¿Por qué envejecemos?

¿Problemas de memoria? ¿Se siente más cansado que de costumbre?¿Arrugas en su cara? No, usted no tiene una enfermedad rara, acaba de entrar en edad. ¿Quieres saber por qué? Conozca algunas de las ideas que los científicos han llegado con para explicar el proceso de envejecimiento.

¿Por qué envejecemos?

Envejecimiento

Envejecimiento: sucede a todo el mundo

Mark Twain dijo que las arrugas deberían simplemente indicar donde las sonrisas han sido. Por desgracia, ya que algunas personas podrían pensar, no lo hacen. Las arrugas, así como en detrimento de la visión, la memoria y de la fuerza física, entre otras habilidades, son algunos de los cambios que notamos a medida que envejecemos.

El envejecimiento es un proceso natural que se produce no sólo en humanos, sino también en otros vertebrados, en las plantas y en los gusanos.

Un proceso de envejecimiento similar, incluso se ha descrito en bacterias. Así que, no te sientas mal por envejecer y seguir leyendo para averiguar por qué y cómo envejecemos.

Lo que la ciencia dice acerca de nosotros haciendo viejo

El proceso de envejecimiento se ha convertido en uno de los principales focos para los investigadores de hoy en día, básicamente porque el envejecimiento se ha identificado como un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

Pero, ¿por qué envejecemos? ¿Cuándo empezamos el envejecimiento? ¿Por qué se desgastan nuestras células? Bueno, incluso los científicos todavía están tratando de resolver esto. Actualmente, existen dos teorías principales que intentan explicar cómo se regula el envejecimiento en el ser humano.

Envejecemos porque nuestros genes lo dicen

La primera teoría afirma que los genes regulan el proceso de envejecimiento. El encendido y apagado de los genes controla nuestro crecimiento y desarrollo. Este sistema de genes controlado permite que nuestras células se convierten en células cerebrales especializadas, las células hepáticas y células de la piel, por ejemplo, en una cierta etapa embrionaria. Más tarde en la vida, sino que también se detiene el crecimiento mediante la supresión de las células óseas y musculares a una edad determinada y permite a otros tipos de células, como las células de la sangre, para mantener en la difusión durante el tiempo que vivimos.
Al igual que nuestro desarrollo se controla, las “teorías programadas”, como se les conoce, dice que nuestra fe es básicamente escrito en nuestros genes, ya que tienen la información que determina cuánto tiempo vamos a vivir.

Estas teorías apoyan la idea de los cambios programados que favorecen el envejecimiento, incluyendo los cambios hormonales y una disminución en la eficacia de nuestro sistema inmune.
Esta perdida de eficacia nos hace más vulnerables en todos los sentidos, a los riesgos biológicos y ambientales, al igual que las enfermedades infecciosas y todo tipo de estrés.

¿Te acuerdas de cuando eras un niño que podría salir a la lluvia con nada más que un suéter ligero y no se enfermaban? Bueno, está comprobado que después de la pubertad, nuestros mecanismos de defensa comienzan a declinar en su respuesta, que es la razón por la que si vas a bailar bajo la lluvia en la edad adulta, lo menos que puedes esperar es despertar al día siguiente con un disparado garganta y dolor de cabeza.

Debido a esto, a medida que envejecen, el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, como las enfermedades neurodegenerativas crónicas y el cáncer, por ejemplo, podría aumentar.

Nuestros genes no determinan cuánto tiempo va a vivir

La “teoría de envejecimiento programado” ha planteado muchas preguntas y hay científicos que creen que nuestro cuerpo no está genéticamente programado para morir. El Dr. Tom Kirkwood, de la Universidad de Newcastle, ha hecho del proceso de envejecimiento de su principal tema de investigación. Él piensa que nuestro cuerpo está programado actualmente para sobrevivir, y no deje de funcionar.

Todo pasa, todo cansa, todo se rompe

El segundo principal teoría que intenta explicar el envejecimiento es la llamada “la teoría del error o dañado”.
La idea básica que apoya esta teoría es que el uso repetido de nuestro cuerpo lo lleva a cabo el paso del tiempo, lo que resulta en pérdida de funcionalidad y la capacidad de reemplazar los tejidos dañados.
Debido a que nuestro cuerpo ya no es capaz de sustituir las células dañadas o muerte nuestros órganos finalmente dejan de funcionar correctamente, lo que nos convierte propenso a sufrir de enfermedades y nos conduce finalmente a la muerte.
Pero aparte de su uso constante, hay otros factores que desencadenan el comienzo del fin.

Los radicales libres, así como daños en el ADN y la incapacidad de nuestro cuerpo para responder y corregir que los daños son algunos de los principales factores que esta teoría considera como causas del envejecimiento.

Estoy seguro de que han oído hablar de los antioxidantes. Ellos se anuncian en casi todo lo que comemos y el uso, incluyendo los productos cosméticos que tratan de retrasar el envejecimiento. Bueno, esto se debe a que el daño oxidativo causado por los radicales libres presentes en el medio ambiente, la comida e incluso en nuestro cuerpo, puede causar graves daños a nuestras células, incluyendo nuestro ADN. La acumulación de radicales libres es más común que ocurra durante la edad adulta, porque a medida que crecemos sistemas de células viejas y naturales a cargo de contrarrestar su efectividad y efectos suelto.

El acortamiento de los telómeros y el envejecimiento

Nuestros cromosomas son básicamente bibliotecas de ADN. Imagínate como un slinkies, donde el cable no está hecha de metal, sino de material de ADN. En los extremos de cada cromosoma hay una región conocida como telómero.

Esta región está ahí para proteger el ADN de perder piezas importantes después se replica el ADN durante la división celular, ya que el sistema de copia no es 100% eficaz, ya que llega a los extremos de los cromosomas.

En consecuencia, los telómeros se hacen más cortos y más corta cada vez que una célula se divide hasta que no haya más región telomérica para proteger el ADN. Las células con telómeros cortos no pueden dividirse más y que entrará en un modo de envejecimiento.

El acortamiento de los telómeros se ha relacionado no sólo con el envejecimiento, sino también para el cáncer. Las células cancerosas pueden tener un mecanismo para evitar que los telómeros de cada vez más cortos y haciéndolos inmortales.

El envejecimiento es un mecanismo complejo, pero los científicos no se rinda en su estudio. ¿La razón? En definitiva, es un proceso interesante de estudiar, sino también, que puede resolver muchas preguntas sobre las enfermedades relacionadas con la edad, el cáncer y quién sabe, incluso la posibilidad de que un día descubriendo el secreto de la eterna juventud.

Deja un comentario