Preparar su cuerpo para la FIV

Todos los factores que influyen en la probabilidad de tener éxito en la fecundación in vitro pueden ser su edad y la de su pareja, el motivo de la infertilidad, y si usted ha tenido un hijo antes o no, son sólo algunos de ellos.

Preparar su cuerpo para la FIV

Preparar su cuerpo para la FIV

La forma en que se prepara el cuerpo antes de someterse a un tratamiento de FIV es otro factor, y quizás el único que se puede controlar por completo. ¿Qué se puede hacer para preparar su cuerpo para la FIV?

Nutrición

Una nutrición adecuada es importante para todo el mundo que tiene la esperanza de quedarse embarazada, y para las parejas que están esperando a tener un bebé con la ayuda de fecundación in vitro no son diferentes. Si usted tiene alguna deficiencia nutricional, algo que se puede encontrar con un simple análisis de sangre, es ideal que tome medidas varios meses antes de su primer ciclo de FIV.

Muchas vitaminas y minerales tienen un efecto acumulativo en el interior del cuerpo, lo que significa que necesitan tiempo para empezar a trabajar.

El ácido fólico, la vitamina B, es particularmente importante para el proceso de la concepción. El ácido fólico aumenta las posibilidades de quedarse embarazada. El ácido fólico también se ha demostrado que reduce el riesgo de defectos del tubo neural de manera significativa, por lo que es sin duda una necesidad para cualquier persona que tiene la esperanza de tener un bebé. Los suplementos multivitamínicos, por supuesto, no pueden sustituir a una alimentación saludable.

Las parejas que se preparan para la FIV deben tener un cuidado especial con los alimentos chatarra, dietas con alto contenido de azúcares y grasas trans y bajos en vitaminas y minerales, ya que podrian dañar su salud. Con esto, también se reducirán sus posibilidades de éxito en el tratamiento de fertilidad.

Comer muchas frutas y verduras frescas, granos enteros, legumbres y leguminosas, así como carne y los productos lácteos es muy beneficioso.

Ejercicio

Estar en forma, le da ventaja sobre un adicto a la televisión a cualquier persona que este tratando de quedarse embarazada. Mientras se está preparando para su ciclo de FIV, debería continuar con su rutina de ejercicios habitual, siempre y cuando no sea un drogadicto del entrenamiento.

Sin embargo no se recomienda aumentar los niveles de actividad física durante la FIV. Las parejas que estan tratando de quedarse embarazadas por fecundación in vitro también deben abstenerse de otra actividad física, el sexo, comenzando dos días antes del procedimiento de extracción de óvulos. En la mayoría de los casos, se pedirá a las parejas que se mantengan al margen de las relaciones sexuales hasta haber alcanzado el embarazo con éxito.

El alivio del estrés

Algunos estudios sugieren que las tasas de éxito de la FIV bajan con una gran cantidad de estrés. Que puede o no puede ser cierto, pero una cosa esta clara, el estrés es un factor desagradable del que usted deberia prescindir.

No hay duda de que la FIV en sí mismo es sumamente estresante. Tenga cuidado, ya que tratamientos como estos tienen el potencial de causar problemas en la relación, e incluso desencadenar el divorcio en algunas parejas. Para ambos lo ideal sería trabajar en la búsqueda de un método para aliviar el estrés, que funcione de manera personalizada, para hacer frente a la enorme cantidad de estrés al que inevitablemente serán expuestos durante un ciclo de FIV.

Caminar, hacer yoga, álbum de recortes, la escritura, el boxeo, el golf, leer, tejer y hablar con su pareja son algunas de las cosas que funcionan para algunas personas. Una cosa que nunca funciona es pretender que el estrés no está ahí. Si no está seguro de cómo hacer frente a la tensión de la FIV, así como la decepción a la que puede que tenga que hacer frente, si su ciclo de FIV no tiene éxito.

Deja un comentario