Que saber sobre el alcohol y el daño cerebral

By | marzo 27, 2020

El alcohol comienza a afectar el cerebro de una persona tan pronto como ingresa al torrente sanguíneo. En una persona sana, el hígado filtra rápidamente el alcohol, ayudando al cuerpo a deshacerse de la droga. Sin embargo, cuando una persona bebe en exceso, el hígado no puede filtrar el alcohol lo suficientemente rápido y esto provoca cambios inmediatos en el cerebro.

Con el tiempo, el consumo excesivo de alcohol puede dañar tanto el cerebro como el hígado, causando daños duraderos.

El consumo excesivo de alcohol puede tener efectos duraderos en los neurotransmisores en el cerebro, disminuyendo su efectividad o incluso imitándolos. El alcohol también destruye las células cerebrales y contrae el tejido cerebral. Algunas personas con antecedentes de consumo excesivo de alcohol desarrollan deficiencias nutricionales que dañan aún más la función cerebral.

Los síntomas precisos del daño cerebral relacionado con el alcohol dependen de la salud general de una persona, cuánto beben y qué tan bien funciona su hígado, entre otros factores.

Que saber sobre el alcohol y el daño cerebral

Que saber sobre el alcohol y el daño cerebral

Efectos a corto plazo

Tan pronto como el alcohol ingresa al torrente sanguíneo, cambia la forma en que funciona el cerebro. El consumo moderado de alcohol puede causar los siguientes efectos temporales:

  • pérdida de inhibición
  • disminución de las habilidades de planificación y organización
  • cambios de humor y concentración
  • dificultad para formar nuevos recuerdos
  • somnolencia
  • estado de ánimo deprimido
  • cambios en los niveles de energía
  • pérdida de memoria
  • falta de criterio
  • control motor reducido, incluyendo reflejos retardados que pueden hacer que conducir sea peligroso.

Las personas con síntomas graves de intoxicación o síntomas que duran muchas horas corren el riesgo de intoxicación por alcohol.

El etanol en el alcohol actúa como un veneno. Cuando el hígado no puede filtrar este veneno lo suficientemente rápido, una persona puede desarrollar signos de intoxicación por alcohol o sobredosis de alcohol. Una sobredosis de alcohol afecta la capacidad del cerebro para mantener las funciones básicas de la vida.

Los síntomas incluyen:

  • vómitos
  • convulsiones
  • frecuencia cardíaca lenta
  • dificultad para mantenerse despierto
  • desmayo
  • baja temperatura corporal
  • bajo reflejo nauseoso, que puede aumentar el riesgo de asfixia si una persona vomita
  • piel fría y húmeda

Una sobredosis de alcohol no tratada puede ser fatal. Las sobredosis severas de alcohol pueden causar daño cerebral permanente incluso si la persona sobrevive.

Cuanto mayor es la concentración de alcohol en la sangre de una persona, mayor es su riesgo de sobredosis de alcohol. El consumo excesivo de bebidas con alto contenido de alcohol tiene más probabilidades de causar intoxicación por alcohol. Las personas que tienen cuerpos más pequeños, beben alcohol con menos frecuencia o tienen antecedentes de enfermedad hepática también son más vulnerables a la intoxicación por alcohol.

Artículo relacionado >  ¿El alcohol causa sangrado?

Efectos a largo plazo

Con el tiempo, el abuso de alcohol puede causar daño cerebral permanente.

Síndrome de Wernicke-Korsakoff

Una forma de daño cerebral relacionado con el alcohol es el síndrome de Korsakoff. El síndrome de Korsakoff a menudo aparece después de un episodio de encefalopatía de Wernicke, que es una disfunción cerebral aguda relacionada con el alcohol.

Las dos condiciones, juntas llamadas síndrome de Wernicke-Korsakoff , ocurren en personas con deficiencia severa de tiamina ( vitamina B-1). El abuso de alcohol hace que sea más difícil para el cuerpo absorber este nutriente, pero otros problemas, como los trastornos alimentarios graves, el cáncer , el SIDA y las afecciones que afectan la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes, también pueden causar el síndrome de Wernicke-Korsakoff.

Algunos síntomas de la encefalopatía de Wernicke incluyen:

  • confusión y desorientación que continúan mucho más allá del período de embriaguez
  • desnutrición que puede causar una pérdida de peso significativa
  • dificultad para mover los ojos o movimientos extraños y espasmódicos
  • mal equilibrio

Después de la encefalopatía de Wernicke, la persona puede desarrollar signos del síndrome de Korsakoff. Este trastorno es un tipo de demencia.

Los síntomas incluyen:

  • problemas de memoria, en particular, dificultades para formar nuevos recuerdos
  • falta de criterio
  • disminución de las habilidades de planificación y organización
  • cambios de humor y personalidad
  • alucinaciones
  • empeoramiento progresivo del deterioro cognitivo que puede afectar todas las áreas de
  • funcionamiento, incluido el habla, la visión y la función intestinal y vesical

Los suplementos vitamínicos y la abstinencia total de alcohol pueden revertir los síntomas del síndrome de Wernicke-Korsakoff dentro de los primeros 2 años después de dejar de beber.

Síndrome de alcoholismo fetal

Los trastornos del espectro alcohólico fetal, que las personas suelen denominar síndrome de alcoholismo fetal, ocurren cuando un bebé en desarrollo se expone al alcohol durante la gestación. El síndrome de alcoholismo fetal afecta muchos aspectos del funcionamiento y puede causar daño cerebral.

Los síntomas varían en severidad, pero pueden incluir:

  • discapacidades intelectuales
  • hiperactividad
  • mala memoria
  • dificultad para concentrarse
  • coordinación débil
  • problemas de visión y audición

Los médicos aún no han establecido un nivel seguro de consumo de alcohol durante el embarazo, por lo que la mejor estrategia para prevenir el síndrome de alcoholismo fetal es abstenerse por completo del alcohol en este momento. Si una mujer embarazada no puede abstenerse, debe tratar de reducir su consumo de alcohol tanto como sea posible.

Artículo relacionado >  Criando a los adolescentes para que se conviertan en bebedores sociales responsables: ¿qué debería enseñar sobre el alcohol?

Heridas en la cabeza

El alcohol es un factor de riesgo de lesiones cerebrales traumáticas (TBI) debido a caídas, accidentes automovilísticos, peleas y otros golpes en la cabeza. Según un análisis de 2010 , el 35-81% de las personas que buscan tratamiento para una LCT están intoxicadas.

A corto plazo, una lesión en la cabeza puede causar confusión y desorientación. También puede provocar una inflamación cerebral peligrosa. Las lesiones graves en la cabeza pueden incluso ser fatales porque afectan la capacidad del cerebro para controlar funciones esenciales, como la respiración y la presión arterial .

Los efectos a largo plazo de las lesiones en la cabeza varían, pero pueden incluir :

  • síntomas similares a la demencia, como dificultades para formar nuevos recuerdos
  • cambios de humor o comportamiento
  • mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson
  • cambios en los patrones de flujo sanguíneo en el cerebro

Efectos psicologicos

El alcohol tiene numerosos efectos psicológicos, que incluyen:

  • cambios de personalidad y humor
  • cambios en el control de impulsos
  • dificultad para concentrarse
  • depresión

Quizás el efecto psicológico más significativo, sin embargo, es la adicción . Con el tiempo, las personas que consumen grandes cantidades de alcohol desarrollan una tolerancia a la droga. También se vuelven dependientes. Esta dependencia significa que sus cerebros anhelan la droga, lo que les hace experimentar abstinencia cuando no beben.

La adicción lleva a una persona a seguir usando alcohol, incluso cuando lo perjudica. Las personas con trastorno grave por consumo de alcohol pueden desarrollar una peligrosa condición de abstinencia llamada delirium tremens (DT). DT comienza con síntomas psicológicos que incluyen:

  • ansiedad
  • insomnio
  • antojos intensos de alcohol
  • paranoia
  • alucinaciones o delirios

Sin tratamiento, la DT puede ser fatal en más de un tercio de las personas a las que afecta. Las personas con DT pueden experimentar convulsiones, cambios peligrosos en la presión arterial y vómitos y diarrea excesivos , lo que puede provocar deficiencias nutricionales.

Efectos fisiológicos

El alcohol hace más que dañar el cerebro. Tanto la intoxicación severa como el abuso a largo plazo pueden dañar prácticamente todos los sistemas del cuerpo. Los efectos fisiológicos del alcohol incluyen:

  • alta presión sanguínea
  • enfermedad del corazón
  • cambios en el ritmo cardíaco
  • daño a los vasos sanguíneos
  • enfermedad del higado
  • insuficiencia renal
  • pancreatitis, que es la inflamación del páncreas
  • un sistema inmune más débil
  • Un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluidos los de esófago, mama, hígado y colon.

¿Cuánto pueden beber las personas de manera segura?

Aunque el alcohol puede causar un daño cerebral significativo, un nuevo cuerpo de investigación sugiere que el consumo moderado de alcohol puede ser beneficioso para el cerebro.

Artículo relacionado >  ¿Cuáles son los efectos (si los hay) del alcohol en el antibiótico azitromicina?

Un estudio que siguió a 9.087 participantes durante 23 años encontró que las personas que no bebían alcohol en la mediana edad tenían más probabilidades de desarrollar demencia. El riesgo de demencia fue más bajo entre los que consumieron 14 o menos unidades de alcohol por semana.

Las Directrices dietéticas de EE. UU. Para 2015-2020 para los estadounidenses recomiendan no más de una bebida por día para las mujeres y no más de dos bebidas por día para los hombres. Las personas que deben evitar el alcohol incluyen aquellas que:

  • se están recuperando del trastorno por consumo de alcohol
  • están tomando drogas que interactúan con el alcohol
  • estan embarazadas
  • tiene ciertas enfermedades del hígado
  • les resulta difícil controlar su consumo

Como el consumo seguro de alcohol varía de persona a persona, y las diferentes fuentes recomiendan diversas ingestas, es importante adoptar un enfoque individualizado. Las personas deben hablar con un profesional de la salud sobre su historial de consumo de alcohol y los factores de riesgo personales para obtener consejos personalizados sobre el consumo seguro de alcohol.

Cómo reducir la ingesta de alcohol

Es posible que las personas con antecedentes de abuso de alcohol no puedan consumir alcohol de manera segura. En estos casos, la mejor estrategia es evitar el alcohol por completo.

Las personas con adicciones graves o un largo historial de abuso de alcohol pueden sufrir síntomas graves de abstinencia al dejar de fumar. Las personas deben hablar con un médico sobre la desintoxicación médica, que puede prevenir problemas graves, como el delirium tremens. Algunas personas encuentran que la rehabilitación hospitalaria o los grupos de apoyo, como Alcohólicos Anónimos, son útiles.

Las personas que desean reducir el consumo de alcohol deben considerar las siguientes estrategias:

  • establecer un límite personal de una bebida al día para mujeres y dos para hombres
  • solo bebe en ciertos momentos u ocasiones, como en fiestas o fines de semana
  • no usar alcohol para lidiar con el estrés emocional o para conciliar el sueño
  • beber bebidas con bajo contenido de alcohol, por ejemplo, reemplazando los licores con vino

Resumen

Los efectos del alcohol en el cerebro varían según la dosis y los factores individuales, como la salud general. En general, cuanto más alcohol bebe una persona, más probabilidades hay de que el alcohol dañe el cerebro, tanto a corto como a largo plazo.

El consumo moderado de alcohol es la mejor estrategia para reducir el riesgo de daño cerebral relacionado con el alcohol. Las personas que beben en exceso, beben hasta el punto de mal juicio o se emborrachan deliberadamente muchas veces al mes tienen un riesgo mucho mayor de daño cerebral relacionado con el alcohol.

Author: Equipo de redacción

En nuestro Equipo de Redacción empleamos tres equipos de escritores, cada uno dirigido por un líder de equipo experimentado, que se encargan de investigar, redactar, editar y publicar contenido original para los diferentes sitios webs. Cada miembro del equipo está altamente capacitado y con experiencia. De hecho, nuestros escritores han sido reporteros, profesores, redactores de discursos y profesionales de salud, y cada uno de ellos tiene al menos una licenciatura en inglés, medicina, periodismo u otro campo relevante relacionado con la salud. Además contamos con numerosos colaboradores a nivel internacional al que se le asigna un escritor o equipo de escritores que sirven como punto de contacto en nuestras oficinas. Esta accesibilidad y relación de trabajo es importante porque nuestros colaboradores saben que pueden acceder a nuestros escritores cuando tienen preguntas sobre el sitio web y el contenido de cada mes. Además, si necesita hablar con el escritor en su cuenta, siempre puede enviar un correo electrónico, llamar o tener una cita. Para obtener más información sobre nuestro equipo de escritores, como hacerte colaborador y sobre todo nuestro proceso de redacción, contáctenos hoy y programe una consulta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *