¿Qué es el Omega-3?

By | noviembre 9, 2018

Los ácidos grasos Omega-3 son considerados ácidos grasos esenciales. Eso significa que son esenciales para la salud humana, pero no pueden ser fabricados por el cuerpo.

Omega-3

¿Qué es el Omega-3?

Por esta razón, los ácidos grasos omega-3 deben obtenerse de los alimentos, sobre todo de pescado y ciertos aceites vegetales. Es importante mantener un equilibrio apropiado de ácidos grasos omega-3 y omega-6, que es otro ácido graso esencial. Es importante contar con estos dos en la dieta, ya que trabajan juntos para promover la salud. También conocido como los ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos omega-3 y omega-6 desempeñan un papel crucial en la función cerebral, el crecimiento y desarrollo normal. Sin embargo, ¿la gente entiende claramente lo que es Omega-3?

¿Qué es el Omega-3?

Hay tres tipos principales de ácidos grasos omega 3 que son ingeridos en los alimentos y utilizados por el cuerpo. Esos son el ácido alfa-linolénico (ALA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). Una vez que éstas se consumen, el cuerpo convierte el ALA en EPA y DHA, los dos tipos de ácidos grasos omega-3 se utilizan más fácilmente por el cuerpo.

Numerosas investigaciones indican que los ácidos grasos omega-3 reducen la inflamación y ayudan a prevenir ciertas enfermedades crónicas. Ayuda a combatir muchas enfermedades, tales como enfermedades del corazón y la artritis. Estos ácidos grasos esenciales están altamente concentrados en el cerebro y parecen ser particularmente importante para la función cognitiva y de comportamiento de humano. De hecho, los bebés que no reciben los ácidos grasos omega-3 suficiente de sus madres durante el embarazo están en riesgo de desarrollar problemas de visión y de los nervios como consecuencia grave.

Como se mencionó anteriormente, es muy importante mantener un equilibrio entre ácidos grasos omega-3 y omega-6 grasos. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir la inflamación y la mayoría de los ácidos grasos omega-6 tienden a promover la inflamación, por lo que un equilibrio inadecuado de estos ácidos grasos esenciales contribuye al desarrollo de la enfermedad, mientras que un equilibrio adecuado ayuda a mantener e incluso mejorar la salud. Una dieta saludable debe consistir aproximadamente de una a cuatro veces más ácidos grasos omega-6 que omega-3.

La dieta típica tiende a contener 11-30 veces más ácidos grasos omega-6 que los ácidos grasos omega-3. Muchos investigadores creen que este desequilibrio es un factor significativo en la tasa creciente de trastornos inflamatorios. Por el contrario, la dieta mediterránea consiste en un equilibrio saludable entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Artículo relacionado >  Los mariscos ricos en omega-3 pueden promover un envejecimiento saludable

Muchos estudios han demostrado que las personas que siguen esta dieta tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón. El hecho es que la dieta mediterránea no incluye la cantidad de carne, que es alta en ácidos grasos omega-6, y hace hincapié en los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3. Estos son los alimentos, incluyendo granos enteros, frutas y verduras frescas, pescado, aceite de oliva, el ajo, así como el consumo moderado de vino. Los estudios sugieren que los ácidos grasos omega-3 pueden ser útiles en el tratamiento de una variedad de condiciones. La evidencia es más fuerte para las enfermedades del corazón y problemas que contribuyen a la enfermedad cardíaca, pero la gama de posibles usos de los ácidos grasos omega-3 incluyen:

El colesterol alto

Aquellos que siguen una dieta de estilo mediterráneo, tienden a tener mayor HDL o niveles de colesterol bueno. Al igual que los que siguen una dieta mediterránea consumen altas cantidades de ácidos grasos omega-3 de pescado graso, también tienden a tener un aumento del colesterol HDL y la disminución de los triglicéridos. Estos son material graso que circula en la sangre. Además, los suplementos de aceite de pescado contienen EPA y DHA se han demostrado útiles para reducir el colesterol LDL o colesterol malo y triglicéridos. Por último, las nueces que son ricas en ALA se ha demostrado que reducir el colesterol total y los triglicéridos en personas con colesterol alto.

Hipertensión

Varios estudios sugieren que las dietas o suplementos ricos en omega-3 los ácidos grasos reducen la presión arterial. Podría bajar la presión arterial de manera significativa, lo cual es una gran mejora en las personas con hipertensión. El pescado alto contenido de mercurio, como el atún, se debe evitar, ya que pueden aumentar la presión arterial.

Las enfermedades del corazón y el Omega-3

Una de las mejores maneras de ayudar a prevenir y tratar las enfermedades del corazón es comer una dieta baja en grasa. Cada paciente debe sustituir los alimentos ricos en grasas saturadas y grasas trans con los que son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, incluyendo los ácidos grasos omega-3.

La evidencia sugiere que la EPA y DHA se encuentran en el aceite de pescado ayuda a reducir los factores de riesgo para enfermedades del corazón. Por supuesto, podríamos decir que le ayudará sin dudas con el colesterol alto y presión arterial alta. También hay fuerte evidencia de que estas sustancias pueden ayudar a prevenir y tratar la aterosclerosis. Se realiza mediante la inhibición del desarrollo de la placa y los coágulos de sangre, cada uno de lo que tiende a obstruir las arterias.

Los estudios de sobrevivientes de ataques cardíacos han encontrado que los suplementos de ácidos grasos omega-3 diarios reducen considerablemente el riesgo de muerte, ataques cardíacos posteriores, y los accidentes cerebrovasculares común. Del mismo modo, las personas que comen una dieta rica en ALA son menos propensos a sufrir un ataque cardíaco fatal y otros problemas.

Artículo relacionado >  Los mejores suplementos deportivos para ponerse en forma

Fuerte evidencia a partir de estudios basados ​​en la población sugiere que la ingesta de ácidos grasos omega-3, ayuda a proteger contra el ictus causado por la acumulación de placa y los coágulos de sangre en las arterias que conducen al cerebro. De hecho, comer al menos dos porciones de pescado por semana puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular hasta en un 50%, pero las personas que consumen más de tres gramos de ácidos grasos omega-3 por día puede tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico, un tipo potencialmente fatal de accidente cerebrovascular en el que una arteria en las fugas del cerebro o rupturas.

Omega-3 para la diabetes

Las personas con diabetes tienden a tener niveles altos de triglicéridos y bajos niveles de HDL, por lo que los ácidos grasos omega-3 de aceite de pescado pueden ayudar a reducir los triglicéridos y aumentar el HDL. Por lo tanto, las personas con diabetes pueden beneficiarse al consumir alimentos o tomar suplementos que contienen DHA y EPA. ALA a partir de aceite de linaza puede no tener el mismo beneficio que el DHA y EPA. Se debe a que algunas personas con diabetes no tienen la capacidad de convertir de manera eficiente ALA a una forma de ácidos grasos omega-3 que el cuerpo puede utilizar fácilmente.

Pérdida de peso

Muchas personas que tienen sobrepeso sufren de diferentes problemas, como el mal control de azúcar en la sangre, diabetes y colesterol alto. Los estudios sugieren que las personas con sobrepeso que siguen un programa de pérdida de peso que incluye ejercicio tienden a lograr un mejor control de sus niveles de azúcar en sangre y colesterol cuando comen pescado rico en ácidos grasos omega-3 como el salmón, la caballa y el arenque,  alimentos básicos en la dieta baja en grasas.

Artritis

La mayoría de los estudios clínicos que investigan el uso de suplementos de ácidos grasos omega-3 para las condiciones inflamatorias de las articulaciones se han centrado casi exclusivamente en la artritis reumatoide.

Varios artículos de revisión de la investigación en esta área llegan a la conclusión de que los suplementos de ácidos grasos omega-3 reducen la sensibilidad en las articulaciones y disminuir la rigidez matinal. También se confirmó que permite una reducción en la cantidad de medicamento necesario para las personas con artritis reumatoide.

Además, los estudios de laboratorio sugieren que las dietas ricas en ácidos grasos omega-3 y baja en ácidos grasos omega-6 pueden beneficiar a las personas con otros trastornos inflamatorios, como la osteoartritis.

Artículo relacionado >  Antidepresivos naturales: ¿los ácidos grasos esenciales Omega-3 juegan un papel en el tratamiento de la depresión?

De hecho, varios estudios de laboratorio de las células que contienen cartílago han encontrado que los ácidos grasos omega-3 reducen la inflamación y reducen la actividad de las enzimas que destruyen el cartílago del paciente.

Osteoporosis

Los estudios sugieren que los ácidos grasos omega-3, tales EPA ayudan a aumentar el calcio en el cuerpo. Los estudios también sugieren que podría aumentar el calcio se deposite en los huesos y mejorar la fortaleza ósea. Además, los estudios también sugieren que las personas que tienen deficiencia de ciertos ácidos grasos esenciales son más propensos a sufrir de pérdida de masa ósea que aquellos con niveles normales de estos ácidos grasos.

En un estudio de mujeres mayores de 65 años con osteoporosis, los suplementos de EPA y GLA dados experimentaron significativamente menos pérdida ósea en tres años de los que recibieron sólo placebo. Muchas de estas mujeres también experimentaron un aumento de la densidad ósea después de este experimento.

Depresión

Las personas que no reciben suficientes ácidos grasos omega-3 o no mantienen un equilibrio saludable de ácidos grasos omega-3 y omega-6 pueden estar en un mayor riesgo de depresión. Los ácidos grasos omega-3 son componentes importantes de las membranas de las células nerviosas cada uno. Ellos ayudan a las células nerviosas se comunican entre sí. Este es un paso esencial en el mantenimiento de una buena salud mental. Se descubrió que los niveles de ácidos grasos omega-3 para ser medible baja y la proporción de omega-6 a los ácidos grasos omega-3 fueron particularmente altas en un estudio de pacientes hospitalizados a causa de la depresión.

En un estudio de personas con depresión, los que comieron una dieta saludable que consistía en pescado graso de dos a tres veces por semana durante 5 años experimentaron una reducción significativa en la depresión y la hostilidad.

El trastorno bipolar y la esquizofrenia

En un estudio con el trastorno bipolar, los que fueron tratados con EPA y DHA en combinación con su humor habitual de medicamentos estabilizadores durante cuatro meses experimentaron menos cambios de humor y recurrencia de depresión o manía que los que recibieron placebo. Por otra parte, una evidencia preliminar sugiere que la gente con esquizofrenia experimentan una mejoría en los síntomas cuando se les da los ácidos grasos omega-3. Sin embargo, un estudio bien diseñado concluyó que los suplementos de EPA no son mejores que el placebo para mejorar los síntomas de la esquizofrenia. Los resultados contradictorios sugieren que se necesitan más investigaciones antes de sacar conclusiones acerca de los beneficios de los ácidos grasos omega-3 para este trastorno. Similares como la diabetes, las personas con esquizofrenia no pueden ser capaces de convertir ALA en EPA y DHA de manera eficiente.

Author: Equipo de redacción

En nuestro Equipo de Redacción empleamos tres equipos de escritores, cada uno dirigido por un líder de equipo experimentado, que se encargan de investigar, redactar, editar y publicar contenido original para los diferentes sitios webs. Cada miembro del equipo está altamente capacitado y con experiencia. De hecho, nuestros escritores han sido reporteros, profesores, redactores de discursos y profesionales de salud, y cada uno de ellos tiene al menos una licenciatura en inglés, medicina, periodismo u otro campo relevante relacionado con la salud. Además contamos con numerosos colaboradores a nivel internacional al que se le asigna un escritor o equipo de escritores que sirven como punto de contacto en nuestras oficinas. Esta accesibilidad y relación de trabajo es importante porque nuestros colaboradores saben que pueden acceder a nuestros escritores cuando tienen preguntas sobre el sitio web y el contenido de cada mes. Además, si necesita hablar con el escritor en su cuenta, siempre puede enviar un correo electrónico, llamar o tener una cita. Para obtener más información sobre nuestro equipo de escritores, como hacerte colaborador y sobre todo nuestro proceso de redacción, contáctenos hoy y programe una consulta.