¿Qué es la insuficiencia venosa crónica?

Los vasos sanguíneos que se ven en las piernas y los pies son parte de la red venosa de los vasos sanguíneos que bombean la sangre al corazón a través de una serie de válvulas, con la ayuda de los músculos de las piernas.

¿Qué es la insuficiencia venosa crónica?

¿Qué es la insuficiencia venosa crónica?

Las válvulas en las paredes de las venas sirven para asegurar un flujo unidireccional de sangre hacia el corazón, mientras que los músculos de las piernas promueven el bombeo de la sangre a la circulación durante la deambulación. En reposo, cuando los músculos no se contraen, la sangre se puede juntar en las piernas y los pies si las válvulas no funcionan correctamente (válvulas incompetentes). Esto conduce a la insuficiencia venosa crónica, un problema en el que hay flujo insuficiente de sangre de las venas de las piernas hacia el corazón. También se llama estasis venoso crónico, porque la sangre tiende a fluir hacia atrás, dando lugar a problemas como las venas varicosas.

Los síntomas de la estasis venosa crónica incluyen:

ME GUSTA LO QUE VEO

  • Hinchazón de los tobillos
  • Comezón
  • Dolor punzante
  • Calambres
  • Dolores en las piernas
  • Fatiga de la pierna
  • Sensación estrecha en las pantorrillas
  • Sensación de pesadez en las piernas
  • Úlceras de la piel que no cicatrizan
  • Dolor al caminar, aliviado con descanso
  • Cambios en el color de la piel, especialmente cerca de los tobillos
  • Proliferación capilar o aumento de vasos sanguíneos pequeños

Causas

La insuficiencia venosa crónica es un problema médico común que afecta a hasta el cinco por ciento de la población. A veces es causada por formación de coágulos de sangre (trombosis venosa profunda) y aumento de la presión arterial dentro de las venas de las piernas. Es más común entre las mujeres, las personas obesas, las embarazadas y los ancianos. Otros factores que aumentan su probabilidad de desarrollar insuficiencia venosa crónica son:

  • Tener una historia familiar de la condición.
  • Lesiones en las piernas, cirugía o antecedentes de coágulos sanguíneos previos
  • Permanecer sentado o de pie largos periodos de tiempo
  • Fumar
  • Falta de ejercicio
  • Hinchazón e inflamación de una vena de la pierna (flebitis)

Tratamiento

Los remedios caseros para reducir los síntomas de la estasis venosa crónica incluyen:

  • Uso de medias de compresión para reducir la hinchazón y el dolor.
  • Obtener más ejercicio, como caminar para aumentar el flujo sanguíneo.
  • Mantener las piernas elevadas por encima del nivel del corazón al acostarse para reducir la hinchazón.
  • Evite permanecer de pie o sentado durante largos períodos de tiempo para reducir la acumulación de líquidos en las piernas.
  • Evitar la posición de piernas cruzadas.

Los tratamientos médicos pueden incluir:

  • Medicamentos como los diuréticos (píldoras de agua) pueden ser recetados cuando usted tiene otras condiciones que pueden estar contribuyendo a la hinchazón (como enfermedad cardíaca o enfermedad renal). Otros medicamentos que mejoran el flujo sanguíneo de sangre a través de las venas pueden ser utilizados además de la terapia de compresión.
  • Escleroterapia, que consiste en inyectar un producto químico en las venas afectadas. Esto provoca que las venas cicatricen y cierren, desviando así el flujo de sangre a través de otras venas.
  • La cirugía, que puede ser recomendada para algunos pacientes incluye:
    • Ligadura y “decapado de venas”, un procedimiento que consiste en atar una vena y quitar las venas dañadas.
    • Reparación quirúrgica de venas.
    • Trasplante de vena, que implica el reemplazo de una vena enferma con una vena sana.
    • Cirugía de perforación endoscópica subfascial, que implica el uso de un tubo pequeño y flexible con una lente de cámara para sujetar y atar las venas dañadas.

Deja un comentario