Serotonina : la depresión y los suicidios

La serotonina es una pequeña molécula reguladora en el cerebro, que parece cada vez más a participar en muchos aspectos de nuestro comportamiento. Las personas con algunas alteraciones genéticas del sistema de regulación de la serotonina son más propensas a la depresión y los suicidios.

Serotonina depresión y  suicidios

Serotonina : la depresión y los suicidios

Nuestro cerebro es un sistema muy complejo. Esto hace que el hecho de que los principales aspectos de nuestro comportamiento pueden ser controlados por los cambios en la producción de algunas moléculas pequeñas bastante notable. Pero aquí está: la serotonina neurotransmisor está involucrado en tantos circuitos diferentes de nuestro cerebro que sólo recientemente hemos empezado a obtener la imagen en foco.

La serotonina (5-HT, 5-hydroxytriptophan) es un neurotransmisor monoamina del grupo de las aminas biogénicas. Las neuronas serotoninérgicas que producen este compuesto están involucrados en una amplia gama de procesos fisiológicos y de comportamiento tales como la regulación cardiovascular, la respiración, la termorregulación, el estado de ánimo, los ciclos circadianos, el apetito, la sensibilidad al dolor, el comportamiento sexual, la cognición y el aprendizaje. Ellos juegan parte importante en una serie de trastornos psiquiátricos (trastornos de ansiedad, depresión, esquizofrenia), así como trastornos menos estructuradas de comportamiento relacionados con impulso-(violencia, abuso de sustancias, el control obsesivo, la adicción a los juegos de azar, por déficit de atención trastorno etc.).

Estructura y componentes del sistema serotoninérgico

Sólo hay un pequeño número de células en nuestro sistema nervioso que producen la serotonina. Ellos se encuentran dispersos en la parte posterior del cerebro y del cerebro medio. En gran parte están presentes en varias regiones del cerebro llamada núcleos del rafe. Sólo hay alrededor de 300.000 neuronas productoras de serotonina en el cerebro humano, pero tienen un amplio sistema de conexiones que tiene un enorme número de ramas. Como resultado, sistema serotoninérgico alcanza casi todas las áreas del sistema nervioso central.

Sistema serotoninérgico es uno de los más antiguos y evolutiva parece estar implicado en diversas respuestas inhibitorias todo el sistema nervioso central. Se opone a la mayoría de otros sistemas de regulación del cerebro en términos de producción y de comportamiento sensorial.

La producción de serotonina y la sensibilidad está regulado por múltiples mecanismos celulares

El resultado de la liberación de serotonina por la célula nerviosa depende del tipo de receptor que se une a la célula diana. Se necesita receptor para transmitir la señal de la serotonina a la célula. Dependiendo del tipo de receptor, el resultado de la señalización puede ser muy diferente. Se descubrieron al menos 17 tipos de receptores que responden a la serotonina hasta ahora. Se encuentran en diferentes células y pueden estar involucrados en funciones muy diferentes. Algunos de los más estudiados son los receptores 5-HT 1A-1D, 5-HT 2 y 5-HT 3.

Las porciones de las proteínas y las enzimas están involucradas en el metabolismo y la reutilización de la serotonina y pueden influir en su nivel. Las mutaciones y defectos en los correspondientes genes afectan los niveles de serotonina o la sensibilidad a la serotonina y pueden causar cambios en el comportamiento.

Una proteína específica llamada transportador de serotonina (SERT) es responsable de traer de vuelta la serotonina a la célula que lo lanzó. Esta proteína es el blanco de una serie de drogas psicoactivas (psicoestimulantes y antidepresivos) que ralentiza la actividad de transporte y por lo tanto inhibe la recaptación del neurotransmisor.

La enzima llamada MAO-A (monoaminooxidasa A) convierte la serotonina en moléculas inactivas. La inhibición de esta enzima conduce a la acumulación de la serotonina y tiene un efecto positivo en la liberación de los síntomas causados ​​por la concentración reducida de serotonina.

Cambios en el comportamiento puede ser causado por cambios de los niveles de serotonina

Alteraciones de los genes que codifican las proteínas y los receptores mencionados anteriormente resultan en los cambios de los niveles de serotonina y causan diversos cambios de comportamiento.

Los defectos de los receptores 5-HT1A conducen al aumento de la ansiedad. La disminución del nivel de serotonina generada por la acción de la monoaminooxidasa A se asoció con el comportamiento violento y trastorno de la personalidad antisocial. Nivel de serotonina Aumento en la vida temprana, asociada con una disminución de la actividad de la monoaminooxidasa A, parece estar en correlación con el mayor riesgo de comportamientos violentos y la agresión en la edad adulta.

Las anormalidades en la señalización de serotonina son importantes en el desarrollo de la esquizofrenia (esto es la llamada hipótesis de la serotonina de la esquizofrenia). Las drogas que pueden bloquear los receptores de serotonina 5-HT 2A son eficaces para la esquizofrenia.

Diversos compuestos capaces de unirse a los receptores de serotonina inducen una variedad de respuestas de comportamiento. Muchos fármacos actúan a través del sistema serotoninérgico. Por ejemplo, los receptores 5-HT2A parecen estar involucrados en el mecanismo de LSD, uno de los alucinógenos más fuertes conocidos. La unión con este receptor LSD es un evento inicial que conduce a disminución general en la acción inhibidora del sistema serotoninérgico. Ciertas similitudes entre los efectos del LSD y la experiencia mística hace que algunos autores a especular que el sistema serotoninérgico también participa en nuestra percepción de la experiencia religiosa.

Las conexiones entre la actividad serotoninérgica y la conducta suicida

Los investigadores argumentan que la conducta suicida se puede conectar a otras características, como la impulsividad y la agresión y algunos individuos son más vulnerables debido a factores genéticos subyacentes. Algunos científicos estiman que los factores genéticos juegan un papel en el 30 -. 50% de los suicidios.

Actividad serotoninérgica baja se asocia con depresión y el comportamiento suicida. Hay una serie de factores genéticos que conducen a la disminución del nivel de actividad serotoninérgica en ciertas áreas del cerebro. Contribuyen al desarrollo de diversas psicopatologías.

Correlación entre los intentos de suicidio y disminución del nivel de serotonina en el líquido cefalorraquídeo se informó a los pacientes con grandes depresiones.

Triptófano hidroxilasa es una de las enzimas implicadas en la biosíntesis de la serotonina. Se informó de varias alteraciones genéticas en su gen que se asocia con comportamiento suicida.

Comportamiento agresivo y sexual impulsiva fue bien documentado en ratones que carecen 5-HA gen del receptor 1B que es similar a la versión humana. Una versión humana común de este receptor parece estar asociada con una historia de intentos de suicidio. Los resultados de estos estudios no son concluyentes aunque.

Varios estudios reportan la conexión entre la conducta suicida y el elevado nivel de los receptores 5-HT 2A en la corteza prefrontal.

No tenemos genes para el suicidio, pero algunos genes estamos asociados con predisposición a la depresión y la conducta suicida

No existe un único “gen suicida” en el genoma humano, pero algunas mutaciones genéticas y alteraciones en los genes implicados en la regulación de sistema serotoninérgico sin duda a crear las condiciones para una mayor probabilidad de profundas depresiones y suicidios. El comportamiento suicida, como la mayoría de otros trastornos psicopatológicos, implica una compleja interacción de genes y no se puede explicar por un solo factor. Los estudios proporcionan evidencias claras de que las tendencias suicidas pueden ser heredados por los niños de los padres, y los individuos que son genéticamente propensas tendrían mayor probabilidad de cometer suicidio si se enfrentan a acontecimientos adversos en la vida o sufren de psicopatologías.

Sistema serotoninérgico no parecen tener un control directo de algo crítico pero participa en la gran variedad de respuestas de comportamiento y los modula. Como resultado, sus implicaciones se pueden ver en un número significativo de enfermedades y condiciones tales como la esquizofrenia y la depresión complejos. La complejidad del sistema serotoninérgico presenta un desafío para el desarrollo de los fármacos dirigidos a sus componentes: además de los efectos deseables se observan por lo general varios efectos secundarios asociados con el mismo fármaco.

Deja un comentario