Saltar al contenido
El Blog de la Salud | Suplementos Deportivos

Relaciones: actuación y proyección

Relaciones: actuación y proyección

¿Está usted o su pareja actuando fuera de su yo herido y proyectando en su pareja su propia conducta desamorada? Obtenga más información sobre esto en este artículo.

Relaciones: actuación y proyección
Relaciones: actuación y proyección

“Creo que soy una persona abierta, pero Sara sigue diciéndome lo cerrado que estoy, se enfurece cuando quiere hablar sobre nuestra relación y yo no”.

Martel, de veintitantos años de edad lleva casado con Sara durante 2 años, me había consultado debido a problemas de relación y sentía mucha confusión acerca de su sistema de relaciones.

Debe haber una buena razón para que no quieras hablar de tu relación con Sara.

“Me encantaría hablar con ella, pero siempre quiere hablar de lo que piensa que estoy haciendo mal y de lo que debo hacer diferente, y nunca es una discusión, es una demanda. Siempre conduce a una pelea, que odio”.

“Martel, parece que Sarah está proyectando su falta de apertura hacia ti. Ella se está enojando en lugar de abrirse a aprender por qué no quieres hablar, o por qué haces lo que no le gusta, lo que significa que ella no está abierta. Sarah está en la negación de sí misma y su propia falta de apertura le hace acusar a usted de hacer lo que está haciendo. Esta es la proyección. Ella está actuando fuera de su yo herido por enojarse contigo en lugar de asumir la responsabilidad de sus propios sentimientos, y se está entregando a su herida culpable y atacándote en lugar de mirar dentro, lo cual debe ser una locura para ti “.

“Sí, sí, y no sé qué hacer al respecto”.

“¿Qué estás haciendo? ¿Cómo respondes cuando se enoja contigo por no hablar de tu relación?”

“Normalmente trato de hacer lo que ella quiere porque no quiero que continúe pensando que estoy cerrado, pero siempre es un desastre”.

“Así que ella está tratando de controlarte con su ira, y está tratando de controlar lo que siente por ti y te ve por darse por vencida. Mientras tu intención sea controlarla en vez de cuidarte, estas participando en el sistema de relaciones disfuncionales”.

“Pero cuando trato de alejarme, se pone aún más enojada y me acusa de huir. Siento que tengo que probarle que estoy abierto”.

“Mientras tu intención sea evitar su ira y demostrarle que estás abierto, estás tratando de controlar cómo actúa y cómo se siente por ti, y estás perpetuando el sistema que no te gusta. Mientras se concentra en controlarla, nada cambiará. Si tuvieras un hijo real y alguien lo tratara de esta manera, ¿qué harías?.

“Lo sacaría de la interacción y le haría saber que su actuación no es su culpa”.

“Ya ves, tú sabes exactamente lo que harías con un niño, es lo mismo que tienes que hacer con tu hijo interior”.

“Pero me temo que las cosas empeorarán, que ella se pondrá aún más enojada y que terminaremos en divorcio“.

“Así que estás dispuesto a perderte en vez de arriesgarte a perderla. ¿Está trabajando para traerte paz interior y alegría?”

“No, en absoluto, puedo ver que para cuidarme, tengo que arriesgarme a perderla, ¡esto es muy difícil!”

“Sí. Es un gran cambio en la intención, pero en cualquier relación, siempre necesitamos estar dispuestos a perder a la otra en vez de perdernos. No puedes estar amando a ella cuando no estás siendo amor a ti mismo, que es lo que al final te causa los problemas de relación. Sara siente que no es amada por ti y está siendo desamparada por ti, así como por ella misma, porque tu te resientes de ella siempre y cuando te estás entregando a ella.

“De acuerdo, voy a tratar de cuidar de mí mismo en vez de controlarla”.

Tomó un tiempo, pero Martel encontró que, poco a poco, las cosas comenzaron a mejorar entre él y Sara.