Metformina, medicina para la diabetes, reduce el riesgo de enfermedades del corazón

Un análisis de numerosos estudios han demostrado que el medicamento prescrito con mayor frecuencia para la diabetes es la metformina, que reduce el riesgo de los pacientes de mortalidad por enfermedades del corazón en un 30-40% en comparación con su competidor más cercano medicinalmente hablando, las sulfonilureas.

Metformina, medicina para la diabetes, reduce el riesgo de enfermedades del corazón

Metformina, medicina para la diabetes, reduce el riesgo de enfermedades del corazón

La diabetes ha sido diagnosticada en más de 400 millones de personas en todo el mundo y este número se piensa que es casi el doble debido a los pacientes no diagnosticados. La dieta y el ejercicio se ha demostrado que funcionan para el control de los niveles de glucosa hasta el punto donde se curan los pacientes, pero la mayoría de los pacientes finalmente necesitan medicación.

La diabetes puede conducir a complicaciones fatales si no se controla adecuadamente. Los problemas más comunes tienden a estar involucrados en las enfermedades cardiovasculares, que incluyen ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Otras complicaciones de la diabetes también pueden incluir la insuficiencia renal, la ceguera y la amputación de miembros.

Un análisis de 204 estudios fue publicado recientemente donde los investigadores observaron que los medicamentos para la diabetes ayudaban a reducir el riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares debido a la diabetes, y si un tipo de medicamento era mejor que otro en esta función.

El estudio

Muchos de los nuevos medicamentos para la diabetes se han introducido en el mercado en los últimos años, por lo que era importante realizar esta revisión, ya que proporcionaría una actualización de los estudios previos que se realizaron comparando medicamentos para la diabetes.

Los participantes en los estudios eran de todas partes del mundo y eran por lo general las personas con sobrepeso que tenían niveles de glucosa no controlados. Los ancianos y las personas con problemas de salud significativos fueron excluidos de los estudios.

Los factores que se examinaron en estos estudios incluyen no sólo las enfermedades cardiovasculares, sino también otros efectos de la medicación como el control de la glucosa y los efectos secundarios como aumento de peso, problemas gastrointestinales y los niveles de glucosa bajos. Los investigadores también informaron sobre cómo los medicamentos para la diabetes trabajaron por su cuenta, como monoterapia y en combinación con otros. La insulina inyectable solamente se comparó si se había utilizado como terapia en combinación con otros medicamentos orales.

Los resultados de la revisión fueron los siguientes:

  • Los inhibidores de la DPP-4, que se introdujeron alrededor de 2011, se encontró que eran menos eficaces en la reducción de los niveles de glucosa en sangre en comparación con los fármacos más antiguos como la metformina y las sulfonilureas.
  • Se encontró una muy nueva clase de medicamentos para la diabetes conocidos como los inhibidores del SGLT2, que hacen que la glucosa se elimine de la sangre por los riñones, aumentando la incidencia de las infecciones por hongos en el 10% de los pacientes que usan este medicamento.
  • Inhibidores del SGLT2 y los agonistas del receptor de GLP-1 ayudó a los pacientes a perder peso, mientras que las sulfonilureas causaron el aumento de peso y fueron los principales culpables de causar bajos niveles de glucosa en los pacientes.

Al final, se observó que la metformina se comportó mejor que los otros fármacos más antiguos y más recientes que están disponibles para controlar la diabetes con respecto al perfil de efectos secundarios, efecto de la medicina y en la reducción de la tasa de complicaciones. Estos hallazgos se dice que están en línea con las recomendaciones actuales de gestión que la metformina se inició como terapia de primera línea en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Los otros medicamentos mencionados podrían utilizarse en combinación con metformina, como terapias de segunda línea, dependiendo de las circunstancias y preferencias del paciente.

La importancia de esta revisión

Los resultados mencionados anteriormente han demostrado que la metformina aún debe ser utilizada como tratamiento de primera línea en el tratamiento de diabetes. Esto ayuda a las agencias de salud pública para continuar con sus protocolos de gestión actuales. También hará que para la carga financiera de estos organismos y para los pacientes que usan metformina sea todavía un medicamento relativamente barato.

La diabetes tipo 2 y metformina

Definición

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que es causada por el cuerpo al resistir los efectos de la insulina, que es producida por el páncreas y que facilita la glucosa en la sangre para entrar en las células del cuerpo, o el páncreas deja de producir cantidades adecuadas de insulina para mantener un nivel normal de glucosa en el cuerpo.

Factores de riesgo

Existen muchos factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes tipo 2 y que pueden incluir los siguientes temas:

  • Edad – El riesgo de desarrollar esta enfermedad aumenta con la edad, especialmente después de los 45 años. Esto se debe probablemente a que las personas que tienden a hacer menos ejercicio y perder más masa muscular en esta etapa de sus vidas.
  • Raza – El motivo se desconoce, pero ciertas razas, como africanos, asiáticos e hispanos tienden a ser más propensos a desarrollar diabetes tipo 2.
  • Tener un historial familiar de diabetes en familiares de primer grado.
  • El exceso de peso – Mientras mayor es la cantidad de tejido graso que está presente en el cuerpo, mayor será la posibilidad de que las células se vuelvan resistentes a los efectos de la insulina.
  • Distribución del tejido graso – La grasa que se deposita en el abdomen conlleva un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que si se almacena en otras partes del cuerpo.
  • La inactividad física – Un estilo de vida sedentario conduce al aumento de peso que aumenta las probabilidades de desarrollar esta condición.

Complicaciones

La diabetes tipo 2 pueden causar grandes problemas en el cuerpo. Puede afectar negativamente a muchos órganos importantes y vitales, pero el control de los niveles de glucosa puede reducir las posibilidades de complicaciones y prolongar la vida de uno. Estas complicaciones pueden incluir las siguientes:

Enfermedad cardiovascular

  • Enfermedad de la arteria coronaria que puede resultar en experimentar un ataque al corazón.
  • La aterosclerosis (estrechamiento de las arterias), que puede reducir el flujo sanguíneo al cerebro y dar lugar a un accidente cerebrovascular, o a las extremidades y el resultado en amputaciones. También puede resultar de la presión arterial alta que puede resultar en la insuficiencia cardiaca.

Neuropatía / daños en el sistema nervioso

  • Las cantidades excesivas de glucosa en la sangre pueden causar daños a las paredes de las arterias pequeñas (llamados capilares). Esto entonces compromete el flujo de sangre a los nervios, en especial las extremidades. Los síntomas comienzan como sensación de hormigueo, ardor o entumecimiento en las extremidades de los dedos de manos y / o dedos de los pies y puede resultar en la pérdida de sentido de todo sentimiento en estas áreas.
  • El daño al sistema nervioso del tracto digestivo puede causar náuseas, vómitos, estreñimiento o diarrea.
  • También se puede producir la disfunción eréctil.

Nefropatía / daños en el riñón

  • Se puede dañar el sistema de filtrado de los riñones que puede conducir a insuficiencia renal.
  • La enfermedad renal en etapa terminal irreversible También puede ocurrir que necesite diálisis o un trasplante de riñón.

Patología ocular

  • La diabetes puede causar daño a los vasos que suministran sangre a la retina y por lo tanto puede dar lugar a ceguera.
  • Hay un mayor riesgo de desarrollar otros problemas tales como el glaucoma o cataratas.

Problemas de audición

  • Disminución de la audición es más común en personas con diabetes.

Lesiones del pie

  • La diabetes causa disminución del flujo sanguíneo y el daño en los nervios de las extremidades, por lo tanto, el riesgo de complicaciones en los pies se elevan.
  • Las heridas pueden ser sostenidas y no se nota debido a la disminución de la sensibilidad en los pies. Si estas heridas se dejan sin tratar, pueden convertirse en infecciones graves que cicatrizan mal debido a la disminución del flujo sanguíneo.

Condiciones de la piel

La diabetes hace que el sistema inmunológico se pueda debilitar y la piel se vuelva más susceptible a contraer infecciones bacterianas o fúngicas.

Deja un comentario