Parar de hacer el estiramiento

Es hora de que deje de hacer estiramientos antes y después de un entrenamiento, ya que pone los músculos en riesgo de quedar apretados, haciendo que se vuelvan débiles y menos sensibles. El uso de métodos que ejercen pre y post entrenamiento alternativo puede hacer el entrenamiento más eficaz.

Parar de hacer el estiramiento

Parar de hacer el estiramiento

El calentamiento antes de embarcarse en un entrenamiento es imprescindible para preparar el cuerpo para el aumento de la demanda de energía. Del mismo modo, la rutina después del entrenamiento, después del ejercicio riguroso, ayuda a enfriar el cuerpo con bastante eficacia. Uno de los errores de rutina pre y post entrenamiento más comunes que la gente hace, es estirar.

El estiramiento hace tiempo se acepta como parte de los regímenes de entrenamiento pre y post, pero ha sido objeto de un amplio debate entre los expertos de la aptitud. Con la creciente evidencia de que el estiramiento hace que los músculos se aprieten arriba, los expertos coinciden en que los riesgos potenciales del estiramiento son muy superiores a sus beneficios.

¿Por que estirar causa tensión muscular?

Estirar los músculos, hace que se acorten. Cuando las fibras musculares se acortan en el tamaño, la tensión dentro de los aumentos del músculo, se vuelven rígidos y firmes. El resultado es una sensación desagradable de forma aguda del dolor muscular y los calambres.

El estiramiento durante el período posterior a la sesión de ejercicios puede causar tensión muscular debido al hecho de que se ejerce una presión adicional sobre los músculos que ya están sobrecargados de trabajo y pueden causar desgarros en los músculos micro. Se manifiesta como dolor muscular, rigidez y dolor.

Un estudio reciente, examinó los cambios que se produjeron en los músculos estirados y extendidos en la misma persona. Se encontró que el estiramiento de un grupo muscular también se extiende a otros músculos a través de mecanismos neuroinhibidores, provocando rigidez muscular en múltiples grupos de músculos.

Otra de la razón de la sensación de opresión es el atrapamiento de los vasos sanguíneos y los nervios que discurren a lo largo de los músculos. La tensión en los vasos sanguíneos y los nervios hace que los músculos esten hipertónicos (apretados).

¿Cómo funciona la tensión muscular y afecta a su cuerpo?

Cuando los músculos se vuelven demasiado tensos y apretados, el rango de movimiento se reduce, lo que hace difícil para las articulaciones y extremidades extenderse por completo. La movilidad limitada hace que sea muy difícil para una persona que se adhieran a su rutina diaria de ejercicios.

Durante los estirados, los músculos tensos en última instancia, se vuelven débiles y menos sensibles, un hecho que se ha establecido a través de la investigación. Los músculos tensos mantendrán su débilidad durante un máximo de 30 minutos después del estiramiento y pueden dificultar el entrenamiento antes de que comience.

El estiramiento de los músculos de los atletas se ha relacionado con la pérdida de energía y una disminución en las funciones musculares. Afecta negativamente a la potencia de las extremidades inferiores y las habilidades de carreras de velocidad y salto vertical. La opresión en el músculo como resultado del estiramiento también aumenta el riesgo de lesión muscular. La inestabilidad de la articulación es otro de los peligros que acompañan al estiramiento.

La necesidad de estirar antes y después de un entrenamiento se debe a una serie de factores, incluyendo la deshidratación muscular, desequilibrios hormonales, opresión en el tejido conectivo, alteraciones electrolíticas, deficiencia de vitamina B12, etc. El estiramiento sólo sirve para empeorar estos problemas, por lo que debe evitarse durante el estiramiento las rutinas pre y post entrenamiento y ser reemplazados por secuencias más eficaces de calentamiento y enfriamiento.

Pre y post entrenamientos eficaces y alternativas al estiramiento

El calentamiento antes y el enfriamiento del cuerpo después del ejercicio, ayuda a hacer su rutina de entrenamiento más eficaz. El estiramiento no es más que una parte aceptada de los regímenes de pre y post-entrenamiento debido al hecho de que hace que los músculos se endurezcan y se vuelvan menos sensibles. La función muscular también disminuye debido al estiramiento.

La conclusión es que el estiramiento puede llegar a ser muy perjudicial para los músculos, por lo que se puede reemplazar con otras rutinas de estiramientos más dinámicas. A continuación vamos a ver una lista de algunos de los ejercicios de pre y post-entrenamiento más eficaces, que sirven como alternativas eficaces a los estiramientos.

Boxer aleatorio

Es uno de los ejercicios de cardio más simples diseñados para el calentamiento y el enfriamiento. Saltar de un pie a otro. Mientras que saltar en un pie, el otro pie se debe colocar en el centro de la distancia, mientras están saltando hacia los lados.

Balanceo de la pierna

Pivotar la pierna es un ejercicio de pre y post entrenamiento, sencillo pero valioso. La rutina es bastante simple: sólo tiene que aferrarse a una superficie estable y oscilar su pierna de lado a lado. El balanceo de la pierna alternativo durante al menos 20 minutos por cada lado ayuda a calentar y enfriar rápidamente.

Balanceo de hombros y brazos

Balancear los hombros y brazos son otra manera eficaz de calentamiento y enfriamiento. Pongase de pie con los brazos a los lados y gire ambos hombros en dirección hacia atrás 10 veces. A continuación, gire el brazo derecho 10 veces hacia atrás y luego hacia adelante. Repetir el procedimiento para el brazo izquierdo también. A continuación, llevar los dos brazos juntos en avances y retrocesos 10 veces cada uno. Este ejercicio ayuda a trabajar todos los músculos, ligamentos y tendones y aumenta el rango de movimiento para un mejor entrenamiento.

Las excavaciones de talón

La excavación del talón es un método simple. Coloque los talones alternativamente delante del otro. El pie delantero siempre debe apuntar hacia arriba. Perforar con cada brazo, mientras realiza la excavación en los talones. La pierna de apoyo debe mantenerse en ángulo ligeramente dobladas.

Tirando de alta rodilla

La rodilla de tracción ayuda a ejercitar los músculos de las extremidades inferiores, para prepararlos para un ejercicio más riguroso antes del entrenamiento real. Tire de cada una de las rodillas hacia el torso, mientras que llega arriba y abajo con sus brazos al mismo tiempo de modo que la rodilla y el codo estén cerca de un núcleo de forma simultánea.

Elevación de la rodilla

Otra forma de trabajar antes y después del ejercicio con las rodillas, es estar de pie recto y llevar cada una de las rodillas alternas a un ángulo recto y tocarla con la mano opuesta. Una ligera flexión de la pierna de apoyo ayuda a mantener el equilibrio.

Estos ejercicios ayudan a calentar las células del cuerpo a la espera de un ejercicio más laborioso, para ayudar a satisfacer las crecientes demandas de energía, aumentando gradualmente el flujo sanguíneo a los músculos. Del mismo modo, después del entrenamiento, ayudan a recuperar los músculos y protegerlos de lesiones y calambres, con lo que toda la rutina de entrenamiento se hace más eficaz.

Deja un comentario