerebro. Como resultado, el cerebro envía señales a los músculos digestivos para reiniciar el proceso de contracción y relajación (peristaltismo) que lleva el alimento a lo largo del canal alimentario. Estas vibraciones del estómago vacío producen gruñidos que a veces son audibles.

Tales vibraciones se producen brevemente después de cada hora, y no existe nada de qué preocuparse. Ellos siguen repitiéndose hasta que vuelva a comer de nuevo. Disminuir el intervalo entre las comidas es la mejor opción de tratamiento. ‘Las pequeñas pero frecuentes comidas’ es la clave para deshacerse de estos gruñidos.

Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE)

ERGE es una condición asociada con el flujo de retorno (reflujo) de estómago y ácidos intestinales en el esófago. La causa de esto es la debilidad del esfínter esofágico inferior (EEI), que controla el movimiento de los contenidos desde el esófago hasta el estómago. Los síntomas incluyen dolor en el pecho, ardor de estómago, ruidos intestinales fuertes, tos seca, náuseas, regurgitación y la deglución obstruida.

La mejora de estilo de vida y hábitos alimenticios pueden ayudar a aliviar los síntomas de ERGE sin ninguna intervención médica. Si los síntomas no se alivian con los cambios de estilo de vida, se recomienda que visite a su médico. Después de un examen adecuado y descartar las otras causas, su médico le prescribirá los medicamentos que le ayudarán a deshacerse de este trastorno. Los medicamentos usados comúnmente incluyen:

  • Inhibidores de la bomba de protones
  • Bloqueadores de los receptores H2
  • Los antiácidos
  • En el peor de los casos, puede ser necesaria la cirugía.

El estreñimiento

El estreñimiento generalmente significa no tener una evacuación intestinal durante tres días consecutivos. Si esto persiste durante muchos meses, la condición se vuelve crónica. Sin embargo, el estreñimiento también puede significar intervalos de tiempo prolongados entre las deposiciones sucesivas, o los reflejos del intestino tensos debido al endurecimiento de las heces. Los síntomas incluyen náuseas, estruendos de estómago y malestar abdominal. Debido a que la comida no está avanzando adecuadamente, el sistema digestivo trata de empujar la comida hacia adelante con lo que produce el sonido del estómago.

El tratamiento depende de la causa. El aumento de la ingesta diaria de alimentos ricos en fibra y líquidos a menudo proporciona alivio. El ejercicio también es muy eficaz. En casos extremos, los médicos pueden prescribir laxantes y ablandadores de heces, pero éstas deben ser tomadas de forma temporal.

Enfermedades del Intestino Irritable (EII)

EII es una inflamación crónica de la totalidad o alguna parte del tracto digestivo. EII incluye colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Si no se trata rápidamente, puede dar lugar a complicaciones que amenazan la vida. Las causas de la EII son todavía relativamente desconocido. Los síntomas dependen de su gravedad. La diarrea, calambres abdominales, ruidos intestinales fuertes, gruñidos, fiebre, fatiga y la pérdida de peso es lo más común.

Si experimenta estos síntomas, debe visitar a su médico tan pronto como sea posible. El tratamiento generalmente incluye medicamentos tales como antibióticos, anti-inflamatorios, inmunológicos y supresores. La cirugía puede ser necesaria si la situación empeora. Los ruidos intestinales se desvanecerán tan pronto como la inflamación se resuelve.

Calambres y gases

La acumulación de gas es el resultado de las bacterias intestinales cuando descomponen los alimentos. Si este gas no es expulsado naturalmente, conduce a calambres o dolores por gases. Si la situación empeora, sudoración, náuseas, hinchazón y fiebre incluso pueden ser experimentados.

Cambiar la dieta, el ejercicio, reducir el estrés, etc, son algunos de los tratamientos básicos para el alivio. Si se observan otros síntomas más preocupantes, visite a su médico.

La obstrucción intestinal

La obstrucción intestinal es un bloqueo parcial o completo del intestino delgado o grueso (colon). Esta obstrucción restringe el movimiento de alimentos y líquidos digerido lo largo del tracto digestivo. Las áreas afectadas posteriormente intestinales pueden obtener necrosado (morir) si la condición no es tratada. Las causas pueden ser físicas o relacionadas con la falta de coordinación nerviosa o muscular. Los síntomas incluyen vómitos, pérdida de apetito y gorgoteo abdominal y malestar.

La obstrucción intestinal completa es una condición que amenaza la vida. El tratamiento se da de acuerdo con la gravedad de la condición. Los medicamentos, los enemas de aire, acrobacias y finalmente la cirugía son las opciones.

Otras razones para experimentar gruñidos de estómago incluyen:

  • Problemas del corazón
  • Diarrea
  • Infección
  • Tumor
  • Distensión
  • Flatulencia

Visitar a su médico es una buena idea si usted ha estado experimentando estos sonidos durante más de un mes. El médico descartará peligro la vida y condiciones graves.

Recuerde: Es mejor prevenir que curar.

Deja un comentario