¿Qué es el lupus eritematoso sistémico?

By | mayo 27, 2019

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad autoinmune crónica que causa inflamación sistémica o generalizada. La enfermedad puede afectar la piel, las articulaciones y los vasos sanguíneos, así como los sistemas de múltiples órganos.
Las causas exactas del lupus eritematoso sistémico (LES) siguen sin estar claras. Sin embargo, los factores genéticos, hormonales y ambientales pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad.

LES es un tipo único de lupus porque causa una inflamación generalizada que puede involucrar múltiples tejidos y sistemas de órganos.

LES también es el tipo más común de lupus, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) dicen que es difícil saber exactamente cuántas personas tienen LES porque sus síntomas son similares a los de otras afecciones de salud.

En este artículo, analizamos los síntomas, las causas y los tratamientos del LES. También explicamos cuando las personas deben ver a un médico.

¿Qué es el lupus eritematoso sistémico?

¿Qué es el lupus eritematoso sistémico?

Los síntomas

Los síntomas del LES pueden aparecer y desaparecer en los brotes. Un brote de lupus se refiere a un período durante el cual la enfermedad produce síntomas de forma activa. Una persona con lupus entra en remisión una vez que sus síntomas desaparecen.

La gravedad de las erupciones de LES puede variar de leve a grave. Las personas también pueden experimentar síntomas que afectan sus riñones, pulmones, corazón o cerebro. El LES puede afectar a casi todos los órganos del cuerpo, por lo que los síntomas pueden variar ampliamente de una persona a otra.

Las personas que tienen LES pueden experimentar una variedad de síntomas, como:

  • Problemas en la piel, incluyendo erupciones y pequeñas manchas rojas.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • Aarticulaciones dolorosas o inflamadas.
  • Pérdida de peso.
  • Sensibilidad al sol.
  • Úlceras en la boca.
  • Anemia o recuento bajo de glóbulos rojos.
  • Leucopenia o recuento bajo de glóbulos blancos.
  • Dolor de pecho.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas de la vista.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas o vómitos.
  • Respiración dificultosa.
  • Perdida de cabello.
  • Edema o hinchazón de las extremidades.

Complicaciones

Entre un tercio y la mitad de las personas que viven con lupus experimentan una inflamación que afecta sus riñones, lo que resulta en una afección llamada nefritis por lupus. Sin tratamiento, la nefritis lúpica puede progresar a una enfermedad renal en etapa terminal, que es una afección potencialmente mortal.

La nefritis por lupus causa los siguientes síntomas:

  • Articulaciones dolorosas o inflamadas.
  • Dolor muscular.
  • Fiebre.
  • Una erupción en forma de mariposa en la cara.

El LES puede afectar el corazón, lo que provoca la inflamación del tejido alrededor de este órgano y válvulas cardíacas anormales, entre otros problemas. La aterosclerosis , una forma de enfermedad cardíaca , es más común entre las personas con LES que entre las personas que no tienen esta afección.

El LES puede dañar el sistema nervioso y contribuir a las siguientes condiciones:

  • Debilidad en las extremidades.
  • Cambios en las sensaciones.
  • Dificultad para procesar los pensamientos.
  • Convulsiones.
  • Infartos.

Causas

La causa exacta de LES sigue siendo desconocida. Sin embargo, las variaciones o mutaciones en genes específicos pueden aumentar el riesgo de una persona de desarrollar LES.

Las mutaciones genéticas que los investigadores han asociado con el LES a menudo involucran genes que regulan la función inmune del cuerpo, que se denominan genes del complejo principal de histocompatibilidad (MHC).

Sin embargo, no todas las personas con una variación del gen LES desarrollarán la afección.

Varios otros factores pueden aumentar el riesgo de que alguien desarrolle LES. Según el Colegio de Reumatología, las mujeres tienen 10 veces más probabilidades de desarrollar lupus que los hombres.

Otros factores que pueden contribuir al LES incluyen:

  • Hormonas sexuales.
  • Exposición a sustancias químicas tóxicas, luz solar o ciertos medicamentos.
  • Infecciones virales.
  • Dieta.
  • Estrés.

Tratamientos

Actualmente, no hay cura para el LES. Los tratamientos se centran en reducir los síntomas (o inducir la remisión) y prevenir complicaciones graves, como la enfermedad renal terminal.

Medicación

Según los síntomas y los órganos afectados, una persona con LES puede recibir uno o más de los siguientes tipos de medicamentos:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), que incluyen aspirina.
  • Antimetabolitos, como el metotrexato.
  • Antimaláricos, incluida la cloroquina.
  • Corticosteroides, por ejemplo, prednisona en cremas.
  • Productos biológicos, como belimumab.
  • Medicamentos inmunosupresores, que incluyen azatioprina y ciclosporina.
  • Anticoagulantes, como warfarina.

Estos medicamentos trabajan para reducir la inflamación, la actividad del sistema inmunológico o el daño al cuerpo como resultado del LES.

Los médicos a veces recetan una combinación de diferentes medicamentos para tratar el LES.

Cambios dieteticos

Las personas que tienen LES y nefritis lúpica pueden considerar realizar los siguientes cambios en la dieta para ayudar a controlar sus síntomas:

  • Limitar la ingesta de sodio.
  • Limitar las grasas saturadas y trans.
  • Comprar alimentos frescos tan a menudo como sea posible.
  • Evitar alimentos envasados ​​y comidas preparadas.
  • Comer porciones más pequeñas de proteínas animales.
  • Comer más proteínas de origen vegetal, como nueces y frijoles.
  • Comer alimentos ricos en potasio, incluidos los plátanos, las papas y el pan integral.
  • Comer alimentos bajos en fósforo, como frutas y verduras frescas.

Como las personas con LES tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, es especialmente importante seguir una dieta saludable que reduzca otros factores de riesgo, como la presión arterial alta y la obesidad.

Cuando ver a un doctor

Las personas pueden desear considerar visitar al médico si experimentan síntomas de LES.

Aquellos que ya hayan recibido un diagnóstico de LES deben comunicarse con un médico si notan algún síntoma nuevo o que empeora.

Aprende más sobre aprender a vivir con lupus aquí.

Otros tipos de lupus.

Aunque muchas personas usan los términos LES y lupus de manera intercambiable, existen otros tipos diferentes de lupus con síntomas y causas únicas.

El lupus eritematoso discoide (LED) o lupus cutáneo, solo afecta la piel. Causa una erupción gruesa y escamosa en la cara, el cuello y el cuero cabelludo.

El lupus inducido por medicamentos se refiere al lupus que se desarrolla después de tomar ciertos medicamentos. Por lo general, desaparece después de que una persona deja de tomar el medicamento.

Conclusión

Si bien el lupus eritematoso sistémico es una afección a largo plazo sin cura conocida, el pronóstico es generalmente positivo siempre que una persona reciba el tratamiento adecuado y un seguimiento regular con su equipo de atención médica. La mayoría de las personas que viven con lupus pueden vivir una vida normal .

Los efectos a largo plazo del LES dependen de la gravedad y la frecuencia de las llamaradas. Las personas que experimentan brotes más intensos y frecuentes pueden tener un mayor riesgo de desarrollar más complicaciones.

El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado pueden ayudar a iniciar la remisión, prevenir la progresión de la enfermedad y evitar complicaciones potencialmente mortales.

Muchas mujeres que tienen LES pueden quedar embarazadas y tener bebés sanos siempre que reciban el tratamiento adecuado durante el embarazo.

Dra. Lizbeth
Author: Dra. Lizbeth

Dra. Lizbeth Blair está graduada de medicina, anestesióloga, formado en la Universidad de la Facultad de Medicina de Filipinas. Ella también tiene una licenciatura en Zoología y una Licenciatura en Enfermería. Ella sirvió varios años en un hospital del gobierno como el Oficial de Capacitación del Programa de Residencia en Anestesiología y pasó años en la práctica privada en esta especialidad. Se formó en la investigación de ensayos clínicos en el Centro de Ensayos Clínicos en California. Ella es una investigadora y escritora de contenido con experiencia que le encanta escribir artículos médicos y de salud, reseñas de revistas, libros electrónicos y más.