Más sobre el tamaño en el embarazo – Lo que usted necesita saber

¿Es usted una mujer de talla grande que está embarazada o pensando en quedarse embarazada? Usted puede preguntarse cuánto peso debe ganar, y si la dieta durante el embarazo es segura.

Tamaño en el embarazo

Más sobre el tamaño en el embarazo.Lo que usted necesita saber

¿Cuánto peso deben tener las mujeres obesas durante el embarazo?

Si su índice de masa corporal (IMC) es mayor de 25, se considera sobrepeso. Aquellas mujeres con un IMC de más de 30 están etiquetadas como obesas. Las pautas tradicionales sugieren que estos dos grupos deben ganar menos peso en el transcurso de su embarazo que las mujeres que están en un peso saludable.

La mayoría de las mujeres que están en un peso normal obtendrán alrededor de 35 libras (15kilos). Se recomienda a las mujeres con sobrepeso a aumentar entre 15 y 25 libras (6/11 kilos) para el final de sus nueve meses, mientras que los que son obesos deben aumentar entre 11 y 20 libras (5/9 kilos). Los estudios muestran que las mujeres que aumentan más de estas cantidades recomendadas tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar diabetes gestacional durante el embarazo tanto como la mitad de esas madres embarazadas, que gana más de lo que se aconseja, tendrá la diabetes del embarazo.

¿Qué pasa si ganan menos, o en realidad pierden peso durante su embarazo? Esto no se recomienda tradicionalmente, pero nuevos estudios sugieren que esto es seguro.

Los hábitos alimentarios y de ejercicio durante el embarazo

Las mujeres obesas tienen no más de una excusa para consumir alimentos poco saludables que cualquier otra mujer embarazada, y se beneficiarán aún más de seguir una dieta saludable. Una dieta saludable que no exceda de la cantidad diaria recomendada de calorías, pero la calidad de las calorías consumidas es aún más importante que la cantidad.

Las frutas frescas y verduras, granos enteros, pescado y productos lácteos son todos grandes. Hacer ejercicio con regularidad también es muy importante. Iniciar un nuevo régimen de ejercicios vigoroso,s mientras que usted está esperando no es una buena idea. Correr, trotar, aeróbicos de alto impacto y ejercicios similares que son muy completos, se desaconsejan durante el embarazo de todos modos. La natación, el yoga prenatal, y caminar son tres opciones de ejercicios prenatales totalmente seguros y una maravillosa idea para las mujeres obesas, y cualquier otra persona.

Diabetes gestacional

La obesidad y la prediabetes aumentan sus probabilidades de tener diabetes gestacional durante el embarazo. Si usted siente que está en peligro, consulte a su médico tan pronto como se dé cuenta que está embarazada, es la mejor estrategia para evitar la diabetes gestacional. Encontrar la manera de controlar su dieta y los niveles de azúcar en la sangre antes de desarrollar diabetes gestacional.

Hacer dieta durante el embarazo, ¿qué dice la investigación más reciente?

El consejo tradicional para las mujeres embarazadas que tienen serios problemas de sobrepeso es que la dieta con un bebé “a bordo” no es una buena idea. Esa actitud está cambiando rápidamente, sin embargo. Un estudio reciente ha encontrado que las mujeres obesas que mantuvieron su peso antes del embarazo y las que perdieron peso durante el embarazo tuvieron menos complicaciones que las que ganaron peso, sin dejar de estar en una dieta. Las mujeres que perdieron peso o mantuvieron el mismo peso, comieron una dieta saludable que satisfacía sus necesidades nutricionales y no implicara una cantidad excesiva de calorías.

Además, estas mujeres también caminaron durante al menos 20 minutos después de cada comida. Los investigadores vieron que estas mujeres dieron a luz a bebés con peso normal, y que sufrieron menos complicaciones en el embarazo. Este estudio, y algunos otros con conclusiones similares, están haciendo a la comunidad médica pensar dos veces antes la vieja idea de que la pérdida de peso durante el embarazo es definitivamente poco saludable para la madre y el bebé.

Los investigadores hacen hincapié en la importancia del ejercicio. Si su programa regular y saludable de ejercicios prenatales se deshace de su exceso de grasa, usted no está poniendo en riesgo su salud y está en contra de reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes gestacional, con todos los riesgos que ello trae consigo. Si usted es obesa y esta embarazada, ¿qué debe hacer? A pesar de las investigaciones más recientes, todavía hay una buena probabilidad de que su ginecólogo le advierta contra la pérdida de peso durante el embarazo. La comunidad médica puede tomar un tiempo para ponerse al día.

Siempre se puede buscar una segunda opinión, o decidir lo que es más saludable para usted por sí misma. Recuerde que el ejercicio debe desempeñar un papel importante en un programa de mantenimiento de peso durante el embarazo, y que nunca se debe ir en una dieta de hambre, especialmente durante el embarazo. El truco está en evitar las grasas trans y los alimentos altamente procesados ​​y comer una dieta saludable que realmente no es excesiva en calorías.

Deja un comentario