¿Qué causa la debilidad en el brazo?

La debilidad muscular y fatiga son los síntomas comunes de los que nos quejamos a menudo. Aunque podemos utilizar “debilidad” para describir una sensación de cansancio que desaparece después de descansar, en realidad estamos hablando más acerca de la fatiga, lo que implica el cansancio relacionado con la falta de energía o fuerza. Estos síntomas no significan necesariamente que usted está enfermo, aunque pueden indicar que tiene un problema de salud que necesita ser evaluado, en el contexto de otros síntomas relacionados.

¿Qué causa la debilidad en el brazo?

¿Qué causa la debilidad en el brazo?

La fatiga muscular en el brazo puede deberse a diversos factores, tales como el exceso de trabajo, el uso excesivo, falta de sueño, la ansiedad, la preocupación, el aburrimiento, o incluso la falta de ejercicio. En general, la fatiga muscular puede ser aliviada con reposo o relajación, después de lo cual la fuerza muscular puede ser recuperada y se reanuda la función muscular normal del brazo.

Por otro lado, si hay verdadera debilidad de los músculos de los brazos, hay una falta de fuerza muscular, que puede no estar totalmente aliviada con el reposo. La progresión gradual de debilidad puede ocurrir en ciertas condiciones, hasta la pérdida total de la función muscular o hasta que se resuelva con el tratamiento. En estos casos, la debilidad del brazo también puede ir acompañada de otros síntomas como debilidad generalizada del cuerpo, dolor, pérdida de apetito y otros, dependiendo de la causa.

Algunas condiciones que pueden causar debilidad en el brazo incluyen:

  • Desequilibrio electrolítico, o niveles bajos de sodio o potasio
  • Problemas de la glándula tiroides ( hipotiroidismo o hiperactiva / hipertiroidismo)
  • Lesión en el brazo, que puede implicar nervios, músculos o lesión ósea puede causa dolor e incapacidad para mover el brazo
  • La artritis, que puede causar dolor, inflamación y reducir los movimientos del brazo
  • La tendinitis o inflamación del tendón
  • La infección en el brazo
  • Fibromialgia, una enfermedad crónica que implica dolor, debilidad y rigidez
  • Miopatía, una enfermedad muscular adquirida, conduce a debilidad muscular progresiva
  • Distrofia muscular, una enfermedad hereditaria que conduce a la degeneración progresiva de los músculos
  • Pinzamiento de nervios / compresión, tales como el síndrome del túnel carpiano
  • La compresión del nervio espinal o radiculopatía
  • Miastenia gravis, una enfermedad del sistema inmunológico que afecta a los músculos voluntarios
  • Esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad que afecta el cerebro y la médula espinal, lo que resulta en la pérdida del control muscular voluntario

Cuándo consultar a un médico

A veces, el uso excesivo de los músculos del brazo puede conducir a la fatiga muscular o lesión muscular. La mejor manera de aliviar esto es dejar de hacer la actividad que causó los síntomas y tomar un descanso. La aplicación de compresas calientes y frías puede aliviar el dolor y la inflamación. Tomar un analgésico de venta libre también puede ayudar a reducir el dolor y mejorar la función muscular del brazo.

La fatiga, falta de energía o cansancio, pueden estar relacionadas con una enfermedad viral, la falta de sueño, exceso de trabajo, o la ansiedad, pueden mejorar con el reposo y tratamiento en el hogar.

Si la debilidad muscular del brazo lentamente empeora o se acompaña de otros síntomas inusuales, lo mejor es visitar a su médico. Puede ser un signo de una enfermedad muscular adquirida, una enfermedad inmune, o un trastorno hereditario que se manifiesta tarde en la vida.

La debilidad muscular súbita del brazo o la pérdida de la función muscular en cualquier parte del cuerpo, pueden indicar serios problemas en el cerebro (por ejemplo, derrame cerebral), la médula espinal (por ejemplo, radiculopatía) un nervio específico en el cuerpo (por ejemplo, el atrapamiento del nervio). Se recomienda la consulta médica inmediata.

Deja un comentario