Post-Operatorio de adhesiones son sorprendentemente comunes

By | septiembre 16, 2017

¿Qué son las adherencias? Las adherencias son bandas fibrosas generalmente formadas debido a una lesión durante la cirugía. Estas bandas fibrosas tienden a crear un enlace pegajoso dentro del órgano o entre diferentes órganos. Esto afecta adversamente el funcionamiento normal de los órganos.

Post-Operatorio de adhesiones son sorprendentemente comunes

Post-Operatorio de adhesiones son sorprendentemente comunes

Mecanismo ¿Cómo se forman las adherencias?

El cuerpo humano tiene la capacidad inherente para reparar sus células y tejidos dañados. En caso de cualquier daño o perturbación, estos mecanismos de reparación tienden a curar el tejido dañado mediante la producción de ciertos productos químicos. Estos productos químicos forman un tejido de la cicatriz, que en algunos casos, pueden formar adherencias obstructivas.

Post-operatorio de adhesiones

Las adhesiones que se desarrollan durante o después de una cirugía se denominan «adherencias postoperatorias». Pueden aparecer como hojas de plástico finas o como bandas fibrosas gruesas, dependiendo de la extensión del daño tisular. Las adherencias postoperatorias son particularmente frecuentes después de cirugías abdominales y pélvicas. Más del 90 por ciento de los pacientes desarrollan adhesiones abdominales después de la cirugía abdominal, y el 45 o 55 por ciento de las mujeres desarrollan adhesiones pélvicas después de una cirugía pélvica.

Causas y riesgos del desarrollo de adhesiones

Investigaciones afirman que cualquier tipo de procedimiento quirúrgico podría predisponer a un individuo a desarrollar adherencias o tejido cicatricial. Sin embargo, hay algunas causas, además de la cirugía, que podrían dar lugar a la formación de adherencias también.

Los más comunes son:

  • Infección
  • Radiación
  • Trauma

Ciertos individuos, probablemente debido a alguna causa inherente o subyacente, tienen más probabilidades de desarrollar adherencias en comparación con la población normal.

Éstas incluyen:

  • Diabéticos – personas con diabetes mellitus (tipo 1 ó 2).
  • Pacientes asplénicos – personas sin bazo.
  • VIH / SIDA – pacientes con síndrome de deficiencia autoinmune.
  • Personas operadas – personas que han tenido una cirugía reciente.

No siempre es necesario tener una causa subyacente o un factor de riesgo para desarrollar adherencias. Un paciente joven y sano también puede desarrollar adherencias después de un procedimiento quirúrgico. Sin embargo, el riesgo de desarrollar adherencias aumenta con el número de cirugías que una persona experimenta.

Regiones en las que las adhesiones suelen desarrollarse

No existe una región específica donde se desarrollen adherencias. Sin embargo, hay ciertas regiones donde las adherencias son más propensas a desarrollarse.

Éstas incluyen:

  • Adherencias abdominales – en cualquier parte de la zona abdominal, generalmente después de la cirugía abdominal.
  • Adherencias pélvicas – después de cirugía pélvica.
  • Adhesiones pericárdicas – bandas fibrosas en el pericardio (músculo cardíaco) después de la cirugía cardíaca.
  • Capsulitis adhesiva «hombro congelado» – en la articulación del hombro, restringiendo el movimiento de la articulación.

Tratamiento y Prevención

La mayoría de las veces las adherencias se resuelven espontáneamente. Sin embargo, hay casos en los que la intervención quirúrgica es necesaria, especialmente en el caso de una emergencia.

Esto involucra:

  • Separando quirúrgicamente las adherencias – hace que el órgano afectado recupere el movimiento normal y reduzca los síntomas asociados.
  • Colocación de una barrera en el momento de la cirugía – reduce las posibilidades de recurrencia.

El tratamiento sintomático consiste en reducir el dolor y prevenir complicaciones. Incluye administrar analgésicos y antibióticos.

Posibles Complicaciones

Si no se tratan, las adherencias pueden causar complicaciones graves, tales como:

  • Obstrucción intestinal completa o parcial (adherencias intestinales).
  • Ciclos menstruales irregulares e incapacidad para concebir (adherencias en la cavidad uterina).
  • Cicatrización de las trompas de Falopio, que conduce a trastornos reproductivos e infertilidad (adherencias pélvicas)

A pesar de la disponibilidad de opciones de gestión, para las adhesiones, las estrategias preventivas son mejores que las opciones de tratamiento. Sin embargo, cualquiera que sea la intervención que se use, el pronóstico es bueno en la mayoría de los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

12.020 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>