Pancreatitis Aguda: Lo que usted necesita saber sobre síntomas, causas y tratamiento

El diagnóstico precoz, la evaluación de la gravedad y la gestión inmediata son factores muy importantes que determinan la morbilidad y la mortalidad en los pacientes con pancreatitis aguda. Este artículo discutirá el tratamiento de la pancreatitis aguda en un conjunto clínico.

Pancreatitis Aguda

Pancreatitis Aguda: Lo que usted necesita saber sobre síntomas, causas y tratamiento


La pancreatitis aguda es una inflamación aguda del páncreas que puede variar de leve a potencialmente mortal. Por lo general se asocia con necrosis del páncreas y el tejido circundante, y también puede comprometer otros sistemas del cuerpo, dando lugar a complicaciones sistémicas.

Debido a sus graves complicaciones, la pancreatitis aguda debe diagnosticarse y tratarse lo antes posible. El tratamiento consiste principalmente en medidas de apoyo para prevenir complicaciones.

Pancreatitis aguda: Causas

La inflamación aguda del páncreas es provocada por sus propias enzimas: tripsina, lipasa y la amilasa. Normalmente, estas enzimas se encuentran latentes en el interior del páncreas hasta que son liberados con el fin de ayudar a la digestión de alimentos. En la pancreatitis aguda, estas enzimas se activan prematuramente de alguna manera dentro del páncreas y comienzan “digestión” tejido pancreático.

Las causas más comunes de pancreatitis aguda son el abuso del alcohol, cálculos biliares, traumatismos, infecciones y la hipercalcemia. Todos estos factores de alguna manera se activan las enzimas pancreáticas antes de que aparezcan en libertad, lo que lleva a la inflamación aguda. Esta inflamación se acompaña de necrosis del páncreas y la grasa peri-pancreática.

Reconociendo la pancreatitis aguda: Los síntomas a tener en cuenta

El síntoma característico de la pancreatitis aguda es el dolor abdominal superior. Este dolor es sordo o vaga en la naturaleza y se irradia hacia la espalda. Se acompaña de fiebre, náuseas, vómitos y sudoración sin embargo, el dolor es el principal síntoma que trae la mayoría de los pacientes en el hospital.

Si usted o alguno de sus familiares experimenta estos síntomas de pancreatitis aguda, debe buscar ayuda médica inmediata. La pancreatitis aguda puede conducir a consecuencias peligrosas si no se trata.

Las complicaciones de la pancreatitis aguda puede ser muy peligroso y debe ser tratado inmediatamente. Estos incluyen el síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), shock hipovolémico, coagulación intravascular diseminada (CID), hipocalcemia e insuficiencia orgánica múltiple en última instancia, lo que puede causar la muerte.

El diagnóstico de pancreatitis aguda

El diagnóstico se hace por ver la historia clínica del paciente y la realización de un examen clínico. Los niveles séricos de amilasa y lipasa (enzimas pancreáticas) se utilizan para confirmar el diagnóstico. Sus niveles se elevan en la pancreatitis aguda, ya que se filtran a la sangre de páncreas inflamado. Además, los pacientes pueden someterse a TC y la RM para localizar la enfermedad.

Ciertos puntajes y criterios predicen la gravedad de esta enfermedad. La determinación de la gravedad de la condición del paciente es muy importante en la pancreatitis aguda debido a su gravedad determina las opciones de tratamiento.

Un criterio popular es la puntuación de Ranson, en el que la gravedad se prevé en una escala de 0 a 11 en puntuaciones más bajas significa pancreatitis aguda leve y una puntuación más alta predicen un ataque grave o incluso mortal de pancreatitis. Las formas más leves de pancreatitis aguda generalmente son tratados con éxito con sólo medidas de apoyo, mientras que la pancreatitis aguda severa puede incluso requerir cirugía.

Tratamiento de pancreatitis aguda

El tratamiento de la pancreatitis aguda generalmente comprende el tratamiento de soporte y sintomático, junto con una estrecha vigilancia para evitar complicaciones. El tratamiento específico variará en una base de caso por caso, dependiendo de la causa y la gravedad, pero el protocolo de gestión general esencialmente sigue siendo el mismo.

Restauración de Fluidos

La reposición de líquidos se hace inmediatamente después de la admisión del paciente, manteniendo una línea IV (línea intravenosa). El paciente puede ser dado 250-500 ml de líquido por hora durante las primeras 24 horas. Una temprana hidratación intravenosa agresiva es muy importante porque el paciente está a menudo deshidratados debido a vómitos y sudoración. Más importante aún, los protocolos de rehidratación prevenir el shock hipovolémico, que es una complicación fatal de pancreatitis aguda grave.

NPO y apoyo nutricional

La mayoría de los pacientes con pancreatitis aguda se mantienen NPO (nada por vía oral), es decir que no debe comer nada durante unos días. Esto se recomienda porque la ingesta de alimentos puede estimular la liberación de enzimas pancreáticas aún más.

Por lo tanto, el apoyo nutricional es muy importante en este caso. El médico insertará un tubo de alimentación por la nariz y luego endoscópicamente guiarla hasta el intestino delgado. Esto se conoce como la alimentación naso-entérico. La nutrición parenteral total (TPN) es otro método de alimentación, en el que todos los nutrientes se inyectan directamente en la sangre, evitando la digestión. Este método es cada vez menos popular debido a las posibilidades de infección.

Control del dolor

Esta es la parte más importante de la gestión, porque la mayoría de los pacientes están en dolor agonizante continuo. Terrible dolor es el síntoma más predominante de la pancreatitis aguda, por lo que debe ser gestionada de inmediato con analgésicos fuertes.

Narcóticos opioides parenterales como son los generalmente utilizados para este propósito. Estos medicamentos se administran generalmente por vía intravenosa. Bombas de analgesia controlada por el paciente se utilizan a menudo, especialmente en caso de dolor severo. Ejemplos de analgésicos opioides usados ​​comúnmente en la pancreatitis aguda son meperidina, fentanilo, morfina y la hidromorfona. El fentanilo y meperidina son más comúnmente utilizados hoy día debido a su poco mejor perfil de seguridad.

Todos estos opiáceos son igualmente eficaces en el control del dolor, pero el uso excesivo de alguna de estas drogas pueden causar complicaciones como depresión respiratoria y del SNC. La dosis y la frecuencia de estos analgésicos narcóticos son, por tanto, constantemente monitoreados.

Cuando los síntomas comienzan a mejorar después de que el tratamiento agresivo inicial, la dosis de los opiáceos se estrecha gradualmente y las drogas anti-inflamatorias entonces no esteroideos (AINE) se utilizan para aliviar el dolor.

Antibióticos

Los antibióticos sólo se aconseja si se sospecha de una infección extra-hepática. De lo contrario, no se recomienda el uso de antibióticos. Si los cultivos son negativos y se sospecha que no hay infección, los antibióticos deben interrumpirse.

Tras el tratamiento de soporte y sintomático inicial, una causa específica de la pancreatitis se determina y tratamiento adicional se planea en consecuencia. Las causas más comunes de la pancreatitis aguda son los cálculos biliares y el abuso del alcohol.

CPRE

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica o CPRE es un procedimiento en el cual se utiliza un endoscopio para echar un vistazo a los conductos biliares y los conductos pancreáticos. Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica tiene tanto para fines diagnósticos y terapéuticos. Se realiza para confirmar la presencia de cálculos biliares, y también se puede utilizar para eliminar los cálculos biliares pequeños.

Cirugía

Si la causa de la pancreatitis resulta ser cálculos biliares, se realiza una cirugía para extirpar la vesícula biliar (colecistectomía). Esta cirugía se puede realizar durante su estancia en el hospital. La cirugía también está indicado en los casos graves de infección pancreatitis necrotizante en el que se elimina el restos necróticos (tejido muerto) (necrosectomía).

Otras medidas

Si la causa de la pancreatitis aguda es el abuso del alcohol, se le pide al paciente que evite el alcohol por completo después del tratamiento. El paciente puede recomendar grupos de asesoramiento y apoyo, porque la abstinencia de alcohol es muy importante en estos casos.

En resumen, la pancreatitis aguda es una condición común que puede ser gestionado con éxito en casos de diagnóstico y tratamiento tempranos. Debido a que de hecho puede ser fatal si no se trata, es importante buscar tratamiento médico si nota síntomas.

Deja un comentario