Permanecer feliz mientras que está a dieta

Las dietas funcionan cuando usted permanece en curso y sigue las reglas. Romper unos pocos de hábitos insalubres y probablemente cumplir los objetivo. Con tal rigor, no es de extrañar que muchas personas a dieta también sean gente infeliz.

Permanecer feliz mientras que está a dieta

Permanecer feliz mientras que está a dieta

Ahora, ¿qué pasaría si uno pudiera diseñar su propia dieta, eso los haría felices? Si pudiera elegir por sí mismo lo que debe tener para sus tres comidas en un día, ¿el estrés se minimizará de alguna manera?

Podría ser la ironía de las ironías que de alguna manera las palabras “estrés” y “dieta” se mencionan a menudo en la misma frase. Después de todo, la dieta se supone que hace que una persona se sienta mejor acerca de sí mismos mediante la mejora de su salud y bienestar físico en general. Debido a que las dietas son establecidas por otros e impuestas a usted, podría ser una cuestión de la naturaleza humana tomando el relevo porque la gente por lo general no quiere ser dictado. Se reduce a tener su libertad de elección que se quita.

Hoy en día hay muchos planes de pérdida de peso en el mercado y ha llegado al punto de convertirse en algo confuso para el consumidor. Algunos son fáciles de seguir, mientras que otros son demasiado complicados. Otros requieren que usted mantenga un diario, o contar puntos, o hacer un seguimiento de esto y aquello. Sólo aumenta el estrés.

ME GUSTA LO QUE VEO

Nosotros en El BLog de la Salud, creamos bajo de manda de muchos usuarios un Club donde puedes accerder a multitud de dietas supervisadas por profesionales, donde depende de la necesidad podrás elegir el menú semanal a seguir, desde dietas terapeúticas, dietas pos-operatorios, dietas para aumentar masa muscular, dietas para perder peso… además de muchas otras herramientas para tu salud.

Lo que muchas personas no se dan cuenta desde el principio es que la dieta no es una figura de autoridad que te obliga a “hacer esto o bien lo otro”. En lugar de verlo de esa manera, la gente debe aceptar el hecho de que la dieta es en realidad un cambio en el estilo de vida. Un cambio en el estilo de vida puede llevar algunas definiciones muy amplias con él, pero básicamente es una cuestión de dejar caer algunos viejos hábitos y desarrollar algunos nuevos. Hay que decir que los viejos hábitos que tienen que dejar caer son los malos.

Hay algunos principios básicos en la dieta que la gente necesita para darse cuenta y aceptar. Una vez que lo hacen, la transición se vuelve mucho más suave. Estos son:

  • Comer menos no es la respuesta a perder peso. De hecho, morirse de hambre sólo trastornará el equilibrio del cuerpo y lo hará luchar. Más bien es una cuestión de comer con sensatez.
  • Elimine los alimentos grasos de sus comidas diarias.
  • Las calorías y los carbohidratos no son malas palabras. Sólo se vuelven malas cuando son maltratadas. Por lo tanto tomar en sólo las cantidades adecuadas.
  • No hay tal cosa como una fórmula de dieta mágica, usted todavía necesita para ejercer regularmente .

Incluso si una persona está dispuesta a aceptar un cambio de estilo de vida, la pregunta más importante es si la persona tiene la disciplina de seguir con el plan. Esta misma pregunta podría fácilmente deletrear éxito o fracaso para el que hace la dieta. Recuerde que los viejos hábitos deben ser eliminados y los nuevos adoptados. Es también la naturaleza humana para volver fácilmente a las viejas maneras. Después de todo, viejos hábitos mueren duro.

Así que antes de embarcarse en una dieta, pregúntese que está haciendo por su propio bienestar o simplemente se está uniendo al carro. El viaje que está a punto de embarcarse no debe ser un estresante, especialmente si usted ha tomado el tiempo para entender cuáles son los beneficios. De hecho, la dieta es mucho como viajar. Investiga qué modo de viajar le llevará a su destino con la menor cantidad de estrés. Y una vez que llegue a su destino, disfrutar.

Deja un comentario