Que saber sobre una hernia inguinal

By | octubre 22, 2019

Una hernia inguinal ocurre cuando parte del intestino o el tejido graso atraviesa un área debilitada de la pared abdominal a ambos lados del canal inguinal. El canal inguinal es un pasaje que se produce a cada lado de la parte inferior del abdomen y se conecta a los genitales.

Cuando parte del intestino se adhiere a la pared abdominal, crea una protuberancia. En los hombres, esto ocurre con mayor frecuencia cerca del área de la ingle en uno o ambos lados.

Una hernia inguinal puede ser directa o indirecta. Una hernia inguinal directa se forma lentamente con el tiempo debido a una pared abdominal debilitada. Las hernias inguinales directas generalmente solo ocurren en hombres adultos . Esto puede suceder debido al envejecimiento o al exceso de tensión en los músculos abdominales.

Una hernia inguinal indirecta está presente desde el nacimiento debido a un problema con la pared abdominal. Las hernias inguinales indirectas son más comunes en los hombres, pero también pueden ocurrir en las mujeres.

El tratamiento para las hernias inguinales a menudo implica cirugía. Una estimación sugiere que los médicos realizan más de 800,000 cirugías para reparar hernias inguinales, lo que hace que este sea uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes en los Estados Unidos.

En este artículo, discutimos las hernias inguinales, sus síntomas, causas y opciones de tratamiento.

Que saber sobre una hernia inguinal

Que saber sobre una hernia inguinal

Síntomas de hernia inguinal

Los síntomas de una hernia inguinal pueden no aparecer al principio. Uno de los primeros síntomas puede ser la sensación de pesadez o presión sobre la ingle. Otros síntomas pueden ocurrir a medida que la hernia crece.

Algunos de los síntomas de una hernia inguinal pueden incluir:

  • pequeño bulto en uno o ambos lados de la ingle que puede desaparecer al acostarse
  • el escroto puede aparecer agrandado en los hombres
  • presión o pesadez en la ingle
  • debilidad en la ingle
  • dolor, ardor o gorgoteo en el sitio abultado
  • dolor agudo o incomodidad que aumenta al levantar, toser, agacharse o hacer ejercicio

Existe el riesgo de que parte del intestino quede atrapado en la pared abdominal, lo que puede causar una pérdida del flujo sanguíneo a esta sección del intestino.

Esta condición es una hernia encarcelada y generalmente causa dolor intenso, fiebre y un aumento de la frecuencia cardíaca.

Si el suministro de sangre al intestino no se reanuda rápidamente, la parte del intestino que sobresale puede morir. Alguien con una hernia encarcelada requiere atención médica inmediata.

Causas de hernia inguinal

Varios factores de riesgo potenciales pueden hacer que una persona sea más susceptible a tener una hernia inguinal. Una posible causa o factor de riesgo es una debilidad en la pared abdominal. La presión sobre el punto debilitado puede causar la hernia inguinal.

Algunos otros factores de riesgo incluyen:

  • predisposición genética
  • nacimiento prematuro
  • fibrosis quística
  • hernia inguinal previa
  • estreñimiento crónico
  • ser hombre
  • obesidad o sobrepeso
  • tos crónica
  • el embarazo

Diagnóstico de hernia inguinal

Una persona debe ver a su médico si nota que aparece una protuberancia en el área de la ingle, particularmente si es dolorosa. Por lo general, un médico hará preguntas relacionadas con el bulto, que incluyen:

  • ¿Cuánto tiempo ha estado allí?
  • ¿Es doloroso?
  • ¿Ha crecido en tamaño?

El médico probablemente hará un examen físico del área. Sentirán la protuberancia y tendrán una idea de su tamaño. Un médico puede pedirle a la persona que tosa para ver y sentir mejor la protuberancia.

Un médico puede volver a colocar la hernia en su lugar temporalmente presionando suavemente.

En otros casos, un médico puede necesitar confirmar que la protuberancia se debe a una hernia inguinal. Un médico puede usar una ecografía , rayos X o tomografía computarizada del área para descartar otras afecciones y detectar una hernia.

Cirugía de hernia inguinal

La cirugía es la opción principal para reparar una hernia inguinal. En algunos casos, un médico puede no recomendar la cirugía de inmediato si no hay síntomas, y pueden empujar la hernia a su lugar.

De lo contrario, hay dos opciones quirúrgicas:

  • Cirugía abierta: el cirujano crea una gran incisión en el abdomen, empuja el intestino al lugar adecuado y usa puntos de sutura para reforzar la pared abdominal.
  • Cirugía laparoscópica: el cirujano utiliza múltiples incisiones para inyectar gas en la cavidad abdominal. Luego usan un instrumento llamado laparoscopio para examinar el área y mover el intestino a su lugar. Un laparoscopio es un tubo pequeño con una luz y una cámara en un extremo. Luego, un cirujano usará grapas o puntos quirúrgicos para sellar las incisiones.

Un cirujano realizará ambas cirugías en un hospital. Ambos procedimientos requieren anestesia local o general y algo de tiempo de recuperación.

La cirugía laparoscópica generalmente tiene tiempos de recuperación más cortos que la cirugía abierta, aunque la probabilidad de recurrencia es mayor. Una persona debe discutir las opciones quirúrgicas con su médico antes de decidir qué procedimiento seguir.

Alternativas a la cirugía

Aunque las hernias inguinales no se curan solas, no todas las hernias inguinales necesitan tratamiento quirúrgico. En algunos casos, un médico puede masajear la hernia inguinal en su lugar.

Si las personas tienen una hernia encarcelada, lo que significa que está atrapada fuera de la pared abdominal, requerirán cirugía. Las personas también necesitarán cirugía si una hernia crece de tamaño o causa síntomas.

En algunos casos raros, las personas pueden necesitar usar un braguero como una solución a largo plazo. Un truss es un cinturón de soporte acolchado que aplica presión para mantener la hernia en su lugar.

De lo contrario, el tratamiento para las hernias inguinales es una forma de cirugía u otra.

Prevención

Hay algunas medidas que una persona puede tomar para reducir los riesgos de experimentar una hernia inguinal. Algunos métodos preventivos incluyen:

  • evitar levantar objetos pesados
  • mantener un peso saludable
  • evitar fumar
  • comer mucha fibra

Las personas que se han sometido a una cirugía para reparar una hernia inguinal previa deben tener especial cuidado, ya que existe una mayor probabilidad de que desarrollen una hernia nuevamente en el futuro.

Cuando ver a un doctor

Una persona debe ver a su médico por una hernia inguinal si:

  • la protuberancia crece en tamaño
  • tienen dolor agudo
  • tienen una persistente sensación de pesadez
  • el área es sensible al tacto
  • la condición ocurre en un niño o bebé

Conclusión

Las personas con una hernia inguinal tienen una alta probabilidad de recuperación total después de un procedimiento quirúrgico para corregir la afección. Sin embargo, corren un mayor riesgo de desarrollar una hernia nuevamente en el futuro.

Después de la cirugía, las personas deben evitar el ejercicio extenuante y levantar objetos pesados ​​para reducir las posibilidades de que regrese una hernia.

En la mayoría de los casos, los médicos pueden corregir fácilmente las hernias inguinales. Si las personas experimentan dolor intenso, náuseas o fiebre con una hernia, deben buscar atención médica inmediata.

Author: Equipo de redacción

En nuestro Equipo de Redacción empleamos tres equipos de escritores, cada uno dirigido por un líder de equipo experimentado, que se encargan de investigar, redactar, editar y publicar contenido original para los diferentes sitios webs. Cada miembro del equipo está altamente capacitado y con experiencia. De hecho, nuestros escritores han sido reporteros, profesores, redactores de discursos y profesionales de salud, y cada uno de ellos tiene al menos una licenciatura en inglés, medicina, periodismo u otro campo relevante relacionado con la salud. Además contamos con numerosos colaboradores a nivel internacional al que se le asigna un escritor o equipo de escritores que sirven como punto de contacto en nuestras oficinas. Esta accesibilidad y relación de trabajo es importante porque nuestros colaboradores saben que pueden acceder a nuestros escritores cuando tienen preguntas sobre el sitio web y el contenido de cada mes. Además, si necesita hablar con el escritor en su cuenta, siempre puede enviar un correo electrónico, llamar o tener una cita. Para obtener más información sobre nuestro equipo de escritores, como hacerte colaborador y sobre todo nuestro proceso de redacción, contáctenos hoy y programe una consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

11.995 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>