¿Qué causa el dolor en el culo?

El dolor anal es un problema frecuente que puede ser causado por diferentes factores, la mayoría de los cuales no son graves. Sin embargo, las terminaciones nerviosas que se encuentra en la región perianal pueden hacer incluso irritaciones leves de dolor y, en casos graves, incapacitantes.

¿Qué causa el dolor en el culo?

¿Qué causa el dolor en el culo?

El dolor y sangrado en el ano son comúnmente de una fisura de la piel, durante la defecación. También puede ser experimentado cuando se limpia la región anal, lo que indica un problema de la piel o infección de hongos. Un dolor constante y progresivo es más grave y puede ser un síntoma de cáncer.

Una dieta alta en fibra y la ingesta de agua adecuada, pueden aliviar las molestias anales a corto plazo, asociados con enfermedades de la piel.

Las causas más comunes de dolor en el culo

Una fisura anal es un pequeño desgarro en la piel, que normalmente se encuentra en el orificio anal, creado cuando las heces grandes y duras estiran el recto. También se puede presentar cuando el músculo que controla la abertura anal, llamado el esfínter anal, no se puede relajar al dejar pasar las heces. Las fisuras provocan un dolor agudo, como un cuchillo en el orificio anal y puede causar sangrado y dolor prolongado de los espasmos musculares.

Las hemorroides, caracterizadas por venas hinchadas que causan que los tejidos sobresalgan de la abertura anal, se producen en el 50% de la población. Por lo general, salen al levantar objetos pesados, el parto y al pasar las heces. Causan molestias leves, pero pueden escalar a una sensación pulsátil o dolor punzante, cuando la sangre de los coágulos o tejido sobresale.

Impactación fecal es también una causa común de dolor anal y es provocada por masas de materia fecal endurecidas, dejado atrás en el recto de estreñimiento crónico. Por otro lado, un absceso anal es causado por infecciones bacterianas y puede ser definido por la presencia de pus en los tejidos anales profundos. Puede causar, dolor constante prolongado, así como fiebre y sudores nocturnos. El taburete y abscesos que bloquean el túnel anal pueden causar la formación de una fístula anal, un canal anormal entre el recto y el ano.

El síndrome del elevador del ano es el espasmo de los músculos que soportan el ano. Causa una prueba de presión en el interior del conducto rectal y se agrava por sentado. Esto ocurre en intervalos regulares, con un episodio que dura aproximadamente veinte minutos.

Otras causas de dolor anal incluyen:

  • Trauma
  • Diarrea
  • Sexo anal
  • Úlcera anal
  • Tumor o cáncer anal
  • Problemas de la piel que causan picazón o ardor
  • Enfermedades rectales de transmisión sexual como la gonorrea, la clamidia, o el herpes
  • Coxidinia o coccigodinia, que se caracteriza por dolor de cóccix
  • Proctalgia fugaz, causada por los espasmos del músculo del esfínter anal
  • Enfermedades inflamatorias del intestino, como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn
  • Hematoma perianal (una acumulación de sangre en el tejido perianal causado por la rotura de una vena)

Cuándo consultar a un médico

La detección temprana de incomodidad anal es esencial en la prevención y el tratamiento de condiciones posteriores. Los remedios caseros incluyen el exceso de medicamentos de venta libre, ablandadores de heces, y los alimentos ricos en fibra. Sentarse en un baño de asiento caliente tres veces al día y masajear los músculos alrededor del ano, también puede aliviar los espasmos.

Se debe buscar consejo médico para el dolor que persiste después de 48 horas de la medicación, así como cualquier molestia que se prolonga durante dos semanas. Las irritaciones de la piel y enfermedades de transmisión sexual pueden ser tratados por la ingestión o aplicación de medicamentos, mientras que las cirugías pueden eliminar los coágulos sanguíneos, abscesos, fístulas, hemorroides y fisuras. La remoción temprana y la quimioterapia pueden eliminar tumores cancerosos.

El tratamiento inmediato debe darse en la ocurrencia de sangrado, que puede ser indicativo de cáncer. Dolor que se extiende fuera del recto y se acompaña de sensación de mareo, fiebre y secreción rectal, también debe ser tratado por un profesional a la vez.

Deja un comentario